«El segundo tiempo se acerca al ideal que buscamos»

Con ese semblante se mostró Luis Zubeldía en conferencia de prensa, luego del valioso triunfo 3-1 de Lanús a domicilio ante San Lorenzo. «Hubo algunos desajustes propios de la desconfianza que traíamos, como en el gol (de Herrera), pero el plan lo ejecutamos casi todo el partido. Tuvimos control territorial, del balón, con dominio mental, situaciones de gol y convertimos», argumentó el DT.

AIRE PARA LUIS. Muestra de carácter del equipo de Zubeldía, cuestionado en la previa. Foto: Pablo Villán para FG.

 

En una muestra de carácter y personalidad, Lanús sacó pecho en el Nuevo Gasómetro para remontar un trámite adverso ante San Lorenzo y llevarse una valiosa victoria 3-1 que lo mantiene en los primeros puestos del campeonato.

«Intentamos ejecutar un plan durante casi todo el partido. Por momentos no se vio plasmado, por una cuestión de que el rival también juega y ese gol que nos hacen distorsiona un poco la dinámica del encuentro. Es el típico gol que te pueden hacer cuando vos no venís con confianza, que es lo que nos estaba pasando a pesar de haber empatado el clásico sobre la hora. El equipo no consiguió los resultados que quería en las últimas fechas y es normal que eso pase», explicó Luis Zubeldía en el inicio de la conferencia de prensa.

En la misma sintonía, el entrenador del Granate prosiguió: «Hubo algunos desajustes propios de esa desconfianza, pero el plan se vio de tratar de hacer el 2-1 siempre por banda. Y cuando no se podía, intentamos buscar a los nueves (Sand y López), tirándose atrás. A medida que fueron pasando los minutos y con los cambios, fuimos imponiéndonos metro a metro, con más justeza en los pases. Me parece que terminamos siendo justos ganadores».

DEDICATORIA ESPECIAL. «Quiero dedicarle la victoria a toda la familia Tibaldi y a Cacho, que está pasando un momento complicado. Lo hago con todo el amor del mundo, porque es una familia maravillosa».


Sobre el buen segundo tiempo de su equipo, Zubeldía expresó: «Tuvimos control territorial, del balón, con situaciones de gol y convertimos dos tantos. Además dominamos mentalmente. Es lo que queremos todos los entrenadores».

Por último, el DT se refirió a la importancia del paso ganador por el Bajo Flores y si seguirá de cerca lo que ocurra con Talleres, rival del próximo lunes en La Fortaleza. «Vale mucho este triunfo porque es una semana de nueve puntos y al menos ya tenemos cuatro. ¿Si voy a mirar Talleres – River? Claro que lo voy a hacer, pero por sobre todas las cosas vamos a disfrutar el día en familia», manifestó.

«Fuerte de la cabeza para esperar mi momento»

Palabra autorizada de Pedro de la Vega, uno que viene pidiendo pista y que ante el Ciclón tuvo su chance, convirtiendo nada menos que el 2 a 1. “Me tocó esperar y me seguirá tocando mientras mis compañeros rindan bien como lo vienen haciendo”, afirmó el delantero de 20 años, quien agregó: “Por suerte pude ayudar al equipo, necesitábamos esta victoria para seguir luchando y pelear arriba. De verdad estoy muy feliz por haber entrado y convertido”.

Sin dudas que el caso de Pedro de la Vega no deja de ser curioso. Más que nada por lo que representa su nombre, que bien se ganó en poco tiempo en el fútbol argentino, y el hecho de hoy en día, le esté tocando jugar poco y nada.

De ser la joyita del club, a ser sondeado por clubes europeos, e incluso ser un nombre importante en las Selecciones Juveniles de Argentina. La realidad marca que el Pepo venía de capa caída por falta de oportunidades, más que nada.

