“Nosotras vamos a estar en un segundo escalafón”

Karina Medrano, entrenadora del fútbol femenino, charló largo y tendido con Fortaleza Granate sobre los trabajos en cuarentena, la eventual vuelta a los entrenamientos y el armado del equipo para la próxima temporada. “Cuando me hablan de volver a jugar un partido, lo primero que pienso es que ninguna chica se lastime. Hay que ver cómo responde el cuerpo a todo esto que es inédito”, soltó.

A casi cuatro meses y medio del inicio de la cuarentena, Fortaleza Granate entabló una rica charla futbolera con Karina Medrano, entrenadora de los equipos femeninos de Primera División y Reserva de Lanús, para conocer en detalle la metodología de trabajo durante la pandemia del coronavirus.

“Es todo muy fresco y duro. Las estamos analizando permanentemente. En un primer momento les dimos una rutina. Después, cuando vimos que la cuarentena iba a ser larga, empezamos a entrenar más fuerte, supervisando las formas e intensidades, viendo que el torneo se dio por terminado. Ahí les dimos unas vacaciones para desconectarse, con responsabilidad individual. Y ahora volvimos a entrenar por Zoom. Vamos a necesitar un mes como mínimo de preparación para volver a competir”, avisó la DT.

Sobre la cuestión emocional que genera tanto tiempo sin actividad en el campo, manifestó: “Lo más importante es la parte psicológica y la ansiedad por la incertidumbre que genera todo esto. Hoy se invierten un poco las prioridades: hay que aflojar un poco con el fútbol, en cierta medida, para dedicarse al colegio y los estudios”.

“Cuando me hablan de volver a jugar un partido, lo primero que pienso es que ninguna chica se lastime. Hay que ver cómo responde el cuerpo a todo esto que es inédito”.


En los primeros días de agosto podrían retomarse las prácticas del plantel profesional masculino, con un protocolo específico. Al respecto, Medrano opinó: “Me parece que nosotras vamos a estar en un segundo escalafón. Primero le tocará al masculino y se verá cómo resulta esa vuelta. Lo más importante es ver cuánto cuesta el protocolo para entrenar. Eso va a depender de los recursos que disponga la AFA”.

A continuación, Karina destacó haber sido una de las seis vallas menos vencidas del torneo y tuvo palabras de elogio hacia Victoria “Paloma” Sosa, la capitana y emblema del equipo. “Hay algo que no se aprende con los libros. Y por más que te lo digan, no te sale así nomás. Es el defender a morir una pelota (Sic), llorar cuando ganás y cuando perdés. Es sentir la camiseta desde adentro y pelear hasta el último minuto. Nunca se da por vencida y eso es contagioso”, ponderó.


Con relación al período de fichajes que abrió hace dos meses, la entrenadora del Grana analizó: “Se movió bastante hasta ahora. La mayoría de los clubes se quedó solo con los ocho contratos profesionales que sustenta AFA, por un tema económico. En nuestro caso, optamos por cuidar lo que tenemos, que es mucho en base a lo que podemos aspirar. Estamos muy bien”.

“Cada año que pasa, fuimos incorporamos jerarquía. Hay que ser detallista y perfeccionarse para alcanzar metas de superación”.

Acto seguido, Karina destacó a las cuatro futbolistas que están en la Selección Argentina: Brisa Río (rechazó una oferta de la UAI Urquiza para quedarse en Lanús), Julieta Martínez (volante de apenas 15 años), Melanie Torales (lateral izquierdo) y Micaela Rodríguez (lateral derecho).

Luego, hizo un balance del noveno puesto de la última temporada, con un partido que quedó sin jugar ante Huracán. “No perdimos contra ninguno de los que está arriba, que manejan otro presupuesto. Tratamos de mantener la mayor base posible, sabiendo que todos los torneos siempre hay un recambio. Nos proponemos temporizar y que lo extrafutbolístico no incida en el rendimiento adentro de la cancha. Es el paso a ser un poco más profesionales”, señaló sobre las cuestiones a mejorar.

“Sabemos que no nos sobra nada y los partidos no se ganan tan holgadamente. El estar perdiendo 1 a 0 es como llevar un elefante encima y es algo que no se puede entrenar, solamente se puede revertir en la cancha”.


Cerca del final de la charla, Medrano contó su trabajo con la División Reserva, su idea de juego sin un sistema táctico fijo y cómo fue la experiencia a lo largo de los tres años que lleva dirigiendo en el club. “Siempre iba a la cancha a ver a Lanús, me gusta mucho. El club está en un crecimiento constante, a pasos agigantados. Lo camino de punta a punta y está cada vez más lindo”, elogió.

“Participo en cursos de Conmebol y la verdad que es un orgullo ver cómo lo consideran a Lanús como un club serio, por la prolijidad en el manejo y la jerarquía que adquirió en los últimos años”.


Por último, la DT del femenino admitió tener una charla pendiente con Luis Zubeldía, su par del masculino. “Nos tenemos que juntar, no pudimos coincidir todavía. En cuanto a la perspectiva para lo que viene, al ser campeón en Reserva, el club tiene muchos jugadores con una gran proyección y en este momento resulta muy importante. Nosotras vamos en esa misma línea”, sentenció.