“Se me hacía muy difícil sacar a uno”

Zubeldía valoró el esfuerzo de sus jugadores, destacó la labor de todos para conseguir los tres puntos a pesar de jugar con uno menos un tiempo completo y explicó porque no hizo modificaciones. “Al no hacer cambios quería dar un mensaje de ‘vamos a ganarlo igual ‘. Los veía a todos en sintonía, comunicándose, en buen nivel y ordenados”, sostuvo el DT de Lanús.

Luis Zubeldía habló tras el triunfazo en Avellaneda y contó sus sensaciones luego de jugar un tiempo completo con un hombre menos y así y todo no realizar cambios hasta minutos antes de la finalización del juego.

“El partido obviamente que se desvirtuó cuando hubo una expulsión al final del primer tiempo, pero creo que es muy importante la organización del equipo. Hasta ahí, el desarrollo había sido como lo pensamos, con Independiente manejando bien el balón en la zona media por características de los jugadores, y un Lanús tratando de usar los espacios para abastecer a los puntas. Hasta la expulsión, tuvimos una situación clara por equipo. Daba entender que el partido iba a ser muy disputado hasta el final”, manifestó el entrenador de Lanús.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1437530881640521732?s=19

Al mismo tiempo, LZ agregó: “Se me hacía muy difícil sacar a uno. Los veía a todos en sintonía, comunicándose, en buen nivel y ordenados. Al no hacer cambios quería dar un mensaje de ‘vamos a ganarlo igual ‘. Me pareció lo mejor seguir teniendo dos delanteros para que los defensores rivales siempre estén preocupados. No prescindir de la altura para las pelotas paradas que podían ser importantes”.

Por otro lado, el DT de Lanús analizó la segunda etapa, en la cual su equipo tuvo que aguantar la ventaja conseguida. “Creo que hicimos un segundo tiempo prácticamente con muy pocos sobresaltos. En términos generales competimos bien, nos adaptamos al accidente que ocurrió y ganamos porque supimos aprovechar esa situación. Somos un equipo que siempre vamos a generar situaciones de gol, incluso a pesar de tener uno menos. Ese 4-3-2 nos permitió tener peso en las distintas zonas, corriendo riesgo porque queremos siempre quedarnos con un triunfo”.

A su vez, Luis destacó el esfuerzo de sus jugadores y valoró la entrega que mostraron para quedarse con los tres puntos. “Quiero felicitar al plantel por la organización que tuvo, que no era fácil con los intérpretes ofensivos que había. Hicieron un embudo defensivo ideal que nos mantuvo siempre en partido”. Y concluyó: “El fútbol argentino está muy parejo y es la única realidad. Nos tocó ganar hoy a nosotros con un contexto muy complicado, pero esto no significa que el que venga va a ser más fácil. Ya vemos que perdimos dos puntos con Sarmiento. Hay que ir paso a paso, crecer y mantener este nivel”.

El uno x uno del triunfazo en Avellaneda

Lanús sacó adelante un partido chivo tras la expulsión de Belmonte y se impuso 1-0 ante Independiente con gol del Flaco López, el punto más alto de una enorme actuación colectiva del equipo de Zubeldía. Mirá los puntajes del puntero y el podio de FG, en el informe.

Lucas Acosta (6,5): Tercera valla invicta del arquero en lo que va del campeonato. Pese a la gran cantidad de centros y remates del Rojo, pocas veces tuvo que intervenir, pero siempre lo hizo con seguridad.

Braian Aguirre (7): Sólida actuación de Café, clausurando el lateral derecho y con varias salvadas providenciales, sobre todo la del final cuando casi lo empata Insaurralde. Contuvo bien a Velasco. De los jugadores más regulares del equipo.

Guillermo Burdisso (7,5): Consagratoria actuación del central, muy cuestionado por los hinchas en partidos anteriores, pero que sacó absolutamente todo. Temperamento y firmeza para aguantar el triunfo. En el podio de FG.

Diego Braghieri (5,5): De menor a mayor, empezó el partido con algunas dudas y en el segundo tiempo se fue acomodando hasta formar una muralla con Burdisso en la zaga central.

Alexandro Bernabei (6): Casi una costumbre, mejor en ataque que a la hora de defender la banda izquierda. Desde sus desbordes y centros punzantes llegaron varias aproximaciones del Grana. No obstante, Bustos ganó bastante y generó peligro a sus espaldas.

