ASTINA, BICAMPEÓN Y ASCENSO

El atacante de 23 años, que debe volver a mitad de año a Lanús, volvió a consagrarse con Atlético San Luis en el Torneo Clausura y logró el ascenso directo a la Primera División del fútbol mexicano, en otra final apasionante contra Dorados de Sinaloa, el equipo de Maradona. Junior Benítez y Nicolás Ibáñez, con pasado en las inferiores del Grana, también levantaron el título. ¡Salud!

Marcos Astina redondeó una temporada inmejorable con Atlético San Luis de México, al obtener el bicampeonato que le otorgó el ascenso directo a la Primera División del fútbol azteca.

El atacante de 23 años, cuyo pase pertenece a Lanús y debe regresar a mitad de año, se consagró nuevamente en una final apasionante contra Dorados de Sinaloa, el equipo de Diego Armando Maradona.

En el partido de ida, como visitante, fue suplente en el empate 1-1 y no saltó al campo. Anoche, por el contrario, sí ingresó a los 30 minutos del segundo tiempo y jugó casi hasta el epílogo del tiempo suplementario, cuando llegó el gol de Unai Bilbao al minuto 102′ para el celebradísimo triunfo 1-0 que le dio el título a los Rojiblancos. Astina fue reemplazado al 120′ cuando se terminaba el encuentro.

CASI UN REFUERZO. Tras superar una grave lesión en septiembre de 2017 (ruptura del ligamento cruzado anterior y meniscos de la rodilla izquierda), Astina se reincorporó a San Luis para el Apertura 2018 y participó de 18 partidos en toda la temporada -apenas dos como titular- con un total de 457 minutos jugados y dos goles.


A su vez, hay otros dos campeones vinculados con el Granate. Oscar ‘Junior’ Benítez, campeón sudamericano en 2013 y autor del gol que abrió el 4-0 de la finalísima contra San Lorenzo en 2016, se sumó a préstamo de Benfica de Portugal en enero y nunca jugó de titular; completó apenas 111′ en seis ingresos. Además, Nicolás Ibáñez -delantero que hizo inferiores en Lanús- fue integrante habitual del once inicial y anoche fue expulsado después del tanto decisivo.