VUELTA OLÍMPICA EN LA FORTALEZA

La Reserva de Lanús que se consagró campeón del Torneo de Superliga 2019/20 tuvo un merecido reconocimiento en el entretiempo del empate 1-1 ante Estudiantes, con todos sus jugadores, cuerpo técnico y médico en una celebración emotiva junto a la gente. ¡Más Orgullo Granate!

En el entretiempo del partido que Lanús y Estudiantes igualaron 1 a 1, por la fecha 22 de la Superliga, se realizó un merecido reconocimiento al equipo campeón del Torneo de Reserva 2019/20.

Mientras los Granates relojeaban el celular, aprovechaban para comprar algo o hacerse una escapada al baño, una multitudinaria caravana de jugadores, cuerpo técnico encabezado por Rodrigo Acosta e integrantes del cuerpo médico y área de psicología del fútbol juvenil hizo su aparición en el verde césped de La Fortaleza para un homenaje emotivo junto a la gente, dos días después de haber obtenido el tercer título en la historia del club en dicha división al vencer 4-2 al Pincha.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1234321305580851201

Para coronar un momento muy especial, todo el plantel de la Reserva del Grana dio la vuelta olímpica a lo largo del campo de juego y aprovechó para tomarse fotos con el público de fondo. Postales que quedarán por siempre en el recuerdo. La cantera inagotable de Lanús es, una vez, motivo de enorme Orgullo Granate.

 

Fotos: Prensa Club Lanús

“SACARLE EL RITMO AL PARTIDO”

Es lo que le faltó a Lanús para ganarle a Estudiantes según Facundo Quignón, uno de los puntos altos del equipo de Zubeldía en su vuelta tras un desgarro. “La pierna me respondió bien. Terminé cansado por faltarme un poco de ritmo de tantos días parado”, aseguró el volante central del Granate, quien además analizó el empate en uno frente al Pincha.


Por:
Pablo Emilio Stepper Pugliese

-¿Cómo analizás el partido?

-Fue un empate de un partido parejo. Estoy con bronca todavía porque era clave ganar. Tuvimos más situaciones que Estudiantes pero por ahí no manejamos tanto la pelota.

-¿Qué tal te sentiste luego de la lesión?

-La pierna me respondió bien. Terminé cansado por faltarme un poco de ritmo de tantos días parado. Físicamente me costó un poco pero por suerte la pierna no me molestó.

“Hay que ganar en la última fecha con San Lorenzo y terminar lo más alto posible en el campeonato”.

-¿Por qué pensás que Estudiantes logró el empate?

-Fue una jugada media aislada, pero nos dormimos y terminó entrando. Por ahí no dormimos mucho el partido o no le sacamos un poco de ritmo… Seguimos atacando, generando y a veces nos pasa. Después lo fuimos a buscar y por ahí no tuvimos tanta claridad, pero creo que en el primer tiempo sí lo buscamos. Ellos nos manejaron bien la pelota, pero sin tanta profundidad porque no tenían muchos jugadores en ataque.

-¿Qué tiene que mejorar el equipo?

– Venimos jugando así hace tiempo y tenemos que corregir los errores. Llevar el error a cero para que no nos hagan esas jugadas y no nos conviertan.

“PAGUÉ LOS RECORRIDOS EN LA ALTURA”

El Laucha Acosta analizó el empate ante Estudiantes y el cansancio que sintió en lo personal por el partido entre semana en la altura de Quito. “Junto a Rossi y los centrales fuimos los únicos titulares que repetimos y yo lo terminé sintiendo un poco en el segundo tiempo”, admitió Lautaro, quien se refirió a la responsabilidad de Rossi en el gol del Pincha, la paridad en la Superliga y la pelea por acceder a las copas internacionales de 2021.


Por:
Pablo Emilio Stepper Pugliese

-¿Cuánto se valora este punto ante Estudiantes?

