“Nos pasamos de rosca en los goles de Newell’s”

Zubeldía tuvo autocrítica y lamentó cómo la visita consiguió la ventaja “de dos laterales”, como así también cuestionó las formas que su equipo adoptó para ir a buscar el empate. “Las pocas situaciones que tuvimos, no las pudimos convertir. Lo buscamos con desesperación, muy forzado, muy cortado. También vamos a tener que corregir limitaciones nuestras”, admitió el DT.

Luis Zubeldía charló con la prensa tras la derrota ante Newell’s y analizó los pormenores que desencadenaron en que Lanús no haya podido mantener la punta del campeonato. “Claramente esos 20-25 minutos del primer tiempo que fueron malos, los pagamos caro. Fueron dos acciones muy puntuales con Scocco iniciando desde atrás. Después tuvimos una reacción, pero en términos generales nos costó mucho, en todo sentido. Las pocas situaciones que tuvimos, no las pudimos convertir. Lo buscamos con desesperación, muy forzado, muy cortado. También vamos a tener que corregir limitaciones nuestras”, contó el entrenador del Grana.

Al mismo tiempo, el DT indicó, a su parecer, una de las causas por las cuales su equipo no tuvo la mejor tarde, y explicó al mismo tiempo por qué le viene costando tanto poder sumar de a tres en La Fortaleza. “Cuando estás arriba en la tabla, a todos los equipos les cuesta de local. El rival se te cierra y tenés que tener otros argumentos para abrir el marcador. Han cambiado las reglas del juego porque Lanús está arriba y ahí es donde nosotros vamos a tener que tener otro tipo de argumentos, como rematar de media distancia”, propuso.

Por otro lado, LZ dio su postura sobre el arbitraje de Espinoza y deslizó su opinión sobre el claro penal que no cobró promediando la segunda etapa. “Yo creo que el árbitro cortó mucho el juego, no dejó correr más que otras situaciones. La de López no la veo, pero sé que en esta fecha han cobrado penales de agarrones. El punto más importante es que nosotros hicimos una parte muy mala en el primer tiempo. Aún así, ellos aprovecharon dos laterales y eso no lo hicimos bien, les permitimos tener ventaja. Lo fuimos a buscar, pero con menos espacio y los mejores minutos que fueron los 15′ del primer tiempo, no pudimos concretar”, sostuvo.

En otro orden, el director técnico de Lanús habló sobre la jugada del segundo tanto de la Lepra, en la cual se vio a Burdisso muy adelantado saliendo a buscar y dejando un hueco en la última línea, que aprovechó Castro. “Que Burdisso siguiera a Scocco era para que no lo dejara actuar. Ellos estuvieron finos en esa acción. Cualquier central que sale de su zona de confort, genera espacio y no lo hicimos bien. No hay mucho más análisis para hacer, nos ganaron bien”. Y agregó: “Nos pasamos de rosca en las jugadas de los goles porque vienen de un lateral. Eso tiene que ver con una acción muy puntual, sabíamos que eso podía pasar y no lo hicimos bien. Esperábamos que el movimiento de Scocco se diera en una situación de juego, no en un lateral. Nos faltó claridad para ir a buscarlo”.

Con las defensas bajas

Lanús recibió dos goles de entrada ante Newell’s por errores de la última línea y se bajó de la punta. Con 18 tantos en contra, el equipo de Zubeldía es el tercer equipo más goleado del torneo, casualmente junto a Newell’s, el mayor verdugo del último año. ¿Habrá cambios para el próximo partido?

Hace rato que Lanús tiene las defensas bajas. Únicamente el gran presente goleador de López y Sand, autores de 17 de los 22 tantos del Grana en el campeonato, sostiene al equipo de Zubeldía en los primeros puestos.

Primero, con la dupla Thaller – Burdisso. Ahora, con la experiencia de Braghieri en lugar de Nico. Pero nada cambió. Todo sigue igual. De mal, claro. Una vez más, los errores de la última línea le cuestan un partido y también la punta del torneo al Grana.

Iban apenas 11 minutos cuando un bochazo a espaldas de Bernabei habilitó a Comba. Pase atrás que deja muy lejos a Braghieri de la jugada, zapatazo infernal de Nicolás Castro y a sacar del medio. Sí, así de fácil para Newell’s. Un par de toques le bastaron para convertirle a un Lanús a destiempo en el fondo.


Pero eso no fue todo. A los 28, ¡de un lateral! llegó el segundo de Castro para el cuadro rosarino. Burdisso salió a presionar a campo rival (¿para qué tan lejos?) y dejó un hueco enorme que aprovechó la visita para ampliar la ventaja.

Descontó López y el Granate tuvo una decena de chances para empatarlo. Ya era demasiado tarde. Por algo, Lanús es el tercer equipo más goleado del certamen: 18 veces la fue a buscar adentro, igual que la Lepra, casualmente. Sólo lo superan Aldosivi (21) y Arsenal (19), próximo rival en Sarandí. ¿Habrá cambios o Zubeldía respaldará a la dupla B & B?

Está maldito de Lepra

El Grana perdió otra vez contra Newell’s y no pudo retener la punta del campeonato. Fue 2 a 1 por un doblete de Nicolás Castro para los rosarinos, mientras que José López marcó el descuento sobre el cierre de la primera parte. Lanús insistió hasta el final pero chocó contra un Aguerre en gran nivel. El sábado hay revancha rápida frente al último, Arsenal.

La fecha venía brava. El Grana salía a jugar su partido sabiendo que todos los que pelean arriba habían ganado, incluso Talleres, con quien compartía la punta. Y para colmo, enfrente venía un viejo verdugo de Zubeldía en los últimos enfrentamientos: Newell’s, que le ganó en sus últimas tres presentaciones.

Sin Belmonte, y con Paloma Pérez, el local recibió dos golpes de entrada, uno detrás de otro. Durísimos. Nicolás Castro recibió un pase atrás de Comba, y a los 11 minutos la colgó de un ángulo para adelantar a los rosarinos. Y a los 28, el mismo Castro recibió en soledad (¿dónde estaba Burdisso?) y también definió con clase al segundo palo para poner el sorpresivo 2 a 0. Impensado, a esa altura.

Recién pasada la primera media hora, Lanús mostró signos de reacción y sobre todo empezó a generar peligro en el arco de enfrente. Bernabei, de tiro libre, le quemó las manos a Aguerre, que respondió de manera notable. Sin embargo, a los 37, el Grana se iba a meter de nuevo en partido. Ángel González no dio por perdida una pelota que terminó en los pies del Flaco López, quien dejó en el camino al arquero Leproso y definió entre varios para poner el 2 a 1.

Engranado, el local fue con todo y de no ser por la mala puntería podría haber igualado antes del cierre. López tuvo una doble llegada, en ambas Aguerre le ahogó el empate, y en la última fue José Sand quien falló por poquito en su definición, que se fue apenas afuera.

En el complemento, si bien la historia parecía similar a cómo había finalizado la primera parte, con el correr de los minutos Newell’s logró apagar el incendio y controlar a un Lanús que de a poco se fue quedando sin ideas, a pesar que peleó hasta el último instante por lograr la igualdad. Espinoza no cobró un claro penal de Compagnucci sobre López, las piernas empezaron a cansarse y a pesar de los cambios que metió Zubeldía, la Lepra se hizo fuerte abajo.

Así y todo, el empate estuvo latente. A los 34, Sand quedó mano a mano tras un lindo pase de Esquivel (ingresó de muy buena manera) y otra vez definió desviado, junto al segundo palo. Bernabei, tras un centro lejano, casi la clava en el palo más lejano de Aguerre, quien en la última bola de la tarde evitó el 2 a 2, luego de un remate de chilena de De la Vega, también con chispazos interesantes en el ratito que estuvo en cancha. La visita, de contra, también tuvo lo suyo, pero falló frente a Acosta.

Con este resultado, Lanús cortó una racha de cuatro encuentros sin derrotas (tres victorias y un empate), que lo ubican en la 4° ubicación del campeonato con 23 unidades, tres menos que la T, mientras que Newell’s volvió a ganar tras seis sin sumar de a tres. En la próxima fecha, el Grana se medirá con Arsenal, último con 8 unidades, en Sarandí.

Una fecha de cuarta

Lanús pasó de ser puntero a quedar cuarto por diferencia de gol, tras la derrota ante Newell’s. El único líder Talleres le sacó tres unidades, River lo superó y Estudiantes lo igualó con 23. Además, el Grana cayó al séptimo puesto de la tabla anual, apenas tres puntos arriba de Racing pensando en la Sudamericana 2022.

El fútbol argentino es tan parejo que podés caer del cielo al infierno en un abrir y cerrar de ojos. Eso le ocurrió a Lanús en esta fecha 12 del Torneo de la Liga Profesional.

El equipo de Zubeldía pasó de ser puntero junto a Talleres, a quedar cuarto por peor diferencia de gol que Estudiantes, ambos con 23 unidades. El equipo cordobés le ganó a Racing en Avellaneda y le sacó tres de ventaja, mientras que River también lo superó tras vencer por la mínima al colista Arsenal, con un gol en contra. El Pincha lo dio vuelta en Paraná y lo alcanzó. Ah, Independiente quedó a uno gracias a su victoria en el Ducó sobre Huracán.

La caída abrupta del Granate, sin embargo, no se refleja únicamente en las posiciones del campeonato. También queda a la vista en la tabla anual, que clasifica a las copas internacionales de 2022. De estar con 42 puntos en puestos de Libertadores, cayó a la 7º colocación -peor DF que el Rojo– que lo ubica con lo justo en la Sudamericana. El último que por ahora estaría ingresando es Racing, que tiene 39. Falta medio campeonato, es cierto. Pero a tener cuidado con dar más pasos en falso.

Pensando en lo que viene, Lanús visitará el sábado desde las 15:45 al último de la tabla, Arsenal, en el estadio Julio Humberto Grondona. Luego, por la 14º jornada, será local de Central Córdoba, el viernes 1 de octubre a las 21:15, muy posiblemente con público (¿50% de aforo?) en La Fortaleza.