Testeos y metodología de trabajo

El sitio oficial de Lanús detalla cómo será el desarrollo de las prácticas en la vuelta del plantel profesional que dirige Luis Zubeldía al Polideportivo de Cabrero y Guidi, a partir del lunes. Los tests se repartirán entre viernes y sábado.

El plantel profesional masculino del Club Lanús está listo para volver a los entrenamientos, este lunes en el Polideportivo de Cabrero y Guidi. Cada sesión se realizará con un absoluto respeto de los protocolos sanitarios, contemplando la pandemia del nuevo coronavirus.

Las prácticas serán individuales y se efectuarán en un terreno acorde y con elementos exclusivos para cada uno. El cuerpo técnico que conduce Luis Zubeldía variará los ejercicios y contenidos de acuerdo a las circunstancias, datos y reacciones de los futbolistas.

Los jugadores de campo se dividirán en cuatro grupos de seis: dos trabajarán a las 9; los otros dos, a las 11:30. Cada uno se distribuirá en las canchas 4 y 5. A su vez, la nómina de arqueros estará separada en dos y practicará en la cancha 8, en idénticos horarios. De esta forma se cumplirán los protocolos de forma dinámica y efectiva. Cada burbuja de futbolistas estará supervisada por un integrante del CT, que dirigirá las prácticas desde un mangrullo para no tener interacción directa con los protagonistas.

Ante la imposibilidad de utilizar el gimnasio y compartir elementos, en tanto, los integrantes del plantel se llevarán un plan de fuerza para completar en casa. El equipo de trabajo de Zubeldía dispone de una base de datos de cada futbolista para poder armar planes personalizados.

En cuanto a los testeos, se llevarán a cabo de la siguiente forma: aquellos jugadores que vivan en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) se los realizarán el viernes. Por su parte, el sábado será el turno de aquellos que provengan del interior.

Desde luego, cada entrenamiento será cerrado absolutamente, tanto para simpatizantes, socios y periodistas.

 

Fuente: Prensa Club Lanús

Conociéndote: Juan Pablo Krilanovich

En la segunda entrega de la sección de Fortaleza Granate dedicada a las jóvenes promesas de las inferiores, entrevistamos al “Polaco” Krilanovich, mediapunta zurdo categoría 2002 que se consagró campeón en el fútbol infantil, Novena y Sexta División de amateur y también con la Reserva que dirige Rodrigo Acosta. De yapa, Sudamericano Sub 15 y Sub 17 -más Mundial- con la Selección Argentina.

Juan Pablo Krilanovich nació el 7 de abril de 2002 en Adrogué, aunque actualmente radica en la ciudad de Guernica, donde vivió desde muy pequeño.

Juega de delantero por afuera, en cualquiera de las dos bandas, aunque él confiesa que prefiere por derecha, a modo de quedar perfilado para la pierna zurda -la hábil- al enganchar.

“De nacimiento era derecho. Pero empecé a practicar con la izquierda porque soy re fan de Messi y quería ser como él. Ahora soy zurdo pero me defiendo bien con las dos piernas. Es de mucha utilidad porque ganás tiempo en la cancha”.


Se inició a los seis años en el Club Cultural de Guernica, del barrio. En ese mismo 2008, durante una jornada de sábado, captadores del Club Lanús se contactaron con sus padres para que juegue en el Grana.

“Fue el primer club que se me acercó. No dudamos. En ese momento, yo iba a la tarde al colegio. Como Lanús entrenaba también a la tarde y yo vivía a una hora de distancia, recién en segundo año de la primaria pude cambiarme al turno mañana y empecé a entrenar más seguido”, nos cuenta el “Polaco”.

En su recorrido por el fútbol infantil comenzó con “Vaquita”, después tuvo como entrenador al “Chino” Barragán, a Gabriel Del Valle Medina y finalmente a Ezequiel Carboni en 2012. Con el “Kely”, su categoría 2002 se consagró campeona invicta.


“Desde que arrancamos, estamos casi todos los mismos chicos que llegamos hasta ahora. Me acuerdo de los primeros entrenamientos, que pateábamos para todos lados y lo tomábamos con diversión. Al principio me corría dos o tres piques y no daba más, je”, recuerda con una sonrisa.

“Carboni marcó un antes y un después para nuestra categoría. Vino con toda la experiencia de Italia y nos inculcó todo ese profesionalismo. Nos trataba como grandes y eso se vio reflejado en el resultado de equipo”.


De estirpe ganadora, Krilanovich también conquistó títulos en Novena (Guillermo Alonso) y Sexta (Gonzalo Férrea) del fútbol juvenil Granate. “En Lanús peleamos la punta todos los años, convivimos con eso de pelear campeonatos. En Octava también estuvimos cerca con Beto (Alonso), pero la mitad del equipo nos fuimos al Sudamericano (Sub-15) con la Selección y el equipo tambaleó al final”, aún se lamenta.

En 2019, fue vital en la final ante San Lorenzo: con su gol abrió el camino del triunfo 3-0 en el River Camp de Ezeiza y también hizo expulsar a un rival. “En lo individual fue una tremenda actuación. No sé si fue el mejor partido, pero era una final y estuve a la altura”, se alegra Juan Pablo.


Acto seguido, se incorporó al plantel de Reserva a cargo de Rodrigo Acosta. Y, como no podía ser de otra manera, también fue campeón en 2020. “Perdimos el primer partido con Gimnasia. El arranque fue duro. No sé si no encontrábamos la manera o no teníamos suerte, pero no se nos daban los resultados. Éramos irregular. Los que estuvimos en Selección nos fuimos al Mundial (Sub-17) y ahí el equipo empezó a ganar. Repuntaron un montón y nosotros llegamos para el final”, relata el juvenil atacante de 18 años.

