Copa Sudamericana: Sorteo de la Segunda Fase

Lanús conocerá el viernes 23 de octubre a su próximo rival copero, con la certeza de que el partido de ida se jugará en La Fortaleza, a partir del martes 27. Unos días más tarde, el viernes 30, también comienza la Liga Profesional de Fútbol en la Argentina, con debut como local ante Boca.

En dos semanas empieza la actividad oficial para Lanús. Sí, por los puntos. ¡Al fin! El primer evento trascedente tendrá lugar el viernes 23 de octubre a las 12:00 (hora argentina), cuando se realice el sorteo de la Segunda Fase de la Copa Sudamericana.

El mismo se desarrollará en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en Luque, con transmisión en vivo por Fox Sports, DirecTV, Conmebol TV y Facebook.

Debido a la pandemia del coronavirus, como particularidad, no se permitirá en el acto la presencia física de los representantes de los clubes, ni de Asociaciones miembros.

Un día antes, el jueves 22, finaliza la fase de grupos de la Libertadores, certamen del cual los terceros de cada zona se sumarán al sorteo de la Sudamericana.


El Granate, integrante del Copón 2 tras eliminar a Universidad Católica de Ecuador, sabe que jugará el primer partido como local, en La Fortaleza, a partir del martes 27 (a definir). La definición de la serie, por ende, será en condición de visitante.

Según estableció la Conmebol, primero se sacarán las bolillas del copón de los segundos y luego de los primeros, para ir formando los cruces. Cada uno estará denominado por la letra “O” más el número correspondiente del 1 al 16. El mismo está predefinido y quedará prefijado con quien avance a octavos de final. A partir de dicha instancia y hasta semifinal inclusive, la localía en los partidos estará supeditada a la numeración que cada equipo haya obtenido en el sorteo. En cada llave, los equipos con numeración menor definen de local el partido de vuelta. 


¿Contra quién se puede cruzar el equipo de Zubeldía? A continuación, Fortaleza Granate te acerca el listado de los 16 posibles rivales, de los cuales los ocho primeros corresponden a los terceros de la fase de grupos de la actual Libertadores:

1- Junior de Barranquilla (Colombia)
2- Bolivar (Bolivia)
3- Peñarol (Uruguay)
4- San Pablo (Brasil)
5- Universidad Católica (Chile)
6- Estudiantes de Mérida (Venezuela)
7- Defensa y Justicia (Argentina)
8- Caracas (Venezuela)

9- Atlético Tucumán (Argentina)
10- Deportes Tolima (Colombia)
11- Liverpool (Uruguay)
12- Bahía (Brasil)
13- Emelec (Ecuador)
14- Deportivo Cali (Colombia)
15- River Plate (Uruguay)
16- Sol de América (Paraguay)

La línea de cinco defensores, una “alternativa” para Zubeldía

Un Zubeldía auténtico y sincero, admitió en diálogo con Lanús 2000 que evalúa un cambio de esquema para la post pandemia. “Se fueron seis jugadores que disputaron el 70% de los partidos, es para ocuparse y preocuparse también”, arrancó el DT, quien agregó: “En principio quiero jugar con cuatro en el fondo, pero también está la alternativa de jugar con tres, con la posibilidad de Di Plácido y Bernabei que me dan profundidad y explosión”. También comentó la posibilidad de que el Negro Gómez juegue de lateral izquierdo: “Lo utilicé en Racing ahí y conoce el puesto”.

Se lo nota tranquilo. Por ahora, claro. Sabe que se viene un gran desafío por delante. Nuevos horizontes. Aunque anticipa en más de una oportunidad que no tiene el plantel cerrado, dejando la puerta abierta o un claro pedido de refuerzos. Luis Zubeldía reflexiona en casi una hora de entrevista con Lanús 2000 y da respuestas concretas. Se saca el cassette y le da curso a una nota más que interesante para el futbolero que está del otro lado. Sobre todo para el hincha de Lanús, expectante de lo que vendrá cuando vuelva el fútbol.

“Estoy tranquilo, concentrado con lo que hay que hacer. Entiendo las reglas del juego, y a partir de ahí, dar vuelta la página y empezar a armar un equipo nuevo. Un plantel nuevo. Claro que todo esto ya lo veníamos hablando con los dirigentes… Se fueron seis jugadores que disputaron el 70% de los partidos, es para ocuparse y preocuparse también. Igualmente somos optimistas, confío en mi equipo de trabajo. La idea es traer uno o dos jugadores más”, comenta el DT de entrada, y prosigue: “Me adapto a lo que quiere el club, soy un empleado, no tengo el poder absoluto. Es mentira eso. Trato de hacer la tarea que me corresponde y pongo al club por encima de todo. Y esta no va a ser la excepción”.

https://twitter.com/RadioLanus2mil/status/1315382061537075200

La charla pasa por diferentes sectores y etapas, Luis acepta el mano a mano y no se esconde. Pide la pelota, se hace cargo y resuelve. Sabe que será otro Lanús, y que deberá transitar este camino con paciencia y esfuerzo para salir a flote. Deja en claro, entre otras cosas, que todavía sigue con el radar alerta y que no baja la persiana a nada. De hecho, avisa que puede cambiar de sistema, lo cual sería todo una novedad a esta altura, sin dejar pasar que en algún que otro momento cuando tuvo que modificar el esquema, lo hizo sin temor. De atrás hacia adelante.