Sin embargo, ante el Ciclón tuvo su tarde soñada. Le tocó entrar con el partido empatado, nada menos que en lugar de José Sand, y poder marcar el 2 a 1 que fue vital para encaminar el triunfo. Por eso, su alegría: “Por suerte pude ayudar al equipo, necesitábamos esta victoria para seguir luchando y pelear arriba. De verdad estoy muy feliz por haber entrado y convertido, mi familia me estuvo apoyando en este momento en el que no estoy teniendo tanta continuidad”.

 

LOS NÚMEROS DE PEDRO. De la Vega debutó en la red en el actual torneo local marcando su primer grito en 11 partidos disputados en los cuales siempre arrancó desde el banco de suplentes y jugando pocos minutos (156). No anotaba en campeonato desde el triunfo en La Plata 4 a 2 ante el Lobo el 3 de abril de este año. En total, acumula 12 gritos en el Grana en un total de 80 partidos disputados.


Sobre su actualidad, el Pepo, como ya lo había expresado en otras ocasiones, bancó al técnico y tomó de la mejor manera el hecho de haber perdido el puesto luego de los Juegos Olímpicos. Aunque claro, fecha tras fecha, pide pista en aumento. “Me está tocando ir al banco y creo que estoy trabajando bien en la semana desde que volví de Japón. Luis me explicó que al equipo le fue muy bien cuando yo no estuve y yo nunca puse mala cara ni nada, me la banqué. Me tocó esperar y me seguirá tocando mientras mis compañeros rindan bien como lo vienen haciendo. Es difícil cuando venís tan ‘arriba’ y tenés que bajar así, pero tengo la cabeza fuerte para esperar mi momento”, remarcó.

CAPITÁN POR UN RATITO. “Entré y no daba para estar repartiendo la cinta. Me la puse, y por suerte también metí el gol, si no iba a quedar medio vende humo, je. Le voy a pedir al Laucha que le cambie el número”, bromeó el Pepo.

El uno por uno del triunfo ante San Lorenzo

Con gol y ¿asistencia? de Pedro de la Vega, el jugador más influyente del partido, Lanús lo dio vuelta en el Nuevo Gasómetro y se impuso 3-1 para quedar tercero en el torneo. El Flaco López y el Laucha Acosta, autor del tanto del empate, en el podio de FG. Repasá los puntajes, acá.

Lautaro Morales (5,5): Pudo hacer algo más en el gol de Herrera, pero después se mostró firme cada vez que lo inquietaron.

Nicolás Morgantini (5): Sin demasiada incidencia en ataque y tampoco sufrió mucho por su banda en el aspecto defensivo. Tarea discreta en su tercer partido como titular en el campeonato.

Guillermo Burdisso (5,5): Llegó tarde al cruce del gol de San Lorenzo y en el final perdió la marca de Alexander Díaz, quien cabeceó a las manos de Morales con el juego 2-1. Subió la valoración con el centro en el tanto clave de Pedro de la Vega.

Matías Pérez (6): Sin sobresalir como en otros encuentros, fue el mejor de la defensa. Seguro con la pelota y firme en los cierres defensivos. No lo exigieron tanto.

Braian Aguirre (5,5): Partido aprobado de Café, que jugó con pierna cambiada en el lateral izquierdo. Prácticamente no sufrió por su banda y aportó en algunos ataques.

Lautaro Acosta (7): De las mejores actuaciones del Laucha en el torneo. Participó de las dos jugadas previas a su gol, el del empate, empujándola con el arco libre. Arrancó enchufado el complemento, hasta que Zubeldía buscó frescura con el ingreso de Ángel González en el minuto 67′.

Jorge Morel (4,5): El punto más flojo del equipo. A destiempo y lejos en las coberturas, se lo vio algo fatigado desde el inicio y sin su habitual rigor en la marca. Pese al bajo nivel, completó los 90 minutos.

Facundo Pérez (5): De menor a mayor. De una pérdida suya llegó el gol de San Lorenzo y de un pase limpio también se gestó el empate del Laucha. Fue reemplazado por Esquivel promediando la segunda parte.

Ignacio Malcorra (6): Decisivo en ofensiva, con un buen zurdazo que provocó el gol de Acosta y varias incursiones por el andarivel izquierdo que generaron peligro.