-Mucho se valora todo lo que hicimos de local, realmente hicimos un muy buen campeonato. Tal vez fallamos un poco de visitante, ahí es donde perdimos la mayor cantidad de puntos pero acá hicimos honor al nombre. Hicimos de nuestra cancha una fortaleza y realmente creo que hubo muchos partidos como el de hoy (por ayer) y algunos más como el de Gimnasia donde merecimos un poco más.

-¿Cómo te sentiste después del partido en Ecuador? ¿influyó el cansancio?

-Un poco puede ser, principalmente en el segundo tiempo. La cancha estaba pesada, el clima también y más allá de que nos costó en general, tal vez los centrales, Rossi y yo fuimos los únicos de los titulares que jugamos en la altura. Y yo tuve los recorridos más largos. Tal vez lo pagué un poco junto a ellos, sumado a lo del viaje.


-¿Por qué pensás que no pudieron ganarlo?

-No supimos mantener esa ventaja que me parece que era justa. Podríamos haber hecho uno más o haber tenido alguna ocasión más, pero lamentablemente fallamos en la jugada del gol de ellos. Son dos errores defensivos entre Berna (Bernabei) que tal vez no cerró bien con Lautaro (Valenti) y después que Rossi se la jugó un poco para el otro lado. Por errores puntuales no nos llevamos una victoria que nos merecimos.

-¿Creés que hubo un error de parte de Rossi en el gol del empate?

-El fútbol es así. Agus (Rossi) nos ha dado muchos más puntos de los que ha hecho perder, así que nosotros somos agradecidos con él. Lamentablemente hoy (por ayer) no le tocó tener suerte en esa jugada y dejamos dos puntos en el camino.


-¿Qué tenés para decir de la jugada elaborada en el golazo de Marcelino?

-Espectacular. Hicimos una gran jugada, una contra de manual. Supimos encontrar de un lado a otro la jugada. El Chino (Esquivel) la abrió, muy bien el Perrito (Auzqui) con el centro y lo que le pedimos siempre a Marcelino, que llegue al área cuando se desborda por el lado opuesto.

– Cuarto empate consecutivo de Lanús en el torneo. ¿Qué reflexión te merece como capitán?

-Está todo muy parejo, realmente esto es el fútbol argentino. Lo demuestra la tabla de posiciones. Tenemos 36 puntos con Racing, Central, Argentinos y Vélez, Newell’s con 35. Va a ser duro,el último partido nos toca con San Lorenzo que viene de ganar (3-1 a Aldosivi) y de local se hace fuerte. Intentaremos ir a buscar una victoria para terminar lo más arriba posible.

DERROTA INESPERADA

Increíble partido se les escapó a las chicas de Lanús, que lo ganaban en Gerli con gol de Lucía Taborda, se lo dieron vuelta de manera agónica y perdieron 2-1 en su visita a El Porvenir, que marchaba último. Segunda caída consecutiva para el equipo de Karina Medrano, fuera de la Zona Campeonato.

No fue un buen domingo para el fútbol femenino de Lanús, que se presentaba como gran favorito en cancha de El Porvenir, último en la tabla sin triunfos en 13 presentaciones, con apenas dos puntos.

Sin embargo, las Granates cayeron 2-1 en su visita a Gerli y salieron de puestos de clasificación a Zona Campeonato. Ahora se ubican novenas con 20 puntos, a dos de Rosario Central, el último que estaría ingresando en ese lote y próximo rival en el predio de Valentín Alsina.

Después de un primer tiempo sin goles, las dirigidas por Karina Medrano lograron ponerse en ventaja con un gol de Lucía Taborda. Sin embargo, Magalí Aguirre lo igualó rápidamente para las locales y, cerca del final, María Rosa Insaurralde dio vuelta la historia de manera agónica y sorpresiva, para el 2-1 del conjunto de Gerli. ¡A levantar cabeza que esto sigue, Grana!

FICHA DEL PARTIDO

El Porvenir (2): 12- Mabel Jara; 6- Magali Aguirre, 20- María Rosa Insaurralde, 22- Daniela Vega, 4- Daiana Mansilla; 7- Candela González, 15- Sabrina Pajón, 27- Antonella González, 8- Claudia Sánchez; 9- Nerea Sosa y 10- Yasmín Acuña. DT: Pablo Sosa.

