Tiene una vida más

Pese a las cuatro derrotas consecutivas en la Copa de la Liga, Lanús llega con chances matemáticas de clasificar en el top 4 a la última fecha contra Talleres. El equipo de Zubeldía debe ganar y esperar que no lo hagan Unión ni Independiente, lote al que podría sumarse Gimnasia si supera este lunes a Sarmiento en Junín. ¿Se dará el milagro?

Ya dejó pasar varios trenes. Con el 0-1 ante Boca, Lanús hilvanó su cuarta derrota consecutiva en la Copa de la Liga. Al mediodía del domingo, todo hacía pensar que la clasificación a cuartos de final se iba a esfumar por completo. Pero no, el Grana tiene una vida más. Aunque claro, no depende de sí mismo.

Independiente perdió 1-0 como local ante Atlético Tucumán y eso le permite al equipo de Zubeldía, llegar con chances matemáticas a la última fecha contra Talleres de meterse en el top 4.

El equipo cordobés, que sellaba su boleto con la victoria parcial frente a Huracán, igualó 1-1 y no pudo asegurar su lugar; los del Cacique Medina necesitan un empate en La Fortaleza para estar entre los ocho mejores del torneo.

¿Qué resultados necesita el Granate para lograr el milagro? Debe ganarle a la T, en día y horario a definir (sería domingo). Y, a la vez, esperar que no lo hagan Unión -en el clásico santafesino ante Colón- ni Independiente, que visita al Globo en el Ducó. A ese lote puede sumarse Gimnasia, que puede alcanzar la línea del Rojo con 17 puntos si supera este lunes a Sarmiento en Junín.


A continuación, Fortaleza Granate te acerca la tabla de posiciones con el detalle de la diferencia de goles, que puede ser decisiva en caso de igualdad de puntos:

  • 1- Vélez (clasificado): 28 pts / +5
  • 2- Boca (clasificado): 22 pts / +11
  • 3- Talleres: 20 pts / +4
  • 4- Unión: 18 pts / -2
  • 5- Independiente: 17 pts / +4
  • 6- Lanús: 16 pts / -1
  • 7- Atlético Tucumán: 15 pts / -1
  • 8- Gimnasia: 14 pts / 0 (-1 PJ)


LA ÚLTIMA FECHA, EN EL MISMO DÍA Y HORARIO

  • Lanús vs. Talleres
  • Colón vs. Unión
  • Huracán vs. Independiente
  • Gimnasia vs. Vélez

“Hicimos un buen partido y nos quedamos sin nada”

Luis Zubeldía atribuyó la derrota 1-0 ante Boca a la falta de eficacia en el área rival y aseguró que éste es el camino a seguir. “Quiero destacar el funcionamiento y la entrega que está teniendo el equipo, a pesar de la cantidad de partidos intensos y de una complejidad importante en tan poco tiempo”, rescató el DT de Lanús.

A prueba y error, Luis Zubeldía propuso cambio de esquema y le disputó el partido de igual a igual a Boca, pero una desatención en una pelota parada dejó con las manos vacías a Lanús a 15 minutos del final.

“Estamos en un momento poco deseado, de hacer un buen partido y quedarnos sin nada. Son etapas que hay que transitarlas. No hay que claudicar y debemos seguir creyendo que podemos ser un equipo duro. Sin dudas que esto de la eficacia lo vamos a revertir. Lo hemos demostrado el semestre pasado. Quizás en otro momento nos llevábamos un triunfo de esta cancha”, reconoció el DT.

“Quiero destacar el funcionamiento y la entrega que está teniendo el equipo, a pesar de la cantidad de partidos intensos y de una complejidad importante en tan poco tiempo”.

Según Zubeldía, desde la falta de eficacia se explica la caída en la Bombonera. “Rápidamente encontramos cinco ocasiones claras de gol. En el primer tiempo tuvimos un dominio en muchos aspectos del juego. En el segundo tuvieron ellos dos o tres situaciones. Después llegamos dos veces nosotros, una de Toto (Belmonte) y la otra de Aguirre. Cuando el partido parecía un poco en favor nuestro, aparece la famosa pelota parada que hoy nos está jugando en contra y nos quedamos sin puntos”, argumentó.

“Si llegamos a mantener este nivel en los partidos que vienen, por el rival que había enfrente, estaríamos cerca del once ideal”.