José Manuel López (8): Una de las figuras de Lanús en el Nuevo Gasómetro. Sin dudas, el jugador más regular, con pivoteo y asociaciones colectivas de excelencia. Jugó más para el equipo que para él. Tuvo apenas una chance que lo taparon justo, minutos antes del 2-1 del Pepo. Después de ese gol le dejó su lugar a Belmonte.

José Sand (5,5): Sirvió un pase delicioso a Malcorra en el gol del Laucha Acosta y antes tuvo la ocasión más clara para el empate, que le tapó bien Torrico. En el complemento lo anularon entre Zapata y Flores. A los 72′ dejó la cancha molesto con Zubeldía por el cambio.

Ángel González (6,5): Ingreso punzante para ganar el partido por las bandas y premio en tiempo de descuento, con un doble enganche ante Zapata y una linda definición al primer palo de Torrico. Se sacó la mufa tras ocho partidos sin convertir.

Matías Esquivel (6): El Chino también entró metido y aportó buen pie en la generación de fútbol por el centro del campo. Siempre cumple.


Pedro de la Vega (8): El jugador más influyente en la tarde del Bajo Flores. Apenas 18 minutos le alcanzaron para marcar el gol del 2-1 de cabeza y asistir de manera involuntaria -con la espalda- a Ángel González en el tercero. Genera y obliga siempre a los rivales. Merece más minutos en cancha.

Franco Orozco (6): El Lauchita, que no sumaba minutos desde la goleada 4-1 a Colón de la segunda fecha, inquietó con su velocidad por izquierda y ganó algunas faltas cerca del área. Otro que pide más continuidad.

Tomás Belmonte (-): Entró a siete minutos del cierre para sostener la victoria, en lugar del Flaco López.

Luis Zubeldía (6,5): Empezó perdiendo el duelo táctico con Paolo Montero, pero supo revertir a tiempo y el Grana fue muy superior en el segundo tiempo. Los cambios le dieron frescura y los tres puntos en una semana muy especial para el DT, con rumores de una posible salida. El equipo habló y lo respaldó adentro de la cancha.

Todo cambia…

El Grana venía de capa caída, con un entrenador en duda y para colmo arrancó perdiendo en el Nuevo Gasómetro. Sin embargo, reaccionó a tiempo, logró el empate por Lautaro Acosta, y en el complemento Zubeldía pateó el tablero y sacó incluso a José Sand para buscar la victoria. ¡Y vaya que le salió bien! Pedro De La Vega y Ángel González, dos de los que habían entrado minutos antes, le dieron el triunfo. Fue 3 a 1 para Lanús, que respira. Y sueña.

En la primera parte, cuando daba la sensación que Lanús estaba mejor y más cómodo con los espacios que daba San Lorenzo de mitad de cancha hacia atrás, un error se pagó caro. Una vez más, al Grana le convierten con poco, muy poco. Salió mal del fondo Paloma Pérez, pasaron varios pases sin que el equipo de Zubeldía pueda recuperar el balón, y tras un centro al medio con Morales vencido, Marcelo Herrera anticipó con lo justo y puso el 1 a 0, a los 13 minutos.

Lejos de ser justo, oportuno para que las cosas arranquen complicadas para el Granate, que sin jugar mejor ni mucho menos era más que el Ciclón. Tuvo varias llegadas, la principal un mano a mano de José Sand que despejó Torrico, y otra de Malcorra por el segundo palo. Y cuando parecía que el rumbo sería difícil de cambiar, a los 39 llegó la igualdad.


Una jugada rápida que inició recuperando y tocando rápido Pérez, para que luego López toque con Sand, éste con Malcorra, y tras un remate cruzado razante, Torrico diera rebote y Lautaro Acosta aproveche con el arco vacío para poner el 1 a 1. Un empate que encajó mejor con el pobre libreto que ofrecieron ambos equipos.

