NO GANA PARA DISGUSTOS

Otro dolor de cabeza para Zubeldía en el armado del mediocampo para el partido del domingo contra Newell’s: Marcelino Moreno presenta un desgarro en el sóleo y se suma a Quignón, baja por la misma lesión. Pablo Martínez completa el parte médico con una hernia deportiva.

Jueves fatídico para Lanús, con un saldo altamente negativo tras el debut ganador en la Copa Sudamericana, que arrojó dos lesiones musculares en jugadores titulares e indiscutidos del mediocampo.

Al desgarro de Facundo Quignón, en el músculo obturador de la pierna derecha, se suma el de Marcelino Moreno. Sí, una de las piezas más desequilibrantes del Granate en ofensiva sufrió la misma lesión que el volante central, pero en el sóleo, según informó el club a través de su cuenta oficial de Twitter.

https://twitter.com/clublanus/status/1228129589022666755?s=19

Otro dolor de cabeza para Luis Zubeldía, que no gana para disgustos y tendrá así un arduo trabajo en el armado del equipo que reciba el domingo desde las 19:40 a Newell’s en La Fortaleza, por la fecha 20 de la Superliga.

Entre Facundo Pérez y Tomás Belmonte estaría el reemplazante de Quignón, mientras que la baja del diez podría abrirle una chance a Fernando Belluschi, por primera vez como titular. Otra opción es el ingreso de Lucas Vera, quien perdió el puesto con el juvenil Matías Esquivel en los últimos partidos del Grana.

A todo esto, el parte médico del día se completa con el paraguayo Pablo Martínez, quien se bajó de la convocatoria de la Reserva que conduce Rodrigo Acosta producto de una hernia deportiva.

UN DESGARRÓN, FACU

Se confirmó la peor noticia en Lanús: Facundo Quignón sufrió un desgarro en el obturador (zona del aductor) de la pierna derecha y estará ausente al menos dos semanas. Descartado para el domingo ante Newell’s, entre Toto Belmonte y Facundo Pérez estaría su reemplazante.

La felicidad por el categórico triunfo 3-0 sobre Universidad Católica de Ecuador, en el debut de la Copa Sudamericana, se ve empañada por una mala noticia el día después: Lanús pierde a Facundo Quignón por lesión.

El volante central, gran figura con un sobresaliente segundo tiempo ante el cuadro ecuatoriano, salió por una molestia a diez minutos del final y hoy se hizo estudios en la zona de la cadera, según le contó el propio futbolista a Fortaleza Granate. Y los resultados no son alentadores: desgarro en el obturador (zona del aductor) de la pierna derecha para el mediocampista del Grana, que estará al menos dos semanas afuera de las canchas.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1227753193246990337?s=19

De esta manera, Quignón queda descartado para el partido del domingo ante Newell’s en La Fortaleza, por la fecha 20 de la Superliga, como así también del encuentro en Tucumán frente a Atlético y el choque de vuelta contra el Trencito Azul en la altura de Quito.

Su reemplazante saldrá de Facundo Pérez y Tomás Belmonte, quien se reincorporó ayer a los entrenamientos junto con el arquero Juan Pablo Cozzani tras obtener el título en el Preolímpico de Colombia y el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio con la Selección Argentina Sub-23.

“MERECIMOS MÁS GOLES”

Luis Zubeldía se fue conforme por la producción de Lanús en el debut de la Copa Sudamericana y, si bien valoró el 3-0 ante Universidad Católica, entendió que la historia pudo “terminar con una diferencia mayor”. La importancia de los goles de los delanteros, el ingreso con doblete de Orsini y cómo imagina el partido de vuelta en Ecuador.

CON TRICOTA A ECUADOR

– Muy contento por el triunfo. Un 3-0 es un buen resultado para nosotros, a pesar de que quedan 90 minutos allá y van a ser muy duros. Será otro contexto y el rival tendrá otras herramientas que quizás hoy prácticamente no les permitimos usar.

SIEMPRE QUIERE MÁS

– A mi entender hicimos un partido muy bueno porque combinamos todo lo que debe tener un equipo de local en las copas: concentración en defensa para que los hombres de ataque puedan desempeñarse de la mejor manera. Es cierto que en el segundo tiempo encontramos los goles que por ahí se nos habían negado. Merecimos terminar con una mayor diferencia, es una pena. Pero tampoco nos podemos quejar, son tres goles.

