El combo Carboni que compró el Inter

El gigante italiano puso 300 mil euros para quedarse con Valentín, el hijo del Kely que la rompe en las juveniles de Catania. Y los milaneses, que ya tenían a su hermano Franco (Lanús espera para cobrar derechos de formación), también se llevan al padre para que sea DT de la cantera. ¿Qué tal?

En Lanús desde hace tiempo se hablaba de los hijos de Ezequiel Carboni. El ex DT del Grana también fue coordinador de Inferiores del club y Franco, Valentín y Cristiano se destacaban entre los purretes que soñaban con llegar a Primera en el Sur. Pero al Kely a mediados del año pasado se le presentó la oportunidad de conducir el fútbol juvenil de Catania y sus niños viajaron con él a Italia para emprender el proyecto familiar en el Viejo Continente. Así comenzó una historia que hoy se convierte en noticia por un dato curioso: ahora son los herederos los que obligan al padre a mudarse.

Franco, el mayor, al poco tiempo se sumó a las categorías menores del Inter de Milán y fue el primero en trasladarse de ciudad a principio de año. Es extremo, categoría 2003, juega para la Sub 17 de Italia y estaba entre los posibles convocados para la Eurocopa juvenil. Y ahora el Neroazurro, más que conforme con el apellido Carboni, decidió ir por más: compró a Valentín, enganche de 15 años, en 300 mil euros y le ofreció laburo al Kely, que tiene avanzado ser captador de talentos en Italia y Sudamérica.

UNO SÍ, EL OTRO NO. Lanús espera para cobrar un dinero por la formación de Franco Carboni. Sin embargo, por Valentín no habrá recompensa para el Granate, que lo tuvo seis años en sus divisiones formativas.


Junto a ellos, por supuesto también viajará para sumarse a las filas del Inter el menor de los hermanos, Cristiano, quien también la descosió en las infantiles de Lanús y estaba en Catania. De esta manera, las tres promesas recalarán en el club donde milita Lautaro Martínez e intentarán deslumbrar en inferiores, tal como lo hicieron en el Granate.


Fuente:
Diario Olé