PERDÓN LANÚS

Perdón Lanús. Gracias campeón. No me gusta empezar los textos con oraciones cortas, con tanto punto y seguido, a contramano de mis ideales gramaticales y sintácticos. Nunca me simpatizó y no lo hará ahora. Sin embargo, son los sentimientos los que en estas últimas horas dominan las acciones del cuerpo. Cada una de ellas, sin excepción. Y estas cuatro palabras reflejan con claridad lo que se me vino rápidamente a la cabeza cuando llegué anoche a mi casa, en ese barrio de corazón, después de un día que no voy a olvidar nunca.

Buenos Aires: Los jugadores de Lanús festejan, luego de consagrarse campeón del Torneo de Transición 2016, tras golear a San Lorenzo 4 a 0. Foto: Víctor Carreira/Télam/cf 29/05/2016

En algún momento de los años que pasaron recientemente -no recuerdo bien en qué punto exacto- expulsé una sentencia que me brotó desde las entrañas. “¡Qué año de mierda, nunca más lo vamos a ver campeón! Si no fue ahora, con todas estas oportunidades, nunca, nunca más”, lancé ante la atenta mirada (triste y sorprendida) de mis amigos más cercanos, aquellos que comparten la misma pasión visceral que yo. Ninguno se animó a reprocharme, y por eso creí que acertaba. Pero faltaba a la verdad.

Las frustraciones se acumulaban con el paso de los campeonatos (locales e internacionales) y me había hartado de ver desde el andén cómo se nos iba una y otra vez el tren hacia el paraíso. Y pasaba cada vez más seguido. Ni siquiera nos daba la chance de tirarnos abajo… Teníamos el boleto, pero siempre pasaba algo que nos hacía a un lado. Estaba podrido, indignado, pero acompañaba siempre: de local y de visitante, gracias a esos privilegios que tenemos los periodistas.

El año del Centenario fue un trago amargo durísimo de digerir. Pero todo empezó un poco antes, con ese bombazo agónico que le dio a Bolívar un empate de oro en La Fortaleza y que empezó a sentenciar la suerte de nuestro Granate en la Libertadores. Ni hablar del golpe contra Atlético Mineiro y del papelón en Japón contra un rejunte de desconocidos. Todo de mal en peor. Encima el glorioso plantel de la Sudamericana 2013 se iba desmantelando cada vez más como esos autos chocados que duermen en las veredas de las comisarías de Chingolo y sus alrededores.

alm

Poco se modificó la situación en 2015. Al contrario, se profundizó la herida. Primero con el terrible fallecimiento de Diego Barisone (#PorSiempreBari) y después con los dos o tres momentos puntuales que terminaron de soltar la guillotina. La eliminación contra Defensor Sporting en Montevideo, el gol que nos hizo Pepe una noche amarguísima en Mar del Plata y el baile que nos dio Boca en San Juan por la Copa Argentina. Todos cachetazos que nos hicieron ver de reojo la cantidad de kilómetros recorridos en tan pocos días y de replantearnos si verdaderamente valía la pena.

Para colmo sobre el cierre del año se le daba punto final a la era Barros Schelotto. Adiós a esos mellizos ganadores que nos devolvieron el hambre y las ganas de ganar. Un broche de bronce para un ciclo que -a pesar de las frustraciones enumeradas- fue dorado. Además el cambio de autoridades en la institución, la riesgosa apuesta de Nicolás Russo con un DT para nada identificado con Lanús como Jorge Almirón, de paso irregular por Independiente. En contrapartida, como para compensar un poco tanta pálida, el regreso del segundo jugador más importante de la historia contemporánea del club: José Sand. Y la continuidad del único que está por encima de él en esta escala de valores: Lautaro Acosta.

Se mantuvo una base interesante y se reforzó al plantel con nombres puntuales que -a primera vista- no entusiasmaban mucho. Pero lo fundamental en todo esto, recién me di cuenta cuando ya nos encaminábamos hacia la gran final del torneo, era el grupo humano que se había armado y el libreto que repartió Almirón entre sus muchachos. Así se forjó un equipazo que salió campeón de punta a punta. Sin titubear. Bailando a todos por un sueño. Superados sólo por Racing en el Cilindro. Con la mayor cantidad de goles convertidos y la valla menos vencida. Con un #JS9 en llamas y niveles altísimos de todos. Con nosotros, los hinchas, que fuimos parte de una movilización masiva que nuestros nietos no se cansarán nunca de ver y de disfrutar.

IMG_20160529_174317586

Perdón Lanús. Te lo pido de corazón. Estoy avergonzado y arrepentido. Nunca debí dudar ni bajar los brazos. No es lo que me enseñó mi viejo… Él sí que conoció las malas de verdad: desde ver (sin entender) las lágrimas de mi abuelo luego de la interminable definición perdida por penales contra Platense hasta desfilar por los peores potreros de la Primera C. Tantas veces tuvo que soportar que le preguntaran “¿Che, y de la ‘A’ de qué cuadro sos?”, cuando decía orgulloso que era de Lanús… Hoy está chocho. Es el nene que sale a la vereda con sus juguetes nuevos ante las miradas envidiosas que se esconden detrás de las ventanas vecinas.

Y lo tiene merecido. Bah, todos nosotros. Hasta yo, que acompañé siempre, aunque últimamente con cierto pesimismo. Pero ya nunca más será así, te lo prometo y no me lo volvería a permitir. Gracias campeón por alegrarme la vida.

“NO VAMOS A CAMBIAR”

A pocos días de afrontar la final del torneo contra San Lorenzo en el Monumental, Jorge Almirón aseguró que mantendrá el libreto que llevó a Lanús a este encuentro definitorio. “Hicimos méritos para llegar hasta acá. Es algo histórico para el club y para nosotros. Es un gran partido porque nos enfrentaremos a un rival que levantó mucho”, explicó el DT.