Ángel González (7): Poco vistoso a los ojos, es una de las piezas más importantes en el andamiaje del Lanús puntero. Pragmático y muy aplicado para hacer la banda, cumpliendo siempre en las dos facetas del juego. Desde su pegada en un tiro libre llegó el gol de la victoria.

Jorge Morel (6,5): Una fiera en el medio, a veces con alguna pierna de más que puede complicar al equipo. En el complemento, cuando había que sostener con uno menos, creció considerablemente con mucha garra. Indispensable.

Tomás Belmonte (5): Si bien la segunda amarilla fue injusta, el Toto pegó más de la cuenta y por acumulación de faltas ya estaba al límite, antes de la expulsión que le mostró Trucco. Un jugador temperamental y clave en el equipo que no estará ante Newell’s.

Lautaro Acosta (6): Corrió y batalló más de lo que pudo aportar en ofensiva. Erró un gol increíble con el partido 0-0. En el complemento, se volvió fundamental para ayudar a Bernabei en la marca. El capitán que no puede faltar nunca.

José Sand (8,5): No fue figura únicamente por el gol y trabajo ‘sucio’ de López, que el Pepe también cumplió a la perfección. Jugó para el equipo y se sacrificó en pos del bien colectivo. Admirable.

José López (9): El complemento ideal de Sand, que encima anda derecho con el arco. Otra vez mostró que es uno de los delanteros que mejor ataca la pelota en el juego aéreo y marcó el quinto gol de cabeza de los seis que lleva en el torneo. La revelación del Lanús puntero.


Matías Pérez (-): Ingresó a los 44 minutos del complemento en lugar de Ángel González, para reforzar la muralla defensiva en el descuento.

Maximiliano González (-): Hizo su debut en Primera División en el tercer minuto adicionado por Trucco. El volante central categoría 2004 es el futbolista ¡número 37! que tiene bautismo de la mano de Zubeldía.

Luis Zubeldía (8): Su plan del partido salió a la perfección. Le ensució el trámite a un Independiente que se hace fuerte desde la posesión de pelota y le cortó bien los circuitos de juego. En el entretiempo decidió no hacer cambios pese a la expulsión de Belmonte y acertó. Realizó recién dos variantes al final para sostener el triunfazo en Avellaneda.

¡Bien arriba, Granate!

Lanús se recibió de equipo en Avellaneda y sacó chapa de candidato. Le ganó con uno menos a Independiente, por la injusta expulsión de Belmonte, y quedó como único puntero del campeonato, a la espera de lo que pase con Talleres. Fue 1 a 0, gracias al gol de cabeza de José Manuel López.

En la primera parte, mucho ruido, demasiado, y pocas nueces. Ninguno de los dos equipos tuvo intención de jugar, pero sí de pelear. Cada avance, un corte y una infracción. Una pierna de más. Sin embargo, Silvio Trucco parecía tener todo bajo control. Claro, parecía, porque sobre el cierre de esa etapa iba a cometer un error garrafal que iba a perjudicar al Granate al mostrarle la segunda amarilla al Toto Belmonte.

Uno menos para la visita, que a esa altura era menos, pero había generado más. De hecho, la más clara -clarísima- la había tenido Lautaro Acosta, que definió solo frente a Sosa desviado. Del lado del Rojo, merodeó siempre el área de Lanús, pero nunca tuvo la suficiente claridad para llegar con peligro. La mejor, la tuvo Fabricio Bustos, con una linda definición que salió apenas afuera. También lo perdió el Chino Romero de cabeza, minutos antes de la roja, tras un remate de Velasco que se desvió en Burdisso y casi convierte el capitán Rojo.

En el complemento, el partido dio un vuelco inesperado. A los 4 minutos, Lanús pegó de entrada. Y bien fuerte. José Manuel López, otra vez de cabeza, ponía el 1 a 0 tras un centro llovido de Ángel González, y le daba la ventaja a Lanús que por cómo venía la mano parecía inalcanzable.

Con uno menos, el equipo de Zubeldía pasaba al frente en Avellaneda y tendría por delante una verdadera prueba de fuego para quedar en la punta del campeonato. El Rojo, nervioso, sintió el golpe. Y si bien insistió, se encontró con una verdadera muralla Granate. Recién sobre el cierre generó dos situaciones de peligro, pero en ambas ocasiones la defensa respondió, como todo el equipo. Y no hubo tiempo para más.