Al ser consultado por la vuelta al 4-4-2, el entrenador del Grana analizó: “Son partidos. Hoy competimos bien. Ya habíamos utilizado este sistema la última vez que vinimos y nos dio resultado. Eso tiene que ver mucho con el tipo de rival que enfrentás. Los dos esquemas nos han dado muchas alegrías en su momento, entonces no quiero caer en que uno es mejor que otro”

Por otro lado, Luis explicó la salida del Pepe Sand luego del tanto de Izquierdoz. “De los 15 minutos hasta el gol, José había hecho un buen partido. Creo que en ese tramo estuvo activo y le dio continuidad al juego. Con el profe (Lucas Vivas) veníamos hablando de qué jugadores podían sentir más el cansancio y así evitar algunas lesiones musculares que pueden aparecer por tantos partidos juntos”, aseveró.


Para finalizar, el DT se refirió al talón de aquiles de su equipo en los últimos partidos: el balón detenido en contra. “Si supiera por qué se repiten los goles de pelota parada, no tendríamos esta racha negativa... Tiene que ver con muchas cuestiones. Primero, un buen cabeceador como Izquierdoz, de los mejores de la Argentina. Y segundo, el equipo necesita volver a ganar en confianza. Y para eso hay que tener argumentos para defender bien. Si sostenemos lo que hicimos hoy, es una vía que vamos a corregir”, se mostró convencido.

No le encuentra la vuelta

En un partido parejo, Boca aprovechó un nuevo error de Lanús en pelota parada y gracias al cabezazo solitario de Carlos Izquierdoz, a los 29 del segundo tiempo, se impuso por 1 a 0 en la Bombonera. De esta manera, el equipo de Zubeldía sumó su cuarta caída consecutiva en la Copa de la Liga y quedó a la espera de un milagro para conseguir su clasificación.

Cuando andas de malas, todo cuesta y se sufre más. Por eso, el mínimo detalle en cualquier área termina siendo clave para el desenlace del partido. Y esta, no fue la excepción. Si bien Lanús no brilló, como hace rato viene sucediendo ya, no ligó a la hora de concretar la gran cantidad de situaciones clarísimas para marcar en el arco contrario. Y del otro lado, Morales tuvo buenas intervenciones, pero otra falla defensiva desembocó en otra derrota. Sí, de pelota parada.

Sensaciones encontradas para este Lanús que no logra encontrarle la vuelta a este momento duro que le toca atravesar. Por un lado, una nueva derrota que duele y mucho. El equipo de Zubeldía tenía, hasta hace algunas semanas, la clasificación en el bolsillo. Pero partido a partido, todo se fue disolviendo a tal punto de ahora quedar a la deriva y a la espera de un milagro.

Luis sigue cambiando de nombres, de esquema, de modos, pero no le encuentra la vuelta. En la Bombonera, se retrasó durante los primeros minutos, le dio la pelota al Xeneize y se dedicó a esperar. Le salió bien, ya que Boca se fue poniendo nervioso y perdiendo pelotas en campo propio que le daban chances concretas a Lanús de llegar con peligro al arco de Rossi.


Es cierto, el Grana nunca fue protagonista, pero entendió las formas. No le alcanzó, pero esa es otra historia. ¿El motivo? No acertó al arco, en ocasiones que no suele fallar. Belmonte ni Sand, en posición neta para marcar, afuera. Pero tampoco tuvo suerte: Thaller, con Rossi a mitad de camino, tuvo el 1 a 0, pero sobre la línea salvó Capaldo. Sí, cuando estás de racha todo se hace cuesta arriba.

En el complemento, Boca salió a jugar de otra manera y otra fue la historia en cuestión. Fueron 15 o 20 minutos de asedio permanente de parte del Xeneize, con llegadas y buenas respuestas de Morales para evitar la caída de su arco. Lanús, con errores propios muy marcados y una sensación constante de peligro en contra, por malas entregas, salidas riesgosas y salvo por De la Vega, el mejorcito en líneas generales, dificultades para controlar la pelota y proponer juego. Pero así y todo, pasó el sofocón y salió de la tormenta, mostró signos de recuperación y se metió en partido.


Sin embargo, lo que construyó se derrumbó rápidamente. Primero, por las dos chances que falló en el área rival (¡Belmonte solo abajo del arco la tiró por arriba!). Y luego, por esa inseguridad propia del momento que atraviesa. De un centro pasado, Aude -flojito en esta oportunidad- dudó y se la entregó mal con el pecho a Morales. La pelota, terminó en tiro de esquina. Y de esa pelota parada, el peor enemigo de Lanús en esta racha endemoniada, llegó el gol y la derrota. Pavón le metió, Izquierdoz se anticipó dejando en el camino a Burdisso que llegó demasiado tarde al cruce, y de cabeza dejó sin chances a Morales. 1 a 0, derrota y otro asterisco para Zubeldía y sus jugadores, claro.

 

Fotos: Pablo Villán