QUINTA A FONDO EN RAMOS MEJÍA

El Granate venció 71-67 a Estudiantil Porteño, hilvanó su quinto triunfo consecutivo y se mantiene en la cima de la tabla. Los goleadores del encuentro fueron Pau y Toledo, uno por lado, con 17 tantos cada uno.

El primer cuarto comenzó parejo y con muchas especulaciones de ambos lados. Apenas empezado el encuentro, Funes tiró de tres y convirtió para alegría de los del sur. Luego, Siniuk con dos buenas penetraciones dio vuelta el marcador.

Lanús, puntero de la División Metropolitana, intentó imponer condiciones desde un principio, pero se encontró a un Porteño firme en defensa con buenos aportes de Dameli, tanto en defensa como en ataque. Pasados los primeros cinco minutos apenas se habían convertido nueve tantos.

El encuentro se convirtió en un ida y vuelta que permitió a los de Ramos Mejía plantear un cotejo de igual a igual. Pero en el final del capítulo, el Granate impuso su jerarquía, primero Pau y luego Chahab se despacharon con un triple cada uno para distanciarse en el tablero. Los de Castiñeira se fueron arriba 19 -15.

El segundo capítulo comenzó con la misma intensidad. Ninguno de los conjuntos estaba dispuesto a resignar nada en el campo. Dameli, de buen encuentro hasta allí, tras una nueva recuperación, entró en bandeja y acortó la diferencia a dos tantos. Luego, Funes con una buena penetración amplió la diferencia a cuatro. A pesar de la presión visitante, Porteño estampó un parcial de 5-0 (2+3) con un gran tiro de tres puntos de Siniuk para pasar al frente, nuevamente, pero por uno.

Pero eso no fue todo, Lanús salió a la carga y redobló la apuesta con un 7-0 de manera inmediata, de la mano de Pau que aportó un tiro de tres puntos y un doble junto con Funes.

A un minuto del final, para poner más suspenso al cotejo, Toledo se encendió y encajó seis puntos seguidos, con un triple incluido, para poner apenas dos puntos de distancia en el score. Para completar, Stanic convirtió un doble y permitió a los visitantes irse al descanso arriba por 38-34.

El tercer episodio empezó con el local motivado. De la mano de su capitán, Guillermo Crespo, que puso un parcial inicial de 5-0 pasó al frente del marcador por uno. Llegando a la mitad, Lanús y Porteño se encontraban igualados en 42, resultado que fue producto de la fricción y las imprecisiones del encuentro. En los instantes finales, todo continuó de la misma manera. La acumulación de faltas, en ambