FÚTBOL EN CUARENTENA

En concordancia con lo dispuesto por el Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, la AFA y Superliga anunciaron que se suspenden todos los partidos programados hasta el 31 de marzo por la pandemia del coronavirus COVID-19. La medida incluye también los entrenamientos de los planteles.

Después de algunas idas y vueltas, finalmente primó el sentido común. Se suspende el fútbol en todas sus categorías hasta el 31 de marzo, atendiendo la comunicación del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación. Sí, la pelota también entra en cuarentena a lo largo de todo el territorio argentino por el coronavirus COVID-19.

La medida, que se conocía incluso antes del partido que Lanús disputó ante Argentinos por la Copa de la Superliga y se oficializó recién este martes en horas del mediodía, abarca los entrenamientos de los planteles del fútbol argentino por el mismo período.

De esta manera, se posterga hasta nuevo aviso el encuentro de la segunda fecha de la Zona B que el Granate iba a afrontar este domingo a las 13:15 ante Estudiantes en La Plata, como así también los juegos posteriores.


Desde Fortaleza Granate compartimos los diez cuidados especiales difundidos por el club para prevenir la propagación de esta pandemia global y adherimos a la recomendación de quedarse en casa a cumplir con la cuarentena nacional.

“HAY QUE HACERSE CARGO”

Fuerte autocrítica de Luis Zubeldía en este mal presente que le toca atravesar junto a Lanús, que perdió como local y sigue sin poder levantar vuelo. “Si analizamos los últimos seis partidos, estamos ligando poco, siendo pocos efectivos y eso es fundamental”, argumentó el DT del Grana, quien agregó: “No tengo otra cosa que decir que estamos nosotros mismos perdiendo los partidos”.

Luis Zubeldía se fue amargado por no haber podido encontrarle la vuelta al partido y quedarse con las manos vacías en la Fortaleza. Sobre el desarrollo del juego, el DT de Lanús manifestó que merecieron más, algo que viene sucediendo seguido, pero por distintos motivos las cosas no están saliendo como lo pretende.

“Me parece que tuvieron la virtud de meter gol cuando prácticamente no habían generado situaciones, a través de una pelota parada. Es un mérito importante poder marcar. Nosotros tuvimos cuatro o cinco chances claras y no pudimos convertir. Si analizamos los últimos seis partidos, estamos ligando poco, siendo pocos efectivos y eso es fundamental. Tuvimos la pelota, pateamos al arco y generamos más situaciones… Eso habla de lo poco eficaces que fuimos”, señaló.

A la hora de hablar sobre el presente que le toca atravesar al equipo, el entrenador del Grana se mostró preocupado. Y aceptó que deben cambiar cosas si quieren salir adelante. “Son cosas inexplicables. Nosotros como equipo estamos perdiendo los puntos que hemos perdido. No creo que sea más mérito del rival. Nos tenemos que hacer cargo, hay que empezar por ahí. Después, el desarrollo de los últimos partidos está a la vista. Y no tengo otra cosa que decir que estamos nosotros mismos perdiendo los partidos”.

LA EXPULSIÓN DE BELLUSCHI. “Lo de Fernando estuvo mal expulsado, por más que haya ido con la plancha de manera peligrosa a disputar la pelota. Teniendo en cuenta los antecedentes de él, me parece que se apresuró. Se lo dije al árbitro. Igual, ahora existe esto de oficio y le pueden sacar la expulsión si es como yo digo”.

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1239703921708404736

Por otro lado, Zubeldía explicó los cambios que realizó el segundo tiempo los cuales no fueron para nada beneficiosos para el desarrollo del partido y lo que venía mostrando Lanús hasta ese momento. “Teníamos el control del juego, pero necesitábamos un poco más de área, llegar por los costados. Quizá perdimos posesión, pero tuvimos un par de situaciones. Al tener otro delantero haces jugar al límite a los defensores centrales. No es mejor ni peor, es tratar de modificar algo que durante 65 minutos estaba dando un resultado. Lamentablemente, no nos fue mejor porque si no hubiésemos empatado o ganado”.

“NOS INCLINÓ LA CANCHA”

Agustín Rossi se fue molesto por la derrota pero al mismo tiempo se mostró muy enojado por el mal arbitraje de Hernán Mastrángelo. “Se encontraron con un gol de córner que no fue. Duele perder de esta manera y también duele que te traten así adentro de una cancha”, declaró el arquero Granate, quien agregó: “Todo fue muy raro… No me gusta hablar de los arbitrajes pero estaría bueno que cuando se equivoquen también lo reconozcan”.