 

Lanús (1): 1- Brenda Molinas; 4- Aylén Pucheta, 2- Celena Molina, 18- Diana Brítez, 3- Micaela Rodriguez; 8- Jorgelina Molina, 5- Lucía Taborda, 14- Marcela Figueroa, 15- Milagros Paiva; 11- Brenda Varela y 9- Aylén Medina. DT: Karina Medrano.

Suplentes: 12- Brisa Río, 13- Mayra Gauna, 7- Solange Blanco, 16- Giselle Insaurralde, 17- Antonella Barreto y 6- Melisa Hilt.

 

Goles: ST Lucía Taborda (L), Magalí Aguirre (EP) y María Rosa Insaurralde (EP).

Expulsada: ST Diana Brítez (L).

Cambio en Lanús: ST Solange Blanco x Marcela Figueroa.

Árbitra: Salomé Di Iorio.
Asistente 1: Luciana Sánchez.
Asistente 2: Luciana Petrella.

Incidencia: el partido inició con 30 minutos de demora por la llegada tardía de la ambulancia.

Cancha: El Porvenir.

REPARTIERON PUNTOS

Al Granate se le volvió a escapar la victoria y terminó conformándose con apenas igualar con Estudiantes en la Fortaleza. Fue 1 a 1, gracias a los goles de Marcelino Moreno para el local y de Nazareno Colombo para el conjunto de La Plata. Fue el cuarto empate de manera consecutiva del equipo de Zubeldía, que cierra la Superliga ante San Lorenzo como visitante.

El saldo no es positivo. Lanús supo construir una Fortaleza desde la llegada de Luis Zubeldía a la hora de jugar como local. Y si bien, la realidad muestra que jugando en casa se hace fuerte, los dos últimos juegos, en los cuales tenía la obligación de ganar, no lo consiguió.

Por eso, ahora deberá hacerlo en cancha de San Lorenzo en la última fecha si quiere terminar bien arriba, ya que se ubica cuarto con 36 unidades pero comparte la misma cantidad de puntos con un lote de cuatro equipos más (Vélez, Racing, Rosario Central y Argentinos).

Vale remarcar que los puestos de copas no quedarán resueltos ahora, sino que se contarán también los obtenidos en la Copa de la Superliga.

Hablando del juego, se esperaba más de los dos. Pero la historia de Estudiantes siempre marcó esto, mucha lucha y poco juego. Lanús lo superó en la primera parte, pero no logró inquietar a Andujar salvo por alguna que otra trepada de Auzqui por derecha que nunca pudo culminar bien. Los caminos se fueron cerrando, los defensores del Pincha se cansaron de despejar centros altos o bajos, y sin ideas claras, el Grana se fue apagando.

En el complemento, cambiaba la suerte. Tras una buena combinación en el medio, y un centro preciso de Auzqui por derecha, apareció solito por el centro del área Marcelino Moreno. Y con un excelente cabezazo, dejó sin respuestas a Andujar para estampar el 1 a 0.

Parecía que las cosas empezaban a encaminarse para sumar de a tres, pero el Pincha hizo bien los deberes, y en apenas once minutos iba a empatar la historia. Mauro Díaz, de buen ingreso, dejó mano a mano a Colombo con Rossi, y el lateral sorprendió definiendo al primer palo desde un ángulo complicado. La pelota ingresó pidiendo permiso y así todo volvía a la normalidad: 1 a 1.

El último cuarto encontró a un Lanús desesperado y a un Estudiantes pensante, para lastimar de contra. Zubeldía metió mano, pero los ingresos no tuvieron la llave del triunfo a pesar de sus buenas intenciones. El Pincha, hasta el último suspiro, dio la sensación que si estaba fino podía quedarse con los tres puntos ante un rival desprotegido en su campo. De hecho, de no ser por Rossi, el pibe Sarmiento hubiera celebrado el gol de la victoria. Y en la última casi se lo lleva con una definición de Retegui que devolvió el palo.