“Duele volver a perderme la final”

Como en 2013 cuando una lesión lo dejó afuera ante Ponte Preta, Lautaro Acosta será baja nuevamente en la definición contra Defensa o Coquimbo en Córdoba, esta vez por acumulación de tarjetas. “La amarilla fue rápida y me sorprendió muchísimo porque es árbitro internacional (Sampaio) y debería conocerme menos. Me tenía ganas”, disparó el Laucha, quien no anduvo con vueltas a la hora de elegir rival.

Con Lanús finalista de la Copa Sudamericana por segunda vez, son varias las coincidencias con la consagración de 2013, de la mano de Guillermo Barros Schelotto.

En primer lugar, el posible rival en la definición, que en caso de ser Coquimbo Unido, al borde del descenso en el torneo chileno, se asemeja al presente de Ponte Preta de Brasil, en aquel entonces.

Otro punto en común tiene como protagonista a Lautaro Acosta. El ídolo y capitán de Lanús, ausente en la Final hace poco más de siete años por una lesión, volverá a perderse la definición por el título, ahora con formato a partido único.

El Laucha vio la amonestación a los 23 minutos de juego y, al acumular su tercera tarjeta desde cuartos de final en adelante, será baja el sábado 23 en Córdoba.


“Aunque sea el capitán, soy un poco egoísta porque me duele volver a perderme la final. En 2013 ya me pasó por una lesión y ahora es por una amarilla. Me da mucha bronca porque no puedo hacer nada. El árbitro me tenía ganas”, disparó el siete bravo del Granate contra el brasileño Wilton Sampaio. Y agregó: “La amarilla fue muy rápida y me sorprendió muchísimo porque es árbitro internacional y debería conocerme menos. Me había comido (Sic) dos patadas de Guidara cinco minutos antes y no juzgó con la misma vara”.

¿CONEJA POR LAUCHA? José Luis Gómez se perfila como el principal candidato a reemplazr a Lautaro Acosta en la final de la Sudamericana. Otro cambio podría ser la vuelta de Burdisso a la zaga central, en lugar de Matías Pérez.


En diálogo con FM 94.7, Acosta analizó la serie de semifinal que clasificó al Grana con un holgado 4-0 a favor en los 180 minutos. “Quizás la diferencia en el global contra Vélez no se justifica porque hicieron méritos para hacer goles en la serie. Pero el fútbol y las copas son así. Fueron claves los jugadores determinantes. Esa jerarquía terminó pesando”, aseguró.

Por último, Lautaro no anduvo con vueltas y eligió a qué rival prefiere en el encuentro trascendental por una nueva conquista internacional. “En la final no quiero enfrentar a otro equipo argentino (Defensa). Es un desgaste mental en la previa porque te conocés más. Igualmente vimos el partido y el chileno es un gran equipo también”, sostuvo.

“El equipo está fuerte y tiene gol”

Zubeldía no pudo ocultar su emoción por haberle ganado a Vélez y meterse en la Final de la Sudamericana, aunque anticipó: “Quiero que Lanús siempre gane. Y si gana títulos, mejor. No es fácil. Tendremos que estar a la altura de lo que se viene”, destacó el DT que cumplió 40 años, quien además agregó: “Es un premio para todo el club. Tengo sentimientos muy fuertes por Lanús y muchos sueños”.

Luis Zubeldía charló en conferencia de prensa luego de la gran victoria ante Vélez y se mostró muy entusiasmado con la oportunidad que tiene su equipo de disputar la Final de la Sudamericana.

“Estamos muy contentos, pero sabemos que falta un paso más y que será tan duro como los que tuvimos que atravesar. Todo lo que uno cosecha es parte de mucho trabajo, de estar siempre presente, de esforzarse y querer mejorar siempre un poco más. Siento que es un premio para todo el club”, expresó el DT, en el día de su cumpleaños número 40, en el cual dejó un mensaje muy especial pensando en lo que viene: “Tengo un sentimiento muy fuerte por Lanús, tengo muchos sueños, y quiero que siempre gane. Si gana títulos, mejor. No es fácil. Tendremos que estar a la altura”.

A la hora de analizar el trámite del juego, el entrenador reconoció que durante la primera parte Lanús no podía encontrar su mejor versión, motivo por el cual cometió varios errores, sobre todo a la hora de generar juego en campo rival: “Son situaciones de semifinales, momentos muy particulares… Las sensaciones y el saber que no estábamos jugando como queríamos hizo que costara más de lo común. Eso hizo que Vélez tenga la iniciativa de salir a buscar el gol de visitante. No sé cuánto hay de mental, de juego, de virtud del rival, siento que las copas son así en general. En los 180 minutos, cada equipo mostró sus cartas, y si hay algo que no quedan dudas es que Lanús tiene gol, y está fuerte y convencido de que, jugando cómo equipo corto, vamos a ganar. Cuando se logra eso, se llega a una final. Lo venimos demostrando a lo largo de la Sudamericana, dejamos equipos afuera durísimos. Destaco el trabajo en equipo y la capacidad de gol, lo que nos lleva a estar siempre en partido por más dominio que haya de parte del rival, que jugó muy bien”.