Lanús vuela alto, bien arriba. Y no sólo por los goles del Flaco. Único puntero, a la espera de lo que pase con Talleres (recibe mañana a Platense). Con un equipo con mucho piberío que, de a poco, se van transformando en hombres. Y una ilusión, que semana tras semana sigue creciendo.

El infierno es encantador

Lanús extendió la racha positiva frente a Independiente, sobre todo en el Libertadores de América, donde ganó ¡por tercera vez en menos de un año! No pierde contra el Rojo por torneos locales desde 2014.

De todos los rivales que le sientan cómodo a Lanús en los últimos años, Independiente es uno de los verdugos preferidos del Granate, que además lo tiene alquilado como visitante. Sí, el infierno es encantador…

Los números lo avalan. Tercer triunfo consecutivo en menos de un año en el Libertadores de América post pandemia, además de siete partidos sin conocer la derrota (nueve contando la serie de Cuartos de Sudamericana 2020).

El pasado 17 de diciembre, el equipo de Zubeldía se convirtió en semifinalista copero tras vencer 3-1 al Rojo con un primer tiempo arrollador en Avellaneda. Goles de Belmonte, Sand y Orsini. Descontó Roa.


Dos meses después, el 15 de febrero, volvieron a verse las caras en la cancha de Independiente y otra vez festejó Lanús. Fue 1-0 con gol de Burdisso, de cabeza. Mismo resultado y fórmula para la victoria de este lunes, por la fecha 11 del Torneo LPF, gracias a un testazo de López.

El dato significativo es que el equipo de Falcioni no supera al de Zubeldía desde el Torneo de Transición 2014, cuando lo goleó 4-1 con tantos de Penco, Montenegro, Lucero y Cuesta; el Chino Romero, hoy capitán del Rojo, había abierto la cuenta para el Grana, que terminó con nueve jugadores por las expulsiones de Monteseirín y Maxi Velázquez. Desde ese entonces, se registraron cuatro triunfos de Lanús -tres en Avellaneda- y tres empates.

¡EL FLACO ESTÁ DE LA CABEZA!

De los seis gritos de José López en el campeonato, cinco los convirtió por la vía aérea. ¿Sus víctimas anteriores en las alturas? Atlético Tucumán, Godoy Cruz, Gimnasia y Aldosivi. Al único equipo que le marcó con los pies, fue a Colón en la goleada 4-1 de la segunda jornada.


TERCERA VALLA INVICTA DE LUCAS ACOSTA

El Granate, uno de los equipos más goleados del campeonato con 16 tantos recibidos, pudo mantener el arco en cero en 3/11 fechas. También lo consiguió contra Huracán (1-0) y el Lobo platense (2-0). Es decir, cada vez que no le marcaron al ex Belgrano, Lanús ganó.

Inmerecida derrota de la Reserva en Domínico

Lanús peloteó a Independiente y fue ampliamente superior, pero erró innumerable cantidad de ocasiones y en un córner lo perdió. Fue caída 1-0 por el gol de Tomás Rambert, hijo de Pascualito, que le impide seguir como puntero al equipo de Rodrigo Acosta.

Una vez más se cumplió la ley primera del fútbol. Los goles que errás en un arco, los pagás en el propio. Eso le ocurrió a Lanús en la visita con derrota (inmerecida) 1-0 ante Independiente, por la fecha 11 del Torneo de Reserva LPF.

El primer tiempo lo tuvo como amplio dominador y protagonista a Lanús, que sin dudas mereció irse en ventaja al descanso. Exclusivamente por la gran figura de Renzo Bacchia, arquero de Independiente, se explica el cero en los 45 minutos iniciales.

Cuarto partido como titular en la Reserva para Leonel Di Plácido, que jugó 79 minutos en un nivel aceptable. No lo atacaron mucho por su banda y tampoco tuvo incidencia en ataque.


Lucas Varaldo despilfarró cuatro chances,
una más clara que la otra. De taco, intentando eludir al uno Rojo y con remates a quemarropas, pero siempre perdió el duelo. Mateo Sanabria -reemplazante del lesionado Lucas Besozzi- y Lucio Castillo también tuvieron sus ocasiones, pero tampoco pudieron inflar la red del arco local.