Diapositiva6

La Ciudad de Lanús está alborotada, sus barrios están revolucionados y la gran mayoría de sus habitantes no sabe qué hacer para bajar un poco los decibeles. El motivo, está claro a esta altura, es la gran final del campeonato argentino que el Granate disputará el domingo -en el Monumental- frente a San Lorenzo. El cielo parece cercano, al alcance de esas miles de manos que se agitan, empujadas por un equipo que ya se metió en la historia más rica del club. Y que buscará escribir las últimas líneas de este cuento fantástico con tinta dorada.

El responsable de estas largas noches de insomnio que padecen los hinchas es Jorge Almirón, el hacedor de un conjunto que ganó su zona con comodidad, de punta a punta, y que no aflojó en ningún momento. “Crecimos de a poco. En las primeras fechas no fuimos superiores, pero ganamos. Después evolucionamos y encontramos el juego para mostrar superioridad en muchas de nuestras victorias”, explicó el entrenador de 44 años en diálogo con radio La Red. Y destacó el compromiso de su plantel: “Cuando hubo que defender con un hombre menos durante mucho tiempo lo entendieron. Hicimos méritos para llegar a esta final”.

-¿Cuánto tardaron en entender tu idea?

-Medirlo en tiempo es difícil… Hubo una aceptación ya de entrada, con el correr de los entrenamientos y de los primeros amistosos. Ahí demostraron cierto cambio. Después se dieron los resultados, se soltaron los jugadores y entendieron todo mucho mejor. Aprovechamos las características de cada uno: tenemos volantes dinámicos, laterales que atacan bien y un mediocampista central que está siempre bien posicionado para equilibrar; también tenemos dos centrales fuertes que se paran en la mitad de la cancha y a Sand, importante por los goles que hizo.

Diapositiva4

-¿Hubieses preferido a Godoy Cruz o está bien San Lorenzo?

-No, está bien San Lorenzo porque es un grande y además se juega en el estadio de River, así que nuestra gente tiene más posibilidades de acompañarnos. Sabemos que es algo histórico para el club y para nosotros. Es un gran partido porque nos enfrentaremos a un rival que levantó mucho y que merecía la final. Quería a Godoy Cruz por una cuestión sentimental, pero se dio así.

-¿Este es el mejor equipo que dirigiste?

-Lo que pasa es que los resultados dicen que sí… En Godoy Cruz, más allá de que peleamos el descenso, teníamos un grupo con mucha jerarquía y se jugó bastante bien. En Independiente fue un proceso diferente… Había ascendido con muchos chicos del club y se debía ordenar económicamente, por eso no hubo refuerzos para pelear el torneo. Así y todo hicimos una buena campaña.

-¿Y el trabajo de ahora es el mismo que hacías en Independiente?

-Sí, sí, es muy parecido. Más allá de que la diferencia siempre la marcan los jugadores. Nosotros como entrenadores tenemos una idea y la trabajamos, pero los que la desarrollan son los jugadores. Tenemos un equipo que está bien trabajado y que es serio para hacerlo todos los días, con gente de experiencia. Así las cosas se entienden más rápido. Lanús es un club ordenado y acá no se cuestiona nada, eso te da la posibilidad de mejorar.

Diapositiva2

-A este Lanús no le convierten tanto como a aquel Independiente…

-Lo que pasa es que es un grande que demanda otras cosas, como protagonismo desde el primer partido. Acá tenemos el retroceso de los delanteros, que es importantísimo… Todos trabajan para el equipo y no hizo falta hacer hincapié en eso porque ya lo tenían asimilado. Todos defienden menos Sand, que lo dejamos por la característica de su físico. Cuando no tenemos la pelota, todos se mueven para recuperarla.

-¿Y qué esperás el domingo en el Monumental?

-Y, se puede dar de muchas maneras. Nuestro equipo no va a cambiar más allá de que es una final. Uno tiene que entender cuándo es el momento para arriesgar y cuándo no.

UNA VUELTA EN MOTO

El sponsor principal de la camiseta de Lanús le obsequió al plantel de Almirón dos motos que fueron sorteadas y ganadas por Monetti e Ibáñez. Este último será titular por primera vez en el torneo el domingo, cuando el Granate reciba a Huracán antes de disputar la gran final.

IMG_20160520_120637488_HDR

A la espera de competir en la gran final del domingo 29 por ese premio mayor llamado campeonato argentino, el plantel de Lanús recibe a cada hora halagos y agasajos que acrecientan su confianza. En esta oportunidad, Yamaha -sponsor principal de la camiseta- obsequió dos motos, una al plantel y otra al entrenador Jorge Almirón, quien optó por donársela a sus dirigidos. ¿El motivo? La gran campaña que realizó el equipo del Sur del Gran Buenos Aires. Ambas se sortearon y fueron ganadas por los arqueros, Fernando Monetti y Matías Ibáñez.

“Colaboraron con algo y nosotros somos los afortunados, ja. También prometieron dos cuatriciclos, pero espero que consigamos lo más importante… Lo otro es algo que viene de arriba”, reconoció el Negro, quien será titular por primera vez en el torneo cuando el Granate reciba el domingo a Huracán. Por su parte, el Mono -preservado por el cuerpo técnico para el encuentro definitorio por precaución- expresó: “Son cosas que lo alimentan al grupo en lo anímico para formarlo y para llegar bien a la final”.

