RAPALLINI, EL ÁRBITRO EN EL NUEVO GASÓMETRO

Fernando Rapallini fue designado para dirigir a Lanús en la última fecha de la Superliga ante San Lorenzo, el domingo a las 17:35 en el estadio Pedro Bidegain. Dirigió dos veces al Grana en el torneo, con triunfo sobre Boca y empate reciente en La Paternal frente a Argentinos.

No hay dos sin tres para Lanús con Fernando Rapallini, quien impartirá justicia en el último partido del equipo de Zubeldía en la Superliga.

El domingo a las 17:35, por la fecha 23, el Granate visita a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, con arbitraje del juez internacional de 41 años, junto a Hernán Maidana y Miguel Savorani como jueces asistentes, más Diego Ceballos de cuarto árbitro.

Rapallini pitará a Lanús exactamente un mes después de su última actuación en el empate 0-0 ante Argentinos en La Paternal, cuando le sancionó un penal al Bicho en el complemento que Agustín Rossi le atajó a Miguel Ángel Torren.


En este campeonato también lo pitó el 31 de octubre pasado, en el triunfo 2-1 ante Boca con goles de José Sand y Carlos Auzqui, correspondiente a la fecha 11. Para el Xeneize anotó Mauro Zárate de tiro libre y un ex Lanús como Carlos Izquierdoz vio la tarjeta roja sobre el final.

En números generales, el platense arbitró en 17 ocasiones a Lanús, con un saldo levemente favorable de seis victorias, seis empates y cinco derrotas. También hay mucha paridad en los goles a favor y en contra: 17 y 16, respectivamente.

Por su parte, el referí designado para este encuentro se cruzó por última vez con el Ciclón en la tercera jornada, también en el estadio Pedro Bidegain, cuando los dirigidos en aquel entonces por Juan Antonio Pizzi igualaron 2-2 con Rosario Central. Riaño y Ciro Rius adelantaron al Canalla, Belluschi -hoy en el Grana– descontó enseguida, Bareiro falló un penal y Bruno Pittón empató para San Lorenzo, todo en el primer tiempo.

Autoridades de San Lorenzo – Lanús

Árbitro: Fernando Rapallini.
Asistente 1: Hernán Maidana.
Asistente 2: Miguel Savorani.
Cuarto árbitro: Diego Ceballos.

DOBLETE DE MIGUELITO

Miguel Almirón sigue dando que hablar en el Newcastle de Inglaterra. Gracias a dos goles suyos, las Urracas consiguieron el pase a los Cuartos de Final de la FA CUP. Además, hubo tantos de Diego Valeri en el inicio de la MLS y otro de Braghieri en Colombia.

Miguel Almirón sigue haciendo de las suyas, no importa en qué Liga le toque jugar. Luego de su exitoso paso por Lanús, donde además de romperla consiguió dos campeonatos, el volante ofensivo paraguayo parece seguir creciendo en cuanto a su rendimiento y no tener techo. Ahora nada menos que en la Premier League, donde pasó de ser una promesa a una realidad inobjetable.

Gracias a dos goles suyos, Newcastle pudo derrotar al West Bromwich Albion (líder de la Segunda División) por 3 a 2 y de esta manera clasificar para los cuartos de final de la FA Cup. Los tantos, uno más lindo que el otro, definiendo con clase y demostrando toda su jerarquía. El festejo de la joya de 26 años, que dio vuelta a todo el mundo futbolero rápidamente, fue dedicado a su ex compañero Josef Martínez, de Atlanta United, quien se rompió los ligamentos cruzados recientemente.

Vale mencionar que luego de una mala racha, Miguelito ya lleva 6 tantos desde el pasado diciembre. Suma cuatro goles por la FA Cup y dos por la Premier League.

En los Estados Unidos, mal arranque para los Timbers que perdieron en su debut jugando en condición de local por 3 a 1 frente a Minnesota United. Diego Valeri marcó el único tanto del conjunto local, de penal, a los 11 minutos del segundo tiempo empatando transitoriamente el encuentro y así alcanzó su grito 77° en la MLS. Luego fue amonestado a los 16, también del complemento. En tanto, Sebastián Blanco fue el otro ex Lanús que estuvo desde el arranque.

En Colombia, importante gol de Diego Braghieri para darle el triunfo a Atlético Nacional ante el Deportivo Independiente Medellín (DIM) por 3-1. Es el segundo tanto que marca el defensor desde su vuelta al país cafetero tras su paso por el Tijuana de México en apenas cinco partidos.

Un dato no menor, es que el ex Granate ya marcó en cuatro clásicos en su carrera: a Newell’s con Central; a Quilmes con Arsenal; a Banfield con Lanús y el pasado fin de semana lo hizo con Atlético Nacional anotando a Independiente de Medellín. “Es algo que desde chicos nos enseñan a jugar en Argentina, los clásicos son de vida o muerte, es algo que es más de tres puntos, es un partido que queda en la historia del club y del hincha. Por mi temperamento, lo puedo vivir y jugar de esa forma. Por fortuna he anotado en los cuatro clásicos”, manifestó.