ATAQUE EN BAJA

Zubeldía tiene varios dolores de cabeza en el armado del equipo para recibir el viernes a Central Córdoba (19:00, dirige Mastrángelo). Sin Marcelino Moreno, tanto Lautaro Acosta (distensión muscular) como Carlos Auzqui (dolencia en el muslo derecho) entrenaron diferenciado hoy y se espera sus evoluciones para saber si podrán ser de la partida. Los goleadores ante Unión, en duda.

Sin tiempo de sobra para disfrutar de la importantísima victoria en Santa Fe, el plantel completo de Lanús entrenó esta mañana en Cabrero y Guidi con la mente de lleno en el partido del viernes a las 19:00 ante Central Córdoba en La Fortaleza, abriendo la quinta fecha de la Superliga (dirige Hernán Mastrángelo).

Lejos de pensar en repetir el equipo, a Zubeldía se le presentan varios contratiempos de mitad de cancha hacia adelante en el armado del once titular para recibir al Ferroviario. Con Marcelino Moreno casi descartado (distensión muscular en el aductor), otras dos cartas desequilibrantes en ofensiva llegan ‘tocados’ desde lo físico y están en duda.

¿De quiénes se trata? Lautaro Acosta y Carlos Auzqui, los dos goleadores del triunfo ante Unión, ni más ni menos. El Laucha se lesionó en la jugada de su conquista y los estudios médicos arrojaron una distensión en el isquiotibial derecho. Parece difícil que llegue, pero al capitán nunca hay que tacharlo antes de tiempo.

Por su parte, el Perrito arrastra una dolencia en el muslo derecho y hoy trabajó de manera diferenciado junto al ídolo Granate. Su presencia es la más probable de las tres, aunque habrá que aguardar hasta mañana para tener mayor certeza. Mientras tanto, Zubeldía prende velas para no tener un ataque en baja.