El gran presente que atraviesa el equipo a esta altura no sólo se explica a partir del estilo vistoso que le transmitió el DT sino también a través de la unión que reina en el plantel. “Todos los que estamos acá tratamos de empujar el carro para que los que juegan hagan las cosas bien y ganemos, que es lo más importante. Hay que poner a Lanús por sobre cualquier jugador, eso es fundamental”, enfatizó Ibáñez. En tanto que el ex-Gimnasia y Esgrima La Plata agregó: “Se resolverá todo en un partido, así que va a estar todo más parejo. Ojalá ganemos otro premio más, para todo el plantel más que nada”.

QUÉDENSE TRANQUILOS

Pasquini será titular el domingo en La Fortaleza frente a Huracán en el partido despedida de Lanús ante sus hinchas antes de afrontar la final del campeonato. “Me preparo cada día para jugar, así que haré todo lo posible para reemplazar bien a Maxi”, confió Nico con relación a Velázquez, suspendido por su expulsión ante Argentinos.

NICOLÁS PASQUINI 02

Él está siempre preparado, listo para entrar y cumplir cada vez que le llega su chance. Es por eso que en Lanús no se preocupan tanto por la ausencia de Maximiliano Velázquez, el capitán y uno de los máximos referentes de este plantel que tiene por delante el partido frente a Huracán antes de afrontar la final del campeonato. De esta manera, mientras el histórico lateral izquierdo del Granate les prende velas a los santos de su devoción para que le den una sola fecha de suspensión por la roja que vio contra Argentinos, Nicolás Pasquini se mentaliza en sus deberes para sustituirlo de la mejor manera.

“Si me toca estar el domingo, haré todo lo posible para reemplazar bien a Maxi. Ojalá sea así porque me preparo cada día para jugar. Hay que tomarlo con seriedad porque es la última fecha del torneo y hay que ganarla”, consideró Pasqui, de buena labor cuando fue titular en la goleada sobre Unión en Santa Fe y en la victoria clásica de visitante con Banfield. Y analizó al Globo de Parque Patricios, el rival del domingo en La Fortaleza: “Pondrá lo mejor porque ya no está en la Libertadores. Será duro. Al que le toque de nosotros, tiene que mantener la idea de los titulares para sacar un buen resultado”.

A pesar de que Lanús se clasificó con antelación a la gran final del campeonato, todavía no sabe contra qué equipo la jugará ni en qué escenario. Será Godoy Cruz en Córdoba o San Lorenzo en el Monumental. “No sé cuál se acomodaría mejor a nuestro juego, no podría elegir uno. Nosotros hicimos bien las cosas y el resto supo cómo respetarnos. No hubo alguno que nos haya salido a atacar… Por ahí Boca, que es un grande”, explicó el cordobés de 25 años. Y destacó: “Tenemos buena posesión de pelota, delanteros muy picantes y volantes que se manejan bien. Los contrarios saben las virtudes que presentamos”.

MARTÍNEZ CONDUCCIÓN

Al ritmo de Román, Lanús abrochó su pasaje a la final del campeonato argentino con dos fechas de anticipación. El volante abrió el partido con un derechazo y ratificó el gran momento que atraviesa en el equipo de Almirón. “No logramos nada, queremos el campeonato. Quiero ser campeón”, se entusiasmó.

ROMÁN MARTÍNEZ 09

Los principales flashes de las cámaras hoy apuntan a la figura del Pepe Sand, goleador del torneo y motor de este Lanús que ya se aseguró su boleto a la final. Las luces de la Avenida Corrientes también encandilan a Miguel Almirón, quien con su frescura y desequilibrio se ganó la titularidad y el reconocimiento de todos. Y así se puede seguir… La firmeza del caudillo Gómez, el compromiso del Laucha Acosta, el oficio de Iván Marcone, las intervenciones de Fernando Monetti… Hasta llegar, casi por decantación, pero no por eso menos importante, a la conducción de Román Martínez, el cerebro de este Granate que va por la gloria.

“Estoy muy contento, esta felicidad es única. Me pone muy feliz lograr esto porque es un objetivo que nos propusimos en la pretemporada. Ya dejamos a 28 equipos afuera y para nosotros es un lujo, es importantísimo”, manifestó eufórico el experimentado volante creativo, que con un derechazo de primera allanó el camino hacia la victoria frente a Aldosivi. Y agregó: “Todos querían estar en este lugar que ocupamos, pero quedaron atrás y ahora nosotros esperamos a uno. No logramos nada, queremos el campeonato. Quiero ser campeón”. Con este que le convirtió al Tiburón, suma cinco tantos en el actual certamen argentino: le hizo uno al Pincha, dos a Newell’s y el restante a Atlético de Rafaela.

“Podemos estar un poco más tranquilos, más relajados, sin tanta presión que arrastrábamos en estos últimos partidos. Hay que jugar con tranquilidad, pero con seriedad”.

roman martinez 3

Los números de la campaña del club del Sur del Gran Buenos Aires son asombrosos: a falta de dos fechas le sacó nueve puntos de ventaja a su inmediato perseguidor, Estudiantes de La Plata. Y ahora, ya con el pasaje listo para el encuentro definitorio, se plantea la disyuntiva de regular o no las energías para llegar óptimos a la gran final. “Tuvimos una charla en el vestuario con total seriedad… Más allá de que ya estamos en esto que tanto queríamos, y que la ilusión está, quedan dos partidos que tenemos que afrontar de la mejor manera. Por nosotros, por nuestra familia y por la gente que nos viene acompañando”, sentenció Román. El conductor.

“LA FUERZA SE MULTIPLICA”

Marcone entiende que la unión que hay en el plantel de Lanús es clave para sacar adelante partidos bravos como el último frente a Tigre, en el que tuvieron que aguantar la mínima ventaja con un jugador menos durante un tiempo. “El grupo está bien anímicamente y tiene un objetivo claro”, describió Iván, quien ya cumplió su fecha de suspensión y está listo para regresar.