“La experiencia con la Selección Argentina suma muchísimo. Soy un afortunado de haber vivido eso. Cada vez que me pongo esa camiseta, siento un orgullo tremendo. Aimar me hizo evolucionar mucho desde lo táctico”.


UN JUGADOR POLIFUNCIONAL

“Jugué en casi todos los puestos, je. Arranqué de doble nueve con Lucas Varaldo. Después, con Gabi Medina teníamos un esquema 4-3-3 donde había extremos y ahí empecé a jugar por afuera. Al día de hoy, es mi puesto habitual, aunque también lo hice como volante por derecha e izquierda. Me gusta armar el juego y ayudar en el medio. Soy como multifunción y eso es bueno para el técnico también”.


EL SUEÑO DE LLEGAR A LA PRIMERA DE LANÚS

“Me tocó participar en el amistoso contra Sportivo Barracas en el estadio, a puertas abiertas. Y también compartí algunos entrenamientos con el plantel. Es una motivación saber que nos están mirando todo el tiempo y que cuentan con nosotros. Hay que ver si nos llaman para hacer pretemporada con Primera. Sino, el objetivo es sumar muchos minutos en Reserva”.


FICHA PERSONAL

Nombre completo: Juan Pablo Krilanovich
Lugar de nacimiento: Adrogué (Buenos Aires)
Fecha de nacimiento: 7 de abril de 2002
Edad: 18 años
Altura: 1,79 mts.
Posición: Delantero por afuera / extremo
Pierna hábil: izquierda / ambidiestro


Mayor virtud:
ser un jugador inteligente y muy completo, con potencia
Referente argentino: Nacho Fernández (River)
Referente mundial en su puesto: Lionel Messi, Kevin De Bruyne y Karim Benzema
Hobbie alternativo al fútbol: jugar a la Play Station y mirar series. Fanático de los Juegos Olímpicos.

El fútbol femenino retrasa su regreso a las prácticas

Por pedido de los clubes que integran la Primera Divisón, entre los que está Lanús, la AFA decidió aplazar el retorno a los entrenamientos para el mes de septiembre.

La vuelta del fútbol femenino a las prácticas presenciales tendrá que esperar un mes más. Pese a la habilitación anunciada por AFA en la tarde del martes, la Comisión de clubes que integran la Primera División A Profesional -entre ellos Lanús- elevaron un pedido para aplazar el retorno a los entrenamientos para el mes de septiembre.

“Aún cuando la Asociación se hará cargo del costo de los tests de las jugadoras … Es menester efectuar un análisis detenido de la situación de las entidades que componen la división en relación a la factibilidad de cumplimiento del protocolo en el corto plazo”, argumenta el comunicado sobre la decisión de no retomar las prácticas presenciales el próximo lunes 10 de agosto.

https://twitter.com/afa/status/1291193203253751808

Y agrega: “Por decisión unánime de los clubes, entendemos que una fecha razonable para volver a la actividad presencial podría ser durante los primeros 10 días de septiembre (testeos y vuelta a los entrenamientos)”.

“Ser el jugador más longevo en convertir un gol”

Es el objetivo que se traza José Sand para lo que probablemente sea su último año como profesional en el fútbol argentino. El Pepe habló con Fernando Niembro de su inminente viaja a Buenos Aires para sumarse a los entrenamientos con Lanús y las posibilidades del equipo de Zubeldía de dar pelea en el próximo torneo.

Con 127 goles en 202 partidos oficiales, José Sand es el máximo goleador de la historia de Lanús y uno de los referentes del equipo de Luis Zubeldía, que se prepara para volver a los entrenamientos presenciales a partir del próximo lunes.

Lejos de conformarse con esa marca, el Pepe va por más. “Tengo el objetivo de ser el jugador más longevo en convertir un gol en el fútbol argentino. Creo que éste será mi último año. Termino los partidos muy cansado, sobre todo porque soy de chocar mucho con los defensores”, sostuvo el delantero para la temporada que se avecina. Su último baile.

Aislado los 140 días de cuarentena obligatoria en su Corrientes natal, Sand le contó al programa De una con Niembro, que en las próximas horas viaja a Buenos Aires para realizarse el test serológico y el hisopado correspondiente, con miras al regreso de las prácticas.

“Yo no tengo miedo de contagiarme, pero mi familia se preocupa mucho por mi y están siempre pendientes de lo que hago. Ellos se van a quedar en Corrientes y yo viajo solo”, manifestó José sobre el riesgo de vivir en la zona del Amba donde se concentran la gran mayoría de los casos positivos de coronavirus.


En la misma línea, el Pepe se refirió a cuánto lo puede afectar tanto tiempo de inactividad. “Extraño jugar, siento que nos va a costar la competición. Ya tengo 40 años, necesito estar bien dentro de la cancha y eso se gana jugando. El ritmo de juego, la ubicación, eso creo que va a costarme”, admitió. Y añadió: “Pude entrenar en un campo grande que tengo. Hacía físico a la mañana y a la tarde. Tuve la suerte de hacer ejercicios con la pelota, lo tomo como cuatro meses de vacaciones pero sin dejar de entrenar”.

“Podemos pelear el campeonato. Al ser un torneo corto, nuestras chances crecen. Ojalá que se repita la experiencia que tuvimos con Almirón”.


Por último, el goleador correntino expresó su alegría por renovar el vínculo con Lanús por un año más y si en algún momento pensó en colgar los botines. “Soy medio raro. Había días que me levantaba durante el aislamiento con una llamada de mi mamá y se me cruzaba por la cabeza retirarme. Tengo el deseo de seguir jugando dentro de una cancha y estoy muy feliz de poder terminar mi carrera en el club. Cuando llegue voy a firmar mi contrato”, concluyó.