Los dirigidos por Claudio González, en tanto, únicamente arrimaron peligro desde una mala salida del Grana en el fondo, que encontró a David Sayago -ex inferiores de Lanús- de frente al arco y una rápida respuesta de Peraggini para atorar al delantero.

En la segunda parte se mantuvo la tendencia. La visita con predominio absoluto y varias aproximaciones nítidas, pero sin la tan necesaria puntada final. El Polaco Krilanovich lo perdió de cabeza tras un córner de Lucas Blanco y, por la misma vía, Independiente se llevó el triunfo.


A los 21 minutos, de una desinteligencia entre Krilanovich y Peraggini que salió lejos, le quedó el remate a Zurita, que pateó entrando por el segundo palo. La pelota se desvió y elevó hasta la línea de gol, donde apareció Tomás Rambert -hijo de Pascualito– para ganar en el salto entre dos rivales y estampar la única emoción de la mañana en Domínico.

Si bien se pinchó un poco por el golpe en contra, el buen ingreso de un atreviso Joaquín Fernández (goleador de la Sexta División) reanimó a Lanús, que tuvo tres chances inmejores para llevarse al menos un empate en el descuento. Krilanovich lo perdió dos veces de manera insólita y en la otra asistió a Varaldo, que definió fuerte cruzado pero chocó contra la muralla de Bacchia, salvador con su pie izquierdo.

Ni el tiro del final le salió al Granate, que se fue injustamente con las manos vacías de Avellaneda. El conjunto de Rodrigo Acosta se mantiene con 22 puntos, ahora como escolta a tres de Estudiantes. El próximo rival será Newell’s, en condición de local.


SÍNTESIS DEL PARTIDO:

Independiente (1): 1- Renzo Bacchia; 4- Federico Rotela, 2- Mauro Zurita, 6- Fernando Chávez (C), 3- Nehuén García; 10- Luciano Villalba, 8- Carlos Benavídez, 5- Juan Pacchini, 11- Tomás Rambert; 7- Julián Romero y 9- David Sayago. DT: Claudio González.

Suplentes: 12- Diego Segovia, 13- Tobías Ibarra, 14- Joaquín Leites, 15- Matías Sosa, 16- Ezequiel Soriano, 17- Rodrigo Atencio, 18- Santiago Ayala, 19- Alan Ortiz, 20- Valentín Tapia, 21- Santiago Hidalgo, 22- Joel González y 23- Martín González.

 

Lanús (0): 1- Luciano Peraggini; 4- Leonel Di Plácido, 2- Brian Aguilar, 6- Juan Pablo Rodríguez, 3- Enzo Espinoza; 10- Samuel Careaga, 8- Lucas Blanco (C), 11- Juan Pablo Krilanovich; 5- Lucio Castillo, 9- Lucas Varaldo y 7- Mateo Sanabria. DT: Rodrigo Acosta.

Suplentes: 12- Gustavo Calderari, 13- Martín Ginzo, 14- Pablo Aranda, 15- Luciano Suárez, 16- Julio Soler, 17- Ed Verhoeven, 18- Jonathan Rodríguez, 19- Mauricio Cardillo, 20- Joaquín Fernández, 21- Leandro Moreira, 22- Mateo Tuset y 23- Valentín Gómez.


Gol:
ST 21′ Tomás Rambert (I)

Amonestados: ST 25′ Matías Sosa (I) y 41′ Nehuén García (I).

Cambios: ST 0′ Matías Sosa x Carlos Benavídez (I), 14′ Ed Verhoeven x Lucio Castillo (L), 24′ Joel González x Tomás Rambert y Ezequiel Soriano x Julián Romero (I), 29′ Joaquín Fernández x Mateo Sanabria (L), 34′ Pablo Aranda x Leonel Di Plácido (L), 38′ Santiago Ayala x David Sayago (I) y 45′ Alan Ortiz x Luciano Villalba (I).

Figura: Renzo Bacchia (I).

Árbitro: Martín Raffo.
Asistente 1: Juan Ricciardi.
Asistente 2: Matías Panozzo.
Cuarto árbitro: Roberta Echeverría.

Cancha: Predio de Santo Domingo.