CAMARA 020

Luego de su temprana expulsión en la última victoria clásica sobre Banfield en La Fortaleza, Iván Marcone cumplió su fecha de suspensión y está listo para regresar al equipo. De esta manera, el DT Jorge Almirón recupera a una de las piezas clave de su andamiaje, al equilibrista que le soluciona todos los problemas en la mitad de la cancha. Es que el ex jugador de Arsenal no sólo es voraz para recuperar la pelota sino que además lee a la perfección el juego a uno o dos toques que necesita Lanús cuando el rival lo presiona bien arriba.

“Estoy contento porque ya me entreno a la par del grupo y porque arrancamos la semana con la cabeza puesta en Aldosivi. Estamos tranquilos porque llegamos hasta acá de una manera y trataremos de seguir así hasta la final. Todavía falta y sabemos que tenemos que ganar para estar ahí adentro”, manifestó el volante central de 25 años, que volverá a ocupar su lugar en la alineación titular. Y con respecto a la gran posibilidad que tendrán el domingo de abrochar la clasificación al encuentro definitorio del campeonato, remarcó: “No tenemos ansiedad, estamos tranquilos. Vamos de a poco, después veremos qué pasa el fin de semana”.

“El grupo está muy bien anímicamente, muy unido, y tiene un objetivo claro. Cuando nos echan un jugador, la fuerza se multiplica y lo terminamos sacando adelante”.

La actualidad que atraviesa el Granate en el torneo es tan soñada como sorpresiva. Es que a tan sólo tres fechas para el desenlace, le lleva siete puntos de ventaja a Estudiantes, su inmediato perseguidor. Una realidad que a principios de 2016 era impensada para la mayoría. “Nosotros imaginábamos este presente porque trabajamos mucho, nos preparamos de gran manera y confiamos en el grupo”, explicó Marcone. Y se sinceró: “No pensábamos que a esta altura estaríamos tan cerca, pero bueno… estamos felices y muy ilusionados, tratando de mejorar cada día. Hay que aprovecharlo”.

La nota con Marcone 

EL PATRÓN DE LA ILUSIÓN

Gustavo Gómez no anduvo con vueltas al momento de referirse a la recta final del campeonato. “Quedamos muy cerca del objetivo. El rendimiento de cada uno está alto y eso hace que el equipo ande bien. Ahora tenemos por delante un partido difícil”, consideró el defensor paraguayo.

Diapositiva16

Mientras las fechas pasan y Lanús gana sus partidos, la ilusión de los hinchas va en aumento. También la ansiedad y el nerviosismo, está claro. Y no es para menos, sobre todo al notar que Estudiantes de La Plata empezó a quedarse y ya no está tan firme en su persecución al equipo de Jorge Almirón. El Pincha empató en sus últimas dos presentaciones y eso le da la posibilidad al Granate de cortarse definitivamente en la Zona 2 del torneo. De conseguir una victoria el lunes frente a Tigre, fuera de La Fortaleza, le sacará siete puntos de ventaja cuando quedarán sólo nueve en disputa. Pero primero lo primero.

“Estamos muy bien, trabajando y jugando mejor, así que esperamos seguir por este camino. Quedamos muy cerca del objetivo, que es jugar la final. Tenemos por delante un partido difícil, pero trataremos de hacer un buen fútbol para ganar”, describió Gustavo Gómez, bastión de la defensa menos vulnerada del campeonato. Y destacó: “Por suerte estamos muy bien parados atrás, complementados. La idea es continuar así. El rendimiento de cada uno está alto y eso hace que el equipo ande bien, que es lo importante. Es lo que nos llevó a ganar varios partidos para estar arriba”.

Junto con Víctor Ayala y Miguel Almirón, el marcador central de 22 años integra la lista preliminar de 39 jugadores que Ramón Díaz -DT de la selección de Paraguay- presentó con vistas a la Copa América Centenario. “Tenemos que seguir así, hacer nuestro trabajo y disputar la mayor cantidad de partidos posible. Después veremos qué pasa, ojalá estemos los tres”, consideró el patrón. Y se deshizo en elogios hacia su compatriota Almirón: “A Miguelito lo conozco desde hace un montón porque jugamos el Sudamericano y un Mundial Sub 20. No me sorprende su rendimiento. Es muy rápido y por suerte lo tenemos acá con nosotros, ja”.

La palabra de Gustavo Gómez (Diario del Grana)

¡QUÉ BUENA ONDA!

A fuerza de victorias y de un estilo de juego que se afianza cada fin de semana, Lanús se encamina hacia el primer objetivo: la gran final del torneo argentino. Y para Acosta, el secreto de este presente es el buen ambiente que hay en el plantel. “Tener un grupo unido es fundamental”, valoró el Laucha luego del triunfo clásico frente a Banfield.

rafaela 048

Ni el más optimista hincha de Lanús hubiera imaginado este presente de ensueño que atraviesa el equipo, líder de la Zona 2 con cinco puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor a falta de cuatro fechas para el final. Más allá de lo numérico, el Granate da muestras de carácter cada fin de semana, como lo hizo ayer al derrotar otra vez a Banfield en el Clásico de Sur. Fue un examen difícil para el conjunto de Jorge Almirón, que al inicio del partido sufrió la expulsión de Iván Marcone, pieza clave de su andamiaje. Pero lo aprobó con buena nota, gracias al sacrificio y al temperamento de sus jugadores.

“Fuimos inteligentes más allá de tener un hombre menos porque nos resguardamos bien. Ellos tuvieron la pelota, pero nosotros salimos bien de contra y generamos las situaciones más claras. Por eso la victoria es merecida”, sacó pecho Lautaro Acosta. Y destacó: “La expulsión nos complicó porque hubo que esforzarse más y sobre todo en este tipo de partidos. Banfield tiene un buen equipo y nos atacó, pero nos cuidamos bien. No pasamos grandes sobresaltos y nos arremangamos cuando lo tuvimos que hacer, ja”.

