ALARMA CHARRÚA

Bruno Russo

, PRETEMPORADA

Sebastián Ribas no entrenó en el inicio de semana por un dolor en la planta del pie y desde el cuerpo médico aguardan su evolución al tratamiento de los próximos días para saber si llega al amistoso del sábado con Nueva Chicago. El delantero uruguayo se suma a José Luis Gómez, Joel Martínez y Darío Cáceres en la enfermería Granate.

La semana comenzó con una mala noticia que genera preocupación en Lanús. El protagonista: Sebastián Ribas. El delantero uruguayo, refuerzo top de este mercado de pases, no completó la práctica de la mañana del lunes por una metatarsalgia (dolor en la planta del pie) y encendió la alarma a 15 días del partido de ida frente a Junior de Barranquilla por Copa Sudamericana (martes 17 de julio a las 21.45 en la Fortaleza).

Desde el cuerpo médico del Grana aseguran que sólo queda esperar la evolución del Vikingo en los próximos días a partir del tratamiento al cual será sometido, en base a sesiones de kinesiología. Lo cierto es que hoy su presencia es una incógnita para el segundo amistoso de pretemporada, que se jugará el sábado a la mañana frente a Nueva Chicago en Arias y Guidi.

En cuanto al resto del parte médico, José Luis Gómez continúa con su proceso de rehabilitación de la lesión ligamentaria; Joel Martínez se recupera de un esguince en el tobillo derecho; y Darío “Chicha” Cáceres arrastra un desgarro en el aductor diestro desde el inicio de la preparación.