“Que Maradona grite mi gol en la clínica es único”

Lo firma Nicolás Orsini, héroe de la infartante clasificación de Lanús ante San Pablo en el Morumbí. “El equipo tuvo la capacidad y el coraje de seguir intentando hasta el final y eso fue la clave para poder quedarnos con la llave”, aseguró el delantero, goleador del Grana en la actual Copa Sudamericana con tres conquistas.

Nicolás Orsini fue, una vez más, la carta goleadora de Lanús desde el banco de suplentes. Autor de un doblete ante la Universidad Católica de Ecuador en primera fase de esta Copa Sudamericana, también ingresando en el segundo tiempo, el delantero se convirtió en el héroe de la histórica clasificación ante San Pablo en el Morumbí, con un gol a los 93′ que jamás olvidará.

“Dormí una hora y media como mucho. Llegamos alrededor de las seis de la mañana, estábamos con muchas pulsaciones y hablando del partido en el avión. Casi ninguno pudo dormir”, admitió el morterense de 26 años, con tremendo olfato goleador en la acción decisiva: “Toda la jugada tuve la sensación que la pelota iba a quedar ahí, por eso no me moví del área. Pegué un vistazo al línea, y cuando salió corriendo para el medio, no lo vi más y festejé el gol”.

https://twitter.com/Sudamericana/status/1324145820502032384

Asimismo, Orsini tuvo felicidad por partida doble, a raiz de una información que llegó a sus oídos de regreso a suelo argentino. “Me comentaron que Maradona gritó el gol de Lanús en la clínica (internado por la operación de un hematoma subdural). Saber que Diego grite un gol mío, es algo único”, aseguró en diálogo con FM 947 Radio.


Sobre sus sensaciones de la heroica definición, el trotamundos que tiene Lanús sostuvo: “Primero estábamos cerca de liquidar la serie. Luego pensamos en los penales, llegamos a imaginar quedar eliminados y por último el estallido del final. Fue algo único. Fue una llave complicada definiendo en el Morumbí”.

“El equipo tuvo la capacidad y el coraje de seguir intentando hasta el final y eso fue la clave para poder quedarnos con la llave”. 

Al mismo tiempo, Orsini reconoció en el programa Jogo Bonito (FM Late 93.1) que San Pablo se relajó después del cuarto gol. “Me dio la sensación, por el festejo y los cambios, que ellos dieron por finalizado el partido después del 4-2. Lo que conseguimos fue increíble”, manifestó. Y añadió: “La clave del triunfo fue que nunca nos relajamos, estuvimos fuertes de la cabeza y entendimos que el partido no había terminado”.

Para finalizar, el máximo artillero del Granate en la competencia continental, contó una anécdota que protagonizó con Lautaro Acosta, quien le sirvió la asistencia, en el vuelo de regreso. “El triunfo se disfrutó mucho. Estaba sentado al lado del Laucha, yo quería festejar y lo primero que me dijo fue ‘hay que pensar en el partido que viene’. Ya mañana tenemos que cambiar el chip y pensar en el torneo”, concluyó.

Gol a gol, las dos caras de un mismo equipo

En contraste con el poderío ofensivo que le permitió meter tres goles en el Morumbí, el equipo de Zubeldía mostró serios problemas en la marca y recibió cuatro tantos que casi lo dejan afuera de la Sudamericana. El análisis del aspecto defensivo y en ataque, bajo la lupa de FG, acá.

Un triunfo, dos derrotas. Siete goles a favor, ocho en contra. Apenas un 39% promedio de posesión de balón. Pero lo más importante: la clasificación a octavos de final de la Copa Sudamericana.

Es el balance estadístico de los tres partidos que jugó Lanús en una semana, después de casi ocho meses de parate, con una serie de alto riesgo ante San Pablo de Brasil y el debut en la Copa de la Liga Profesional frente al último campeón argentino, Boca.