“¿Qué gol me gustó más? El de Víctor… Más allá de que el de Miguel fue muy lindo, el de Ayala sirvió para ponernos arriba”.

Si bien lo que más se enaltece de este Lanús es el estilo futbolístico ofensivo y de posesión que pregona Almirón, para el Laucha el secreto del éxito es la comunión y la armonía que ronda en el plantel. “Tener un grupo unido es fundamental, también acompaña que los resultados sean positivos. Más allá de eso, en la semana siempre hay un buen ambiente”, explicó el delantero. Y continuó: “A algunos no les toca jugar y es obvio que se enojen, porque acá hay jugadores de jerarquía y todos quieren estar. Pero se nota la buena onda entre todos”.

La nota con el Laucha Acosta

“HUMILDAD Y TRANQUILIDAD”

Es lo que destaca Marcone de este Lanús puntero que no afloja y que se afianza cada fecha como un serio candidato a ganar la Zona 2. “Estar en boca de todos es algo lindo y nos llena de orgullo, pero no logramos nada y sabemos que si bien venimos bien, hay que seguir así”, manifestó el volante central, que recuperará la titularidad para recibir el sábado a Banfield.

IVÁN MARCONE 06

El campeonato entra en su etapa decisiva, en la siempre difícil recta final, y Lanús no afloja su marcha en la cima de la Zona 2. Tampoco lo hace Estudiantes, que a fuerza de victorias le pisa los talones y se mantiene a la expectativa de un traspié para alcanzarlo. A falta de cinco fechas, se viene una prueba de fuego para los equipos que aspiran a alcanzar la gran final: los clásicos. De esa manera, el Granate recibirá el sábado en La Fortaleza a Banfield, al que viene de derrotar hace pocas semanas en su estadio. Y para este choque barrial -y trascendental- Jorge Almirón recuperará a una pieza clave de su andamiaje: Iván Marcone.

“No importa cómo llega cada equipo, eso queda de lado. Nosotros estamos bien, en racha positiva y en la punta; y ellos vienen de un triunfo. A la hora de jugar esto no tiene mucha importancia. Estamos muy confiados de lo que hacemos y sabemos que si lo llevamos a cabo, tendremos muchas chances de ganar”, explicó el volante central, que vio desde afuera la agónica victoria sobre Atlético de Rafaela por suspensión. Y en ese sentido, valoró: “Hay veces que jugando bien no te alcanza. Ellos después de hacer su gol nos invitaron a otro juego y el equipo estuvo preparado”.

“Ojalá mi primer gol en Lanús llegue el sábado, tengo muchas ganas, pero el primer objetivo es que gane el equipo”.

Tras perder el invicto frente a Racing en la 7ª fecha, el Granate hilvanó cuatro victorias consecutivas para afianzarse como un serio candidato a obtener su zona, no sólo por los resultados sino por la manera de conseguirlos. “Estar en boca de todos es algo lindo y nos llena de orgullo, pero siempre con humildad y tranquilidad. Aún no logramos nada y sabemos que si bien venimos bien, hay que seguir así”, destacó Marcone. Y ponderó la campaña del Pincha, su inmediato perseguidor: “Es bueno que haya alguien que te siga, te meta presión y no te deje aflojar. Cuando uno saca mucha ventaja es muy probable que se relaje. Dependemos de nosotros”.

La palabra de Marcone

¿PULPO DE ENTRADA?

Pelletieri pica en punta para jugar el sábado contra Atlético de Rafaela en reemplazo de Marcone, suspendido con cinco amarillas. En caso de confirmarse, sería su presentación oficial como titular en Lanús tras regresar en el último mercado de pases. “El que está afuera compite para entrar, pero sabe que primero está el equipo”, se sinceró el volante central.

Diapositiva19

Después de tanta espera y de una larga puesta a punto, parece que finalmente tendrá su tan ansiada oportunidad. Es que con la baja de Iván Marcone por suspensión (buscó la quinta amarilla cuando se consumía la victoria sobre Banfield), todo hace indicar que Agustín Pelletieri haría su presentación oficial como titular en Lanús tras regresar en este mercado de pases al Sur del Gran Buenos Aires. Hasta este tramo del torneo argentino, el mediocampista apenas ingresó a los 39’ del segundo tiempo en la goleada 3-0 sobre Newell’s en La Fortaleza.

Si bien todavía no hay nada concreto sobre el equipo que recibirá el sábado a Atlético de Rafaela para retener el liderazgo de la Zona 2, lo lógico sería que Jorge Almirón dispusiera el ingreso de Pelle. De todas maneras, el ‘5’ del Granate no se desespera. “Juegue quien juegue es el partido en el que más atentos hay que estar porque es el posterior al clásico y a muchos les cuesta”, puntualizó. Y luego de una breve pausa, continuó: “En nuestro fútbol es todo muy parejo y se gana adentro de la cancha. Nada más”.

Diapositiva6

En la vuelta a los entrenamientos luego del triunfo en el choque barrial ante el Taladro, Pelletieri destacó la unión que se forjó en el plantel, clave para el presente de ensueño que atraviesan. “Juegan once, pero somos 25. Por momentos lo hace uno u otro. No hay mucho misterio, lo primero es el equipo, hay que entenderlo de esa manera”, explicó Agustín, pieza fundamental del conjunto de Ramón Cabrero que ganó el Apertura ’07. Y en esa misma línea, ahondó: “Siento que es la única manera que uno tiene de pertenecer a un grupo. El que está afuera compite para entrar, pero sabe que primero está Lanús”.