En otro orden, Zubeldía no dejó de lado el hecho de no poder contar con Lautaro Acosta en la Final a disputarse en Córdoba el próximo 23 ante el ganador de Defensa y Coquimbo. El capitán del Grana llegó al límite de amonestaciones y será el gran ausente en un partido definitivo en el cual se juega la chance de sumar una nueva estrella, nada menos. Ante eso, LZ manifestó: “Todavía no me puse a pensar en eso, pero sabemos que el Laucha como el Pepe son dos referentes muy importantes para todos. Veremos cómo podemos hacer para que se note lo menos posible su ausencia. Ha hecho un partido, una serie magnífica, porque jugó condicionado siempre y no ha especulado sabiendo que se perdía una final. Eso es Acosta, por algo tiene una estatua acá”.

Destino Final

Lanús derrotó a Vélez por 3 a 0 en La Fortaleza y se metió en la gran Final de la Copa Sudamericana. Sí, el Granate logró soportar a un equipo bravo y lastimar en los momentos clave para quedarse con la serie, gracias a los goles de Belmonte, Orsini y Bernabei. Otra actuación destacada de Lautaro Morales, el sostén en el arco. Ahora, a esperar por el ganador entre Defensa y Coquimbo de Chile.

Primero hay que saber sufrir. Sí. Y mucho. Porque a pesar de haber ganado en Liniers, la noche en la Fortaleza arrancó durísima. Vélez, con Centurión enchufado, cada vez que agarraba la pelota, daba la sensación de que algo podía generar. Una y otra vez, llegaba y terminaba las jugadas tan cerquita del arco de Morales que era para taparse los ojos.

Para colmo, Lanús no podía controlar la pelota en ningún sector del campo de juego. Quemaba. Cometía errores insólitos, para agarrarse la cabeza y preguntarse, ¿Otra vez la tienen ellos? ¿Cuánto falta? ¿Hasta cuándo nos va a poder salvar Lautaro? Porque la realidad fue que, si esta historia tuvo final feliz, fue en gran parte por el arquerito que ya se transformó en arquerazo: Morales. Otra actuación para poner en un cuadrito. Por abajo, por arriba, de media distancia, de más cerca, el pibe se hizo enorme y le puso un candado al arco a lo largo de los 180 minutos que duró la serie.


Se terminaba la primera etapa. Todo igual. Hasta que en un abrir y cerrar de ojos, sobre el cierre como en Liniers, el Grana iba a tener un golpe de suerte. Dos, mejor dicho. A los 44, el brasileño Wilton Sampaio -que venía de amonestar al Laucha de manera injusta, motivo por el cual queda afuera de la Final-saldó su error y con creces. Cristian Tarragona le fue con todo al capitán de Lanús y el árbitro no dudó: roja directa. Las cosas, podían pegar un giro inesperado. Y mucho más apenas tres minutos más tarde, cuando Tomás Belmonte (otro punto altísimo en el local), mandaba al fondo del arco un remate -mezcla cabeza y hombro- un centro de Pepe Sand para marcar el 1 a 0. Sí, de película.


En el complemento, los dirigidos por el Flaco Pellegrino fueron con todo por el descuento. Pero en desventaja numérica, a pesar de insistir, con el correr de los minutos fueron dejando espacios. Y Lanús, a la espera, en la primera que pudo, concretó el segundo que prácticamente liquidó el pleito. Escalada gloriosa de Aguirre por derecha, centro al medio que nadie llegó a empujar, pero que en segunda instancia Nico Orsini iba a terminar anotando el parcial 2 a 0 (con ayudita de De La Vega, que la peleó en el segundo palo intuyendo que la pelota seguía su trayecto).

Baldazo de agua más que fría para Vélez, que minuto más tarde estrellaría un disparo en el palo (Janson), bajando el telón definitivamente, entendiendo que no iba a ser su noche. Va, sería un poco peor incluso: a los 43, Bernabei gritaba el tercero luego de una contra comandada por Belluschi y posterior pase de Sand para que el lateral defina de cabeza bajo los tres palos.


¿Si costó? Demasiado. Pero se disfrutó el doble. ¡Lanús es finalista de la Sudamericana! Y ahora, espera sentado lo que pase en el desquite entre Defensa y Coquimbo luego del empate 0 a 0 de la Ida. El triunfador de la revancha en Varela, será el rival Granate el 23 de enero en el Kempes de Córdoba.

Nos vemos en Córdoba

Con el categórico 4-0 a Vélez en el global, Lanús se convirtió en el primer finalista de la Copa Sudamericana. El equipo de Zubeldia espera por el ganador de Defensa y Justicia – Coquimbo Unido de Chile. ¿La cita por el título? El sábado 23 de enero a las 17:00 en el estadio Mario Alberto Kempes, a partido único.

Lanús sigue escribiendo páginas doradas en la rica historia contemporánea del club. Por quinta vez en la última década, el Granate jugará una final continental en busca de su séptima estrella.

El equipo de Zubeldia se impuso con autoridad por 3-0 ante Vélez en la revancha de la semifinal de Copa Sudamericana y clasificó con un categórico 4-0 en el resultado global.

https://twitter.com/Sudamericana/status/1349546691360395271

Al Grana, campeón de la edición 2013, le queda un paso más rumbo al título. El sábado 23 de enero a las 17:00, en el estadio Mario Alberto Kempes, enfrentará al ganador de la llave entre Defensa y Justicia – Coquimbo Unido de Chile, que igualaron 0-0 en la ida y se volverán a ver las caras el sábado en Varela. ¡Nos vemos en Córdoba!

¡La alegría no es solo brasilera!

En el día que Santos eliminó a Boca de la Libertadores y definirá el título con Palmeiras, Lanús aseguró la presencia de un equipo argentino en una final internacional. El Grana irá por su segunda Copa Sudamericana, certamen que conquistó en 2013.

La alegría no es solo brasilera. No, mi amor. Bailando en una calle cualquiera, en Buenos Aires se ve que ya no hay tiempo de más…

En el día que Santos eliminó a Boca de la Libertadores y dirimirá el título ante Palmeiras en el Maracaná, Lanús aseguró la presencia de un equipo argentino en una final internacional.

El equipo de Zubeldia despachó a Vélez y puede haber definición argenta si Defensa elimina a Coquimbo Unido (0-0 en la ida). De cruzarse con el elenco chileno, al borde del descenso, se presentaría un panorama similar al de 2013, cuando los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto vencieron al casi descendido Ponte Preta de Brasil.


QUINTA FINAL, QUE INCLINARÁ LA BALANZA

Contabilizando la Suruga Bank y la Recopa Sudamericana, a uno y dos partidos respectivamente, que el Grana perdió en 2014, Lanús será finalista de un torneo continental por séptima vez en los últimos 25 años. Cinco de ellas, desde 2010 en adelante, de las cuales ganó dos y se quedó con las ganas en las otras dos. A continuación, las repasamos:

  • Copa Conmebol 1996: Lanús 2 – Independiente Santa Fe 1 (2-0 y 0-1)
  • Copa Conmebol 1997: Lanús 2 – Atlético Mineiro 5 (1-4 y 1-1)
  • Copa Sudamericana 2013: Lanús 3 – Ponte Preta 1 (1-1 y 2-0)
  • Copa Libertadores 2017: Lanús 1 – Gremio 3 (0-1 y 1-2)
  • Copa Sudamericana 2020: Lanús vs. Defensa y Justicia o Coquimbo Unido (partido único)

Euforia de vestuario finalista

Los jugadores de Lanús armaron una fiesta tras la clasificación a la Final de la Sudamericana. Hubo foto grupal, selfies varias y videos de la celebración con cánticos. ¡A un paso de la gloria, Grana!

La definición abultada de la semifinal ante Vélez desató la fiesta Granate en el vestuario finalista. Tras el 3-0 de la revancha (4-0 en el global), los jugadores de Lanús compartieron la intimidad de los festejos. ¡Locura total!

Varios integrantes del plantel publicaron la foto grupal tan característica después de un buen resultado. En este caso, con la perlita de ubicar a Leonel Di Plácido -en recuperación de su rotura de ligamentos cruzados- en el centro de la escena, rodeado por los gladiadores que lograron el pase a la gran final de la Copa Sudamericana.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1349578925136097280

La mayoría, a su vez, posteó historias con selfies junto a uno o dos compañeros, como el Toto Belmonte con Pedro de la Vega y el Laucha Acosta con el Pepe Sand, como principales duplas ganadoras.

Además, Lucas Vera y Alexandro Bernabei transmitieron en vivo por Instagram, con la euforia y los cánticos de los futbolistas del Grana en un camarín desbordado de felicidad. ¡A un paso de la gloria!