GOLEADOR DE AMISTOSOS Y COPAS

– La presencia de Orsini siempre nos aportó algo y se lo dijimos a él en la semana. El equipo lo sabe y eso es bueno, porque no sólo dependés del nueve titular, sino también de un nueve bis que nos da la posibilidad de jugar con dos delanteros. Y a él le da la posibilidad de tener cada vez más confianza.

LOS DE ARRIBA SE DESTAPARON

– Es muy bueno que los delanteros conviertan. Nosotros jugamos siempre con tres, independientemente de cómo los ubiquemos y si jugamos entre líneas o más abiertos, y también con dos volantes interiores que son ofensivos. Jugamos con un volante central ofensivo y laterales que pasan al ataque, que sienten más atacar que defender. Entiendo que está eso de la ‘racha’. Y sacando a Pepe, que es el goleador histórico del club, después necesitamos encontrar esas rachas que todo delantero necesita. Al no encontrar ese gol de entrada por errar situaciones muy claras, obviamente entrás un poco en nerviosismo. Pero al final de cuentas, los tres goles fueron de ellos y eso nos deja tranquilos como equipo porque se empieza a abrir el arco para todos.

“NO HAY QUE RELAJARSE”

Agustín Rossi, que mantuvo la valla invicta en la victoria 3-0 sobre Universidad Católica, avisó que si bien “parece una diferencia abultada, ellos se hacen fuertes de local” en la altura de Quito y por eso imagina “90 minutos muy difíciles” en busca de la clasificación. El arquero participó de la habitual conferencia de prensa post partido junto a Luis Zubeldía.

La sala de conferencias del estadio de Lanús tuvo una silla más de lo habitual luego del debut con triunfo 3-0 frente a la Universidad Católica de Ecuador en la Copa Sudamericana.

Agustín Rossi, que venía de ser figura con un penal atajado en La Paternal y otra vez volvió a mantener la valla invicta, estuvo sentado al lado de Luis Zubeldía en la rueda de prensa post victoria Granate.

“En un partido donde uno no tiene tantas intervenciones, a veces pensás que te vas de partido. La atajada al inicio del segundo tiempo (a Jeison Chalá) y uno de los últimos centros donde pude salir a despejar con los puños, sirven para estar con confianza y entender que hay que estar atento desde el primer minuto hasta el último, para responder en los momentos que el equipo lo necesita“, sostuvo el arquero sobre su actuación ante el elenco ecuatoriano.

En cuanto al semblante que deja el 3 a 0 en el choque de ida, Rossi opinó: “El resultado es bueno. Nos vamos tranquilos pero no tanto, sabiendo que ellos se hacen fuertes de local. Ahora nos toca prepararnos para el partido del domingo por el campeonato y después del viaje a Tucumán, pensaremos en la revancha en Ecuador”.

Al ahondar en las dificultades que presentan los encuentros en la altura, Agustín recordó un antecedente favorable a un equipo argentino en la edición pasada de la Sudamericana. “Parece una diferencia abultada, pero van a ser 90 minutos muy difíciles en la altura. Sabemos que Independiente hizo dos goles jugando allá y, si eso pasa con nosotros, van a tener que meternos seis tantos. Hay que estar tranquilos por ese lado, pero no relajados y mentalizarse en lo que viene”, finalizó.

¡EL HOMBRE GOL!

Nicolás Orsini entró con el partido 1 a 0 y en apenas cuatro minutos convirtió dos goles para sacar una diferencia que puede ser letal para pasar de fase en la Copa Sudamericana. “Estoy muy contento por haber podido entrar y ayudar al equipo. No siempre se da que la primera pelota termine en gol, eso te da un plus”, afirmó el delantero de 25 años, quien lleva cuatro gritos en 21 partidos -ninguno de titular- con la camiseta del Grana.

Nicolás Orsini se vistió de héroe en la noche copera en la cual dos tantos suyos en apenas cuatro minutos le permitieron a Lanús obtener una gran diferencia pensando en la revancha en Quito.