Más allá de que en el horizonte se asoma un nuevo enfrentamiento contra Banfield (iría el sábado 23), esta vez en condición de local, el volante central no quiere que se desvíe la mira que hoy apunta hacia la Crema de Juan Manuel Llop. “Es raro tener que afrontar ya otro clásico, pero ahora el objetivo es otro: tenemos que ganar el sábado para seguir punteros. Eso es lo importante porque esto es muy corto y se viene la recta final”, concluyó el Pulpo.

La palabra de Pelletieri.

“DESARROLLAR NUESTRO JUEGO”

Almirón adelantó que Lanús saldrá a disputar el Clásico del Sur ante Banfield con el estilo que viene pregonando en este campeonato. Eso sí… “Si no podemos, el equipo sabrá adaptarse. Si hay que poner la pierna fuerte, correr y marcar, lo sabemos hacer. Estamos preparados”, manifestó el entrenador.

Diapositiva14

La primera edición del Clásico del Sur de este 2016 es inminente, está acá nomás, a la vuelta de la esquina. Y parece que Jorge Almirón tiene todo claro y preparado para la visita del domingo a Banfield, en la que su Lanús buscará una nueva victoria -la tercera en fila- para prolongar su liderazgo en la Zona 2 del campeonato argentino. El entrenador del Granate confirmó a los mismos once que vienen de golear 4-0 a Unión y adelantó que saldrán a exponer su libreto aunque están listos para resolver cualquier situación que se les presente.

“Fue una semana corta porque jugamos el lunes y más que nada cuidamos a los que estuvieron en Santa Fe. El único que está con una molestia es Román (Martínez), aunque hoy se entrenó normal así que seguramente repetiremos el equipo”, describió el DT de 44 años. Y sobre el partido que se imagina, explicó: “Más allá de los planteos, ojalá podamos desarrollar nuestro juego. Si no podemos, sabrán adaptarse. Cada pelota se disputa con mucha intensidad… está dentro de las reglas y lo vamos a hacer porque es un clásico”.

-¿Creés que Banfield saldrá a atacarlos o a esperar para contragolpear?

-Estamos preparados para las dos situaciones… es decir, si salen con dos delanteros como en su última presentación o si hay algún cambio en la mitad de la cancha. Uno prepara ciertas cosas, pero después depende de cómo se da. Es un clásico y es especial. Los jugadores van resolviendo en el momento lo que presenta el rival.

-Lanús viene de resolver rápido -en el primer tiempo- las victorias contra Boca y ante Unión. ¿Imaginás que por la envergadura de este choque puede llegar a salir un trámite similar?

-No, no. Empieza todo de cero y hay mucha expectativa. Ellos son locales y tratarán de ejercer su presión en los primeros minutos, sobre todo porque estarán con su gente. Si hay que poner la pierna fuerte, correr y marcar, lo sabemos hacer. Ojalá el árbitro lo interprete así y deje jugar. Trataremos de representar muy bien a los hinchas, que por orgullo y por sentimiento quieren que ganemos este partido. Y además, claro, para mantener la punta.

Diapositiva6

-¿Pensás que la diferencia de puntos que hay entre Lanús (22) y Banfield (8) en la tabla queda de lado cuando comienza el partido?

-Sí, creo que sí. No podemos subestimar ni pensar que nada está resuelto. Falta mucho todavía, se viene la recta final y hay que ratificar el buen momento que atravesamos. Ojalá que esa diferencia se vaya marcando con el correr de los minutos.

-¿Cuál es el secreto de este equipo?

-No hay secretos… Sí hay convencimiento de lo que tratamos de hacer y seriedad para desarrollarlo. Hay jugadores de experiencia. Yo no le enseñé a nadie a jugar al fútbol, simplemente se trabaja de una manera y ellos la aceptan para llevarla a cabo. Para mí no hay métodos, son ellos los que desarrollan todo. Hay un gran compromiso en el plantel para sostener el liderazgo. Es lo que veo y me supera. Me siento orgulloso porque toman cada encuentro como una final.

Otro de los condimentos especiales que tendrá este Clásico del Sur será la presencia de Julio César Falcioni, quien -con el empate 1-1 como local frente a Colón- dio inicio a su tercera etapa como entrenador del Taladro. “Hay un técnico nuevo y seguramente todos se quieren mostrar. Conoce muy bien al club, la gente lo quiere y además salió campeón en Banfield. Tiene muchas experiencias y transmite algo especial para sus jugadores”, concluyó Almirón.

La conferencia completa de Almirón (Soy Granate TV)

RECONTRA VALE, LAUCHA

En su regreso a los entrenamientos con Lanús, Acosta se mostró exultante y valoró su estadía en la Selección Argentina en la reciente doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas. “Más allá de que no jugué ninguno de los dos partidos fue importantísimo y estoy muy contento. Sé que tengo que hacer las cosas bien en mi equipo para volver a estar”, se entusiasmó.

Lautaro-Acosta

Más allá de que vio los dos partidos de la Selección Argentina desde el banco de los suplentes, Lautaro Acosta vivió una experiencia que trascenderá su carrera deportiva y que no olvidará en su vida. La citación de Gerardo Martino para ser parte del plantel de estrellas que afrontó la doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas fue tan sorpresiva como gratificante para el Laucha. Tanto que ni siquiera le interesó no haber sumado ni un minuto en cancha en las dos victorias del conjunto Albiceleste, frente a Chile en Santiago y contra Bolivia en Córdoba.

Y eso que coqueteó con la gran chance de ingresar cuando promediaba el primer tiempo del posterior triunfo como local ante la escuadra boliviana. El Tata lo mandó a moverse junto con Ángel Correa por la temprana lesión de Di María, aunque finalmente fue el ex San Lorenzo y actual delantero de Atlético de Madrid el que entró. Estuvo cerca de cumplir un nuevo sueño, pero se quedó con las ganas. Al menos por ahora, claro, ya que si mantiene el nivel superlativo que llevó a Lanús a la cima del campeonato argentino, tendrá muchas más oportunidades.