“En defensa estoy tratando de que el equipo pueda estar mejor. Falta un montón, más cuando todavía no tenes a todos los jugadores. Tenemos laterales súper ofensivos, y quiero que esa energía la gasten también en defensa. Tienen que mejorar en ese sentido. Y en pelota parada, necesitamos altura. Ahí tengo que apuntar, queremos equilibrarlo. Sería un mago si te dijera si ya tengo a mis dos centrales. Quiero que Burdisso sea mi dos, lo tengo claro. Veo muy bien a Thaller, también a Ousmane (Ndong)… Veremos al colombiano Alexis Pérez”, analizó el DT del Grana, quien argumentó cual sería su posible plan B: “En principio quiero jugar con cuatro en el fondo, pero también está la alternativa de jugar con tres, con la posibilidad de Di Plácido y Bernabei que me dan profundidad y explosión. No lo descarto. Voy a probar a Quignón de cinco y a Belmonte de ocho, tiene presencia en las dos áreas. Otra opción es adelantar de wing a Bernabei y de tres jugar con el Negro Gómez que viene trabajando muy bien y en Racing conmigo ya lo utilicé en esa posición o el chico Julián Aude”.

En otro orden, en varias oportunidades, Luis dejó más que clara su postura de bancar al piberío que asoma, pero estar atento al mercado y no bajarse. El entrenador quiere tener gente que ayude a los juveniles a insertarse en Primera División, por eso pide a gritos refuerzos de experiencia. “Hay que fortalecer al plantel para no cargar de tanta responsabilidad a los más chicos. Si aparecen las oportunidades, por más que haya algún chico del club, hay que incorporarlo”, explicó Zubeldía, quien hizo hincapié en un nombre en particular: “Brítez me parece una muy buena opción, hablé con él y se lo manifesté. Está en una buena edad, es un jugador sano y físicamente es muy fuerte. Además, te puede jugar en las cuatro posiciones de la defensa, tiene juego aéreo y es bueno técnicamente. Viene de jugar en Rosario Central, no en cualquiera equipo… Nos falta este tipo de jugador temperamental también. No sé qué pasará, me dijo Nicola que estaba trabajando el tema y que en diez días habría un panorama más claro. Yo lo sigo llamando y le digo que lo necesitamos”.

Más frases de Luis con Lanús 2000

SUS OBJETIVOS NO SE NEGOCIAN

“Acá nadie está atado por amor al club, lo más importante es que Lanús siga creciendo. Claro que tengo interés de ser campeón, pero mi objetivo es seguir avanzando y ser una verdadera potencia. Obvio que cuesta armar un plantel fuerte todos los años, es lo que toca. Me pone muy feliz que el club venda jugadores porque siento que aportamos nuestro granito de arena para que eso suceda. Todos los años tenemos que vender dos jugadores, es parte del proyecto. Me encantaría estar cuatro o cinco años, pero en nuestro país si no salís campeón se termina ese crédito. No coincido, pero es así”.

ACOSTA Y SAND, POR DELANTE DE TODO

“La mejor inversión de un equipo es poder sostener jugadores, y los casos de Acosta y Sand en Lanús son los mejores ejemplos. Son decisiones muy acertadas de los dirigentes. Ellos podrían estar cobrando más, y no es fácil sostenerlos, pero vale la pena. Es muy difícil encontrar esta clase de futbolistas en muchos sentidos”.

MARCELINO, LA PRINCIPAL BAJA

“No sé a cual voy a extrañar más de todos los que se fueron, es difícil. Pero siento que es muy difícil de encontrar a aquel jugador que te cambia el ritmo de mitad de cancha hacia adelante, y eso habíamos conseguido con Marcelino. Ese estilo de jugador es el que más me gusta a mí. Sin ese jugador, que te da vértigo cuando pasas el medio, creo que va a ser un gran dolor de cabeza. Hoy no lo tengo, y por eso tengo que buscar variantes. Quizá, más dominio entre los volantes y conseguir sorpresa y explosión por los laterales. Es por eso que cambiar la forma de jugar es una posibilidad concreta.

EL CRECIMIENTO DE PEPE Y UNO QUE ASOMA

“Pedro todavía tiene que ordenarse en el juego, y hoy la raya lo está ayudando a eso. Puede jugar en cualquier sector del frente de ataque, pero le falta afinar cosas. Forma parte del aprendizaje normal de un futbolista. Orozco me gusta mucho lo que hace por las bandas, podría ser un muy buen media punta. Mostró cosas muy interesantes”.

UNA DUDA QUE NO TERMINA: EL ARQUERO

“Hoy es un 50 y 50 entre los dos arqueros que tenemos (Acosta y Morales). Lo voy a detectar pronto. Observo mucho los entrenamientos, son nuevitos los dos. Más con un equipo nuevo, hay que consolidarlo en todo sentido. Es una tarea difícil, linda, pero trae sus dolores de cabeza. Es un plantel demasiado joven. El mejor ejemplo es Marcelino, que estuvo cinco años para explotar. No hay que olvidarse de eso”.