“Estoy muy contento por haber podido entrar y ayudar al equipo. No siempre se da que la primera pelota termine en gol, eso te da un plus. Creo que sacamos una gran ventaja pensando en la revancha aunque sabemos que será difícil”, expresó el delantero, quien agregó: “Fueron dos goles parecidos, pero me quedo con el segundo que fue más lindo”.

https://twitter.com/Sudamericana/status/1227750315388264449?s=19

El delantero de 25 años lleva disputados 21 partidos contando todas las competencias con la camiseta de Lanús y cuatro goles en su haber. El dato es que en ellos nunca fue titular y que marcó en las tres en juego, es decir la Superliga (ante Vélez), en Copa Argentina (frente a Argentinos) y ahora por Sudamericana (frente a la Universidad Católica). Además, siempre que mojó Orsini el Granate ganó. Otra cuestión a tener en cuenta es los pocos minutos que tiene en cancha y el buen promedio de gol que obtuvo. ¿Cuántos fueron? Sólo 255 minutos. Más que interesante.

https://twitter.com/Sudamericana/status/1227752987260526592?s=19

Por otro lado, el ex Sarmiento comentó cómo imagina el encuentro que se disputará en Quito en dos semanas: “La serie no está cerrada para nada. Todos los partidos son diferentes y allá no será fácil. Lo mismo pasa en el campeonato, donde si bien en nuestra cancha sacamos muchos puntos y nos hicimos fuertes, de visitante cambia. Ellos nos van a salir a presionar de entrada para achicar la ventaja rápido y nosotros debemos ser fuertes para contra restar eso”.

CON AIRE A LA ALTURA DE ECUADOR

El Granate consiguió un valioso triunfo en la Fortaleza al imponerse por 3 a 0 ante la Universidad Católica, en el debut de la Copa Sudamericana. Interesante ventaja, pensando en el partido de vuelta del próximo 26 de febrero en Quito. Goles de Lautaro Acosta y Nicolás Orsini, con dos gritos en cuatro minutos, para arrancar con el pie derecho y soñar con la clasificación.

El debut copero del Grana no podía tener mejor inicio. Es que además de conseguir una buena diferencia no recibió goles en contra, lo cual lo deja muy bien parado pensando en la revancha que no será sencilla por los casi 3 mil metros de altura de Quito, el próximo 26 de febrero. Si Lanús mete un gol acaso, su rival deberá meter cinco para pasar de fase. Pero eso será tema de conversación más adelante. Lo importante acá es el 3 a 0, el rendimiento del equipo y la confianza que implica el resultado para seguir cosechando victorias.

La primera etapa se fue dando siempre al ritmo que Lanús propuso. Quizá no fue su mejor versión, pero le alcanzó para generar chances inquietante contra el arco de Galíndez, ante un rival que vino a resguardarse en todo momento y que nunca le insinuó peligro alguno a Rossi.

Ya de entrada, apenas transcurridos los 45 segundos, José Sand erró un gol insólito abajo del arco al no poder conectar el pase preciso de Marcelino. Tampoco llegó el Pepe minutos después para empujar otro buen centro de Moreno, intratable por izquierda. El Chino Esquivel también probó suerte de media distancia, y la pelota se fue muy cerca junto al palo derecho.

Más allá de alguna otra aproximación, ninguna se compara con la del final: otro disparo de Esquivel, que tras desvío, se estrella en el palo y de rebote, Acosta -adelantado- de cabeza no logra entrarle bien y el balón da nuevamente en el mismo poste. Insólito, pero real.

En el complemento, a pesar de un remate aislado de la visita, la suerte iba a cambiar para el equipo de Luis y a los 7 minutos iba a poder abrir el marcador. Desborde por derecha de Auzqui a toda velocidad, mirada arriba y pase preciso al medio para que por el segundo palo solo tenga que empujarla Lautaro Acosta y así poner el 1 a 0.

A partir de ese momento, los ecuatorianos intentaron frenar el empuje del Granate y lo consiguieron hasta que a los 30, otra vez iba a entrar en zona de turbulencias. Tras un centro de Burdisso desde la izquierda, que rozo de cabeza el Laucha en el primer palo, Nicolás Orsini (recién ingresado) apareció en soledad por el segundo para romperle el arco a Galíndez y gritar el segundo del local. Desahogo y victoria más clara, que ya tenía otro color.

Mucho mejor iba a ser el panorama apenas cuatro minutos más tarde, cuando Muñoz la metió al medio de cabeza y Nico Orsini, por la misma vía, estampó el 3 a 0 que resultaría definitivo. Y que le permite al Grana ir con mucha más tranquilidad a Ecuador sabiendo que la ventaja obtenida en casa es más que suficiente para soñar con avanzar en la Sudamericana.