“Vestir la camiseta de la Selección de mi país fue una felicidad enorme y una sensación inigualable más allá de que no me tocó estar en ninguno de los dos encuentros. Estar ahí es importantísimo y estoy muy contento”, manifestó eufórico el oriundo de Glew. Y valoró que Martino siga de cerca lo que sucede en el ámbito local: “Hay cuatro jugadores del fútbol argentino y me parece que está bien merecido. El torneo es muy competitivo y obviamente trabajo para dar lo mejor. Siempre espero que llegue ese llamado y el presente del equipo sumó para que eso pasara”.

516870228

 -Cuando el Tata te mandó a precalentar pensaste que te llegaba la oportunidad, ¿no?

-Sí, uno tiene que estar preparado para cualquier circunstancia. Creía que me podía llegar a tocar porque Ángel Di María estaba lesionado. El DT se decidió por Correa… pero estoy tranquilo porque hay que estar para sumar.

-¿Cómo fue la convivencia con estrellas mundiales como Messi, Agüero, Higuaín y Di María?

-Muy buena. Me incorporé a un grupo con grandes personas, que me trataron muy bien. Me integraron rápido y me hicieron sentir cómodo en todo momento. Eso me parece que es fundamental para alguien que recién llega. Ayuda a rendir.

-Luego de medirte con esta clase de jugadores, ¿sentís que estás lejos en algún concepto en particular?

-Creo que los chicos del fútbol argentino en general están bien porque es muy competitivo y cualquiera que esté bien o en su mejor momento puede estar a la altura de los mejores del mundo.

-¿Volvió ese cosquilleo en la panza que te generaban las antiguas citaciones a las Juveniles?

-Sí, ja. Este llamado para estar ahí con ese tipo de jugadores te genera una felicidad enorme. Representar a la Selección es muy lindo. La próxima convocatoria será antes de la Copa América… sé que tengo que hacer las cosas bien en Lanús para estar. Es fundamental pelear arriba para que vengan mejores logros individuales.

La nota con Acosta, orgullo de Lanús (Diario del Grana)

UNA RESERVA DE PRIMERA

Lanús recibirá mañana a Defensa y Justicia en La Fortaleza con mayoría de jugadores del plantel profesional y con la sorpresa de que serán dirigidos por Almirón. Se destaca la presencia de Colotto y de Castellani, quien continúa con la puesta a punto tras su lesión en la rodilla. Comienza a las 10.

frewf

Debido a la doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas clasificatorias al Mundial de Rusia 2018, este fin de semana no habrá actividad en la Primera División del fútbol argentino. Salvo Huracán y Aldosivi, que se enfrentaban esta tarde en el Estadio Tomás A. Ducó por un partido pendiente de la tercera fecha, el resto de los equipos tendrá tiempo para descansar y reacomodar sus piezas. Sin embargo, mañana en La Fortaleza de Lanús rodará la pelota en un compromiso para tener en cuenta.

A partir de las 10, la Reserva del Granate se pondrá al día con el calendario y recuperará el duelo postergado de la segunda jornada del campeonato frente a Defensa y Justicia. La particularidad es que la alineación estará integrada por mayoría de futbolistas del plantel profesional que serán dirigidos técnicamente por Jorge Almirón y no por Ezequiel Carboni. De esta manera, el DT seguirá de cerca a jugadores que necesitan mostrarse como Diego Colotto, Víctor Ayala, Agustín Pelletieri, Sergio González, Junior Benítez y Gonzalo Castillejos.

Tras cinco fechas disputadas, la Reserva suma siete puntos producto de dos victorias, un empate y dos derrotas. Además de éste ante Defensa y Justicia, el Granate adeuda otros dos compromisos.

Diapositiva13

Otro que tendrá su chance desde el arranque es Gonzalo Castellani, quien continúa con la puesta a punto tras dejar atrás la lesión ligamentaria que sufrió en la rodilla izquierda en septiembre. Así Lanús formará con Matías Ibáñez; Ayala, Colotto, Marcelo Herrera, Nicolás Pasquini; Castellani, Pelletieri, Nicolás Aguirre; Benítez, Castillejos y González. Por su parte, el Halcón de Varela se presentará con Arias; Silva, García, Frías, Gómez; Calzada, Magallán, Pochettino; Rius, Guerreiro y Sosa.

“SOMOS HUMANOS”

Sand se lamentó por la manera en la que se les escapó el resultado contra Racing aunque bancó el estilo que el cuerpo técnico le transmitió a este Lanús. “El empate hubiese estado bien, pero nos equivocamos dos veces y nos hicieron dos goles. Se jugó un buen partido, pero podemos fallar”, reflexionó el Pepe.

sand2

En el Cilindro de Avellaneda no sólo quedó el largo invicto que Lanús arrastraba desde los últimos partidos del campeonato pasado sino que además se frenó la marcha goleadora de José Sand. Hasta la derrota de anoche frente a Racing, el 9 sumaba seis goles en igual cantidad de presentaciones y era uno de los máximos artilleros del torneo argentino. Sin embargo, el Pepe ayer no tuvo chances para coquetear con el arco defendido por Sebastián Saja, aunque sí se cansó de luchar de espaldas con sus marcadores y de bajar pelotas para sus compañeros.

Lo que más le dolió, está claro, fue la manera en la que se les escapó el resultado de las manos cuando parecía que estaba todo bajo control. “No se pudo, se jugó un buen partido, pero nos equivocamos dos veces y nos hicieron dos goles. Nos confundimos y nos convirtieron en los momentos justos, cuando se terminaba el primer tiempo y después cuando dominábamos. Más allá de eso se jugó bien”, analizó Sand, quien asistió con un toque suave a Miguel Almirón para lograr la igualdad transitoria luego de una jugada colectiva de antología.