En el análisis puntual del encuentro de vuelta contra los brasileños, el Granate mostró dos caras bien marcadas: una en defensa y otra muy distinta en ataque.

En ese último aspecto del juego, el poderío ofensivo -fundamentalmente del primer tiempo- con una asfixiante presión alta y un ritmo desgastante, cuando las piernas respondían y la cabeza también, le permitieron al equipo de Zubeldía convertir dos goles y uno más en el final, el de la hazaña, con una impecable combinación Sand – Acosta – Orsini para el celebradísimo 3-4.


Sin embargo, el aspecto defensivo es en el que vamos a centrarnos ahora. Una vez más, Lanús tuvo serios problemas en el fondo y dio muchas ventajas atrás, dominado por un rival que hizo lo que quiso en el complemento. ¿Las principales fallas? El Granate perdió muy fácil las marcas, tanto en pelota parada como en movimiento, además de agrupar gente y ocupar espacios sólo para rellenar lugares libres, sin más.

Esa misma presión que le destacamos en campo rival, fue prácticamente nula en el propio. Era de a uno y no en bloque, con tiempo y espacio al lanzador para ejecutar, como se vio varias veces con Dani Alves, que se hizo un festín con pases y centros a espaldas de los dos centrales. Al Granate le cuesta defenderse sin la pelota. 

A continuación, el gol a gol que sufrió Lanús en el Morumbí, bajo la lupa de FG:



1-1 (Dani Alves): en un córner desde la punta izquierda, Braian Aguirre no sigue al capitán de San Pablo y se desentiende totalmente de su marca, a tal punto que le permite cabecear solo al borde del área chica.


2-2 (Pablo): en este caso, Dani Alves tiene absoluta libertad para meter un pase profundo entre líneas, a espaldas de Toto Belmonte y lejos del alcance de Burdisso. El jugador más cercano era Lucas Vera, que no llega al cruce por un par de metros. Así dejó al delantero recién ingresado de cara al arco, y el nueve resolvió con una buena diagonal y derechazo cruzado bajo.



3-2 (Thaller en contra): Gabriel Sara se escapa por izquierda y envía un centro que tiene libre a Di Plácido, sin marcar a nadie. Todos tenían marca, menos él y Belmonte que sobraba en esa jugada. El lateral derecho le erra la pelota y eso desencadena en el rechazo de Thaller contra su propio arco.



4-2 (Gabriel Sara): Otra vez Dani Alves como lanzador, con Quignon que lo mira y un envío pasado que encuentra al 21 libre de marca por el segundo palo. Ni Di Plácido ni Orsini lo vieron venir por atrás. Mochila toma una marca y el delantero no se involucra en un rol defensivo. El resto estaba con una marca tomada. Así llega el mediocampista de San Pablo a cebecear y estampar un gol que casi deja afuera al Grana. Preocupante. En definitiva, mucho por corregir.

“Eliminamos a un equipo que se preparó para ganar la Libertadores”

Así valoró Luis Zubeldía la heroica clasificación de Lanús ante San Pablo en el Morumbí, haciendo valer los tres goles de visitante en la vuelta. “En el club del barrio mas grande del mundo, como lo conocemos nosotros, el festejo es para la gente y los directivos que nos respaldan siempre”, fue la dedicatoria del DT.

El director técnico de Lanús, Luis Zubeldía, valoró eliminar “a un equipo que se preparó para la Libertadores” como San Pablo, que en menos de un mes quedó fuera del máximo certamen continental y en la noche del miércoles de la Copa Sudamericana, y recalcó que “el plantel merecía la clasificación”.

“Eliminamos a un equipo que se preparó para ganar la Libertadores. El plantel se merecía la clasificación”, resaltó Zubeldía en la conferencia virtual ofrecida luego de perder con San Pablo, en el estadio Morumbí (3-4), al que había vencido (3-2 en la ida), por lo que pasó de ronda por valer doble sus goles de visitante al igualar el global en seis.

