“Preocupa la pérdida notoria de masa muscular”

Compartimos una charla virtual con el preparador físico de Lanús, Lucas Vivas, quien nos contó en detalle cómo mutó la planificación de entrenamientos a lo largo de la cuarentena y la incertidumbre cuando llegue el momento de la vuelta al ruedo. Su visión de esta etapa “inédita”, la comunicación de forma remota con el plantel, el caso Sand y la felicidad por continuar junto a Zubeldía hasta fines de 2021 al frente del primer equipo.

Pasaron los 100 días de cuarentena y, lejos de tener certezas, cada vez son mayores las dudas e incertidumbre respecto a la vuelta de los planteles profesionales de fútbol a los entrenamientos.

A través de la plataforma virtual Zoom, desde Fortaleza Granate nos contactamos con Lucas Vivas, preparador físico de Lanús, a modo de interiorizar al hincha acerca de la actualidad del primer equipo en materia de entrenamientos y planificación.

“Es un tiempo de cambios, de estudio y de análisis constante. En ningún momento se esperaba esto. Hay que tomar resiliencia rápido y acomodarse, para fluir el contacto, los entrenamientos y la comunicación”, comenzó el PF del cuerpo técnico que encabeza Luis Zubeldía.

“Dentro de todo lo malo que tiene la cuarentena, pude fortalecer el vínculo familiar e involucrarme más en las tareas de la casa y compartir más tiempo con mis dos hijas”.


Sobre el momento de inicio del aislamiento obligatorio y cómo percibe el panorama general, Vivas manifestó: “El partido con Argentinos fue raro. Uno ya se veía venir un parate, aunque nunca imaginamos que iba a ser tanto tiempo… Siempre nos manejamos de acuerdo a las medidas que iba tomando el gobierno, para tener una coherencia. Uno realmente no sabe para dónde puede desarrollarse este virus. Ni siquiera los científicos lo saben con certeza. Todos los días nos encontramos con una situación distinta. Que volvemos en mayo, después en junio y ahora en agosto o septiembre. Dentro de toda esa información, tratamos de bajarlo a nuestra labor y planificar con cierta lógica”.

En esa misma línea, el oriundo de Bolívar detalló la metodología de trabajo en función de las distintas fase de la cuarentena. “Pasamos una planificación con distintos objetivos que le íbamos marcando a los jugadores. Empezamos con determinadas actividades, después un ciclo de mantenimiento. Ahora que pensamos que eran las últimas semanas, simulamos semanas más competitivas. Hicimos picos de miércoles a sábados, acumulando más carga y volumen en una sesión, con más descanso atrás. Ahora volvimos otra vez a una etapa de mantenimientos, de una capacidad por día”, señaló.


Asimismo, Lucas se refirió al contacto de forma remota que compartieron este lunes con los jugadores. “Hoy optamos por evaluar al grupo y verlos un poco, así que interactuamos por Zoom. Se está cerrando un semestre, empieza otro y por ahí hay cambios. Es importante ese feedback entre ellos, porque nosotros siempre hemos estado en contacto permanente con cada uno. Para el jugador es difícil esta etapa, en todo sentido”, aseveró el preparador físico del Grana.

Con respecto a la principal inquietud en su materia específica, Vivas admitió: “Durante la flexibilización, organizamos una consulta médica con todos los jugadores y se vio una notoriedad de pérdida de masa muscular. Ésa es la gran preocupación. Veremos cuando volvamos al ruedo… Hay mucha incertidumbre, realmente. A partir de ahora va a ser todo materia de ensayo y error. Es mucho tiempo el que estuvieron sin desarrollarse en su hábitat natural para el alto nivel. Solamente pueden entrenarse como una persona normal y no como jugadores de elite que son”.

Otro de los temas de la charla, por último, giró en torno a la situación especial del Pepe Sand, cuya continuidad aún es incierta, al borde de cumplir 40 años. “Todo lo que digamos va a ser hipótesis. Tanto a José como al resto los vamos a poder evaluar recién cuando volvamos al ruedo. Es verdad que el parate y la edad influyen, pero Sand ha demostrado reinventarse y perfeccionarse. Hay una gran fortaleza en su cabeza, eso lo llevó en gran parte a ser el jugador que es. Su situación no preocupa más que la de otros futbolistas”, sentenció el PF.