Además de puntualizar en las desatenciones defensivas que le permitieron a La Academia ganar y reacomodarse en la tabla de posiciones, el correntino de 35 años también se lamentó por las dos situaciones claras que Lautaro Acosta desperdició en cada tiempo. “Son cosas que pasan en un partido. A veces se erran y en otras no”, explicó el Pepe. Y bancó el estilo que pregona el DT Jorge Almirón de tratar de salir con la pelota dominada a pesar de la presión rival: “El empate hubiese estado bien. Somos seres humanos y podemos fallar”.

La palabra de Pepe Sand (Diario del Grana)

A NO AFLOJAR

Lanús afrontará la primera parada brava en el campeonato y Monetti confía en el material que tienen para seguir por la senda triunfal. “Racing es complicado y su cancha, difícil. Pero estamos capacitados para ganarle. La idea es siempre ser protagonistas. Tratamos de manejar la misma intención de local y de visitante”, reconoció el Mono.

FERNANDO MONETTI 02

Transcurrido el primer tercio del campeonato argentino, Lanús se erige como el equipo que más puntos cosechó (16 de 18) y es por eso que lidera en soledad. A pesar de que en su camino ya dejó atrás a rivales que hoy animan su zona como Defensa y Justicia, Atlético Tucumán y Estudiantes de La Plata, recién este viernes -por la séptima fecha- tendrá su primera parada brava. Será en el siempre complicado Cilindro de Avellaneda y frente a Racing, que -mientras dirime su suerte en la Copa Libertadores- se juega una de las últimas chances de prenderse en el pelotón de los de arriba.

“Se vienen dos partidos complicados, pero lo más importante es que nos enfoquemos en Racing, que es el más próximo que tenemos. Es en una cancha difícil, pero el plantel está capacitado para ganarle”, admitió Fernando Monetti, el arquero con una de las vallas menos vencidas del campeonato (sólo tres goles en contra). Y sobre el presente de La Academia que dirige Facundo Sava, analizó: “Uno de los puntos fuerte que tiene es lo ofensivo, por eso tendremos que estar atentos nosotros en lo defensivo. No hay que darles posibilidades de gol a sus atacantes”.

Más allá de que el Granate se empieza a posicionar como uno de los candidatos a llegar a la instancia decisiva del torneo, el Mono no quiere que el plantel desvíe su foco de ir paso a paso y con los pies sobre la tierra. “Nosotros nos enfocamos en nuestra zona, por lo menos en mi caso me fijo en los rivales que están de este lado. Después, cuando llegue el momento, se verá quién está en la punta del otro grupo”, explicó el platense de 27 años. Y cerró: “La idea es siempre ser protagonistas, manejar la misma intención de local y de visitante”.

La palabra de Monetti (Diario del Grana)

PROHIBIDO RELAJARSE

Acosta se mostró exultante por el funcionamiento que Lanús exhibió en la goleada contra Newell’s aunque advirtió que no deben desacelerar su marcha. “Todavía tenemos muy cerca a los rivales que vienen atrás, así que serán fundamentales estos tres, cuatro encuentros que tenemos por delante para ver si estamos para la pelea”, auguró el Laucha.

Diapositiva1

En Lanús todo marcha sobre rieles y eso se empieza a ver en el rostro de los propios protagonistas. El Granate lidera su zona con puntaje casi perfecto y lo justifica con un estilo de juego que se profundiza en cada presentación. Anoche tachó a Newell’s, un equipo que no viene bien en el campeonato, pero que tiene jugadores con la jerarquía suficiente para dañar a cualquier rival.

Le costó abrir el marcador al conjunto que dirige Jorge Almirón, de hecho el primer gol de Román Martínez llegó sobre el cierre del primer tiempo. Después fue todo mucho más sencillo y el 3-0 final quedó corto por las buenas intervenciones del arquero Sebastián D’Angelo. Al menos así lo vivió Lautaro Acosta, a quien le convirtieron el penal que José Sand luego facturó para seguir con su marcha goleadora.

-De no ser por las que tapó el arquero de Newell’s, la diferencia habría sido mucho mayor.

-Sí, me parece que tuvimos oportunidades para ampliar el resultado. En los partidos anteriores también. La diferencia fue que hoy tuvimos un poco más de contundencia. El equipo jugó bien… Estamos contentos, ojalá sigamos por este camino.

-¿Estuvieron cerca de la perfección?

-Fue un muy buen partido. Hay cosas por mejorar todavía, pero estamos bien y con confianza. Vamos de menos a más, incorporando los conceptos que el técnico nos transmite acerca de su idea.

roman gol a newells

-Y físicamente se los ve muy bien. Incluso ellos terminaron más cansados.

-Sí, tal vez porque nosotros tuvimos más la pelota y ellos la corrieron de atrás. Cuando vas perdiendo corrés un poco más para presionar y salir. En cambio nuestro juego es de tenencia.

-Al área rival llegan los volantes, los dos laterales y hasta un central, ¿es el funcionamiento que les pide el DT?

-La idea es llegar con la mayor cantidad de jugadores posible, obviamente no tenemos que descuidar nuestro arco porque las contras pueden ser letales. Somos un equipo equilibrado y si se da que un lateral o un central roba una pelota y se manda al ataque no hay problema.

-Sacaron una diferencia de puntos bastante buena…

-Todavía tenemos muy cerca a los rivales que vienen atrás, así que serán fundamentales estos tres, cuatro encuentros que tenemos por delante para ver si estamos para la pelea. Hay que seguir y no relajarse.

La palabra del Laucha Acosta