No suele dar muchas declaraciones habitualmente, pero en esta oportunidad no se cayó nada. Se trata de Agustín Rossi, quien se mostró en total inconformidad con el arbitraje de Hernán Mastrángelo. “Mac Allister metió una patada fuerte que era para amarilla o roja y ni siquiera lo amonestó. Y a Belluschi, por una dudosa lo expulsa. Estaría bueno que sea parejo para los dos lados”, arrancó el arquero de Lanús, quien agregó: “En general, además de jugar contra Argentinos, nos inclinó la cancha. No me gusta hablar de los arbitrajes pero estaría bueno que cuando se equivoquen también lo reconozcan”.

Pero no fue todo lo que tenía para decir una de las figuras de Lanús. Continuó en contra del juez de turno: “Todo fue raro… El gol de ellos vino de un córner que no fue. Además, venimos con la obligación de jugar este partido a pesar de que nadie quería. Y después, te encontras con un arbitraje que no sé si fue malo, pero no deja contento a ninguno de los dos equipos. Pero ellos se quedan con la victoria y nos da bronca”.

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1239704893914480640

Por otro lado, Rossi hizo un breve análisis de cómo fue el encuentro y del mal momento que atraviesa el equipo en cuanto a resultado. Y nuevamente dejó un mensaje para Mastrángelo: “Creo que venimos haciendo buenos partidos pero nos está costando convertir o que nos conviertan menos. Nos vamos con bronca, era un partido que debíamos ganar. Era difícil, muy peleado. Los dos equipos llegábamos con una diferencia de tres puntos. Ellos no llegaron al arco en todo el partido y se encontraron con un gol de córner que no fue. Duele perder de esta manera y también duele que te traten así adentro de una cancha”.

¿QUÉ BICHO TE PICÓ?

Con el 0-1 ante Argentinos, el Granate estiró la racha adversa en lo que va de 2020. Apenas ganó dos de los diez partidos oficiales en el año y quedó al borde de abandonar los puestos de clasificación a las copas internacionales de 2021. 

Lanús entró en estado de emergencia. Y no es a causa de la pandemia por coronavirus. Los malos resultados obtenidos por el equipo de Zubeldía en este 2020 encienden la alarma de la preocupación en Cabrero y Guidi.

Desde que empezó el año, el Grana jugó diez partidos oficiales repartidos en tres competencias distintas: Superliga (7), Copa Sudamericana (2) y éste último con derrota 1-0 ante Argentinos por la Copa de la Superliga. ¿Cuántos ganó? Apenas dos, además de cuatro empates y cuatro caídas. Venció 2-0 a Godoy Cruz y 3-0 en la ida a Universidad Católica de Ecuador, ambos como local.

Desde aquel triunfo copero el pasado 12 de febrero, los dirigidos por LZ igualaron tres encuentros seguidos por el torneo, estuvieron al borde de la eliminación en la altura de Quito (0-2) y perdieron los dos últimos juegos de manera consecutiva.

SIN FORTALEZA. Fue la segunda derrota de Lanús en toda la temporada como local. ¿La anterior? En el clásico, por la fecha 13 del campeonato, también 1-0.

En la tabla general, que suma para las copas internacionales del próximo año, el Granate descendió al 10° puesto con 36 puntos y el Bicho ya le sacó seis para la Libertadores. Todavía ocupa el último lugar de clasificación a la Sudamericana. Aunque claro, a este ritmo, puede perderlo en cualquier momento si no levanta cabeza rápido.

POR UNA CABEZA. Es el segundo partido seguido que le convierten desde un córner en contra a Lanús. Hace una semana, Adam Bareiro de San Lorenzo. En Tucumán, los dos goles de Atlético también llegaron por la vía áerea, con una pelota parada que aprovechó el Bicho Aguirre y el cabezazo agónico de Dylan Gissi.

¿Cuánto hace que Lanús no marca en un primer tiempo en su cancha? La última vez que sacudió el arco que da a la calle Ramón Cabrero fue el pasado 30 de octubre en la 11° jornada de la Superliga frente a Boca (2-1), a través de un testazo de José Sand después de un centro medido de Leonel Di Plácido. Desde entonces transcurrieron 137 días sin gritos de gol en los 45′ iniciales.