En el complemento, definitivamente Lanús cambió el chip. Se dio cuenta que lo podía ganar, y se plantó en campo rival con el objetivo de quedarse con la victoria. La primera la tuvo Acosta, de palomita solo, pero falló. Luego, Malcorra tuvo más de una oportunidad, pero en la mayoría de ellas resolvió mal. Sin embargo, a pesar de las malas decisiones, daba la sensación que en la primera que el Grana pueda estar fino en el último pase, pasaría al frente en el marcador.


Zubeldía también lo entendió de esa manera, y por eso se animó a meter mano en un equipo que no estaba jugando mal, pero necesitaba frescura. Entre esas variantes, salió Sand -quien no lo tomó de la mejor manera- y entró De la Vega. Y ocho minutos más tarde, a los 35’, casualidad o no, fue el propio Pepo quien, de cabeza, puso el tan ansiado 2 a 1 luego de un centro de Burdisso. Pero habría más. En tiempo cumplido, y luego de haber sufrido en dos oportunidades, la visita iba a estirar y sentenciar el marcador. Otro de los que había ingresado, Ángel González, puso el 3 a 1 con una bonita definición.

«Queremos seguir peleando hasta el final»

Lo afirma Lautaro Acosta, autor del primer gol del Grana en el triunfazo ante San Lorenzo. “Muy contento por volver al gol, y que haya servido para ganar”, celebró el capitán, quien además manifestó: “Está todo muy parejo, en donde perdes dos partidos o no encontras resultados positivos empiezan las dudas. Y es normal que hablen de los equipos que están arriba, pero nosotros estamos bien”.

El Grana tenía una tarde complicada, en desventaja y con viento en contra ante San Lorenzo. Sin embargo, todo comenzó a cambiar minutos antes del cierre del primer tiempo, cuando Lautaro Acosta se encontró con un rebote de Torrico servido, para poner el 1 a 1.

Fue el motor de reacción que necesitaba el equipo, en el momento justo, para reponerse y encarar el complemento de otra manera. Por eso, sin dudas, que el gol del Laucha fue más que importante para la levantada ante el Ciclón. Y él lo festejó junto a sus compañeros, con fe de que sea el envión anímico que buscaban de acá en adelante para estar en el lote de los de arriba.

“Muy contento por volver al gol, y que haya servido para ganar”, afirmó el capitán, quien agregó: “Está todo muy parejo, en donde perdés dos partidos o no encontrás resultados positivos empiezan las dudas. Y es normal que hablen de los equipos que están arriba, pero nosotros estamos bien, queremos seguir peleando hasta el final. Obviamente que será muy duro, pero lo vamos a intentar”.


¿SABÍAS QUÉ…? El último gol del Laucha había sido el 21 de mayo de este año, en la goleada de Lanús por 4 a 1 ante La Equidad por la Sudamericana. Sin embargo, para encontrar un tanto del capitán en campeonato local hay que remontarse al 28 de septiembre del 2019, en Paraná, en el empate 1 a 1 frente a Patronato. Sí, más de dos años sin marcar por torneos locales. ¡Por fin se cortó la racha! El grito ante San Lorenzo es el 48° con la camiseta del Grana en 309 partidos disputados (37 en competencias locales y 11 por copas).


Por otro lado, el Laucha se refirió a la salida de José Sand a mediados del segundo tiempo, lo cual no le gustó para nada al correntino, a tal punto que ni siquiera festejó los goles de la victoria. “Claro que lo entendemos, y le perdonamos todo. Es el Pepe Sand, el máximo goleador histórico del club, nos ha dado muchas alegrías y es quizás es ídolo más grande de la institución. Es normal, es un ganador y quiere estar en cancha para ayudar a los compañeros”.

LE CAE BIEN EL CICLÓN. Si bien el Laucha no es un delantero relacionado directamente con el gol, cada vez que le toca enfrentar a San Lorenzo logra un plus. De hecho, es el 4° tanto que le convierte a lo largo de su carrera en Lanús.

  • El 1°: el 13 de setiembre del 2007, triunfo 4 a 3 en La Fortaleza.
  • El 2°: el 26 de octubre del 2014, victoria 1 a 0 como local.
  • El 3°: el 29 de mayo del 2016, en la goleada 4 a 0 en el Monumental.