“Fueron dos partidos muy parejos con dos equipos que buscaron siempre ganar, y esta noche tuvimos un buen primer tiempo, pero nos caímos en el segundo”, interpretó el entrenador.


Luego subrayó dos conceptos muy relacionados a su íntima relación con la institución, de donde surgiera como un destacado volante tras su llegada desde La Pampa y donde debutó como técnico. “El gol de (Brian) Aguirre (el segundo de Lanús) me provocó un inmenso orgullo porque es ver reflejado el trabajo de todos los técnicos de las divisiones inferiores del club”, indicó.

“En el club del barrio mas grande del mundo, como lo conocemos nosotros, el festejo es para la gente y los directivos que nos respaldan siempre”, fue la dedicatoria de Zubeldía por la clasificación.

Entre otras consideraciones, también expuso cómo afrontará los compromisos venideros, con la visita del próximo lunes a Talleres como el encuentro más cercano a la vista.


“Ahora se vendrá el tiempo de enfocarnos en la Copa de la Liga Profesional, en la que tenemos que recuperarnos (derrota 2-1 como local ante Boca en el debut). Ya habrá tiempo para volver a pensar en la Sudamericana”, señaló, teniendo en cuenta que el torneo internacional proseguirá a partir del 24 del corriente, encimándose con la Libertadores.

“Es probable que analicemos hacer variantes en la competencia de la Liga Profesional para darle rodaje a aquellos que todavía no lo tuvieron”, concluyó Zubeldía.


Fuente:
Depo (Crónica)

¡Morumbiazo! Histórica clasificación de Lanús

El Grana la pasó feo en San Pablo, pero la película tuvo final feliz. El equipo de Zubeldía consiguió el pase a los octavos de final de la Copa Sudamericana pese a perder 4 a 3 ante los brasileros por el famoso gol de visitante (de local había ganado 3 a 2). En tiempo adicionado, Orsini se transformó en héroe y desató un festejo a lo grande.

Lanús fue atrevido en el Morumbí. Al menos en la primera etapa, los dirigidos por Luis Zubeldía no se achicaron, y a pesar de la ventaja obtenida en casa, salieron a jugar ante el San Pablo en Brasil con el cuchillo entre los dientes. Y lejos de Lautaro Morales. En campo rival, presionando y tratando de estirar la ventaja. El premio no tardó en llegar. Pepo De La Vega cargó la barra de potencia y de más de 30 metros le movió el arco a Volpi para estampar el 1 a 0, que de sorpresa no tenía nada. Golazo.

La respuesta del conjunto local no tardó en llegar. Apenas 11 minutos después, de un tiro de esquina, Dani Alves de cabeza igualó la historia. Con poco, San Pablo se metía de nuevo en la serie. Luego, el Grana estuvo muy cerca con un frentazo de Burdisso que Volpi despejó con grandes reflejos, y San Pablo hizo lo propio por medio de Luciano, que de emboquillada le erró al arco. A los 44, Lanús iba a estirar la ventaja por medio de Braian Aguirre. El juvenil entró por el segundo palo, y tras un pase preciso de Di Plácido, definió de derecha para lograr el 2 a 1. Antes del cierre, Reinaldo de media distancia, hizo revolcar a Morales, quien evitó el 2 a 2.


En el complemento, el sueño se transformó en pesadilla. El equipo se retrasó por completo, lo dejó a jugar y sobre todo pensar al San Pablo. Y si vos le das la pelota a un equipo brasilero, lo podés pagar caro. Por más que la suerte esté de tu lado, que estén imprecisos abajo del arco, que la pelota pegue en el palo o que tu arquerito que recién asoma tenga buenas intervenciones. Lanús jugó mal, y el local se sintió cómodo y confiado para seguir insistiendo hasta el final.


Pablo igualó el partido a los 16, tras un pase bárbaro de Dani Alves, y sobre el cierre, se vino la noche para Zubeldía y compañía. A los 42, Thaller en contra de su propio arco puso el 3 a 2, lo cual significaba definición por penales, lo cual ya era terrible para Lanús por cómo se habían dado las cosas. Pero se podía estar peor. De hecho, a los 44, Gabriel Sara (otro pase de Alves), ponía el 4 a 2 de cabeza y la clasificación para los brasileros.


Pero nunca hay que cantar victoria antes de tiempo. Y cuando parecía que la cosa no terminaba bien, Lanús jugó su última carta. Todos al ataque a buscar el milagro. Pelotazo largo de Alexis Pérez, Sand y Acosta pelearon con los defensas contrarios por el balón, el Laucha se iluminó y en un abrir y cerrar de ojos dejó solo a Orsini, quien definió de primera para poner el 3-4 y desatar una locura interminable. De película, con final feliz.

Alegría nao tem fim, Grana

Los jugadores de Lanús mostraron la intimidad del festejo tras la heroica clasificación ante San Pablo en el Morumbí. Además, mucha personalidad conocida del ambiente del fútbol felicitó al equipo de Zubeldía por la entrega hasta el final. Mirá los mensajes destacados, acá.

Durante un buen rato, la palabra “Lanús” fue tendencia en Twitter. También el nombre de “Orsini” inundó las redes sociales. En Instagram, los vivos de algunos jugadores como Leo Di Plácido, Lautaro Morales y Lucas Vera, entre otros, hicieron parte a los hinchas de los festejos del plantel en el vestuario visitante del Morumbí, luego de una clasificación histórica que trascendió fronteras.

No sólo los futbolistas del Grana compartieron posteos de su felicidad por avanzar en la Sudamericana. También lo hicieron distintas personalidades reconocidas del ambiente del fútbol, que felicitaron a los pibes de Zubeldía (más Burdisso, Acosta y Sand) por el logro obtenido en la hora ante San Pablo.

A continuación, repasamos los mensajes destacados de una noche heroica en Brasil, que quedará en la retina de los Granates por mucho tiempo:

https://twitter.com/NicoBurdisso_8/status/1324143182666469377

https://twitter.com/RussoNicolasOk/status/1324146027444740096

La pertenencia de los ex, el mayor Orgullo Granate

Marchesín, Marcone y Valeri festejaron a la distancia la hazaña de Lanús en Brasil. Un día antes, Izquierdoz le agradeció a Fortaleza Granate por el saludo de cumpleaños y le deseó éxitos al equipo. No es casualidad: es trabajo y seriedad.

Son varios los ex futbolistas identificados con Lanús, campeones en la última década, que siguen los partidos del Grana desde diferentes partes del mundo.

Entre algunas casos significativos, destacan Diego Valeri en Estados Unidos, Agustín Marchesín en Portugal y, las últimas semanas, Lautaro Valenti en Italia.

Cada tanto, además, se suman otros, como ocurrió esta noche con Iván Marcone, quien celebró con todo la épica clasificación del equipo de Zubeldía ante San Pablo por Copa Sudamericana.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1324169326887378951

“Hablen… Felicidades Lanús. Vamo’ Vamo’ lo pibe”, expresó el volante central desde España, recientemente incorporado al Elche que dirige Jorge Almirón.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1324190354137112576

Otro que lo vivió como un hincha más, fue Marche. También vía historias de Instagram, el uno festejó el gol de Braian Aguirre -con un “qué lindo juega Lanús”- y en el final se desagohó, con elogio incluido a Zubeldía: “¡Vamos la cdsm! Qué huevos, Lanús. Sos un grande Luis, te merecés lo mejor”.

https://twitter.com/DiegoDv8/status/1324141522934099968

A su vez, Pelusa compartió su felicidad por el gol agónico de Nicolás Orsini, con la clásica bandera de Letonia que distingue a Lanús en redes sociales, junto al emoji del puño apretado. El sentido de pertenencia de los ex, el mayor Orgullo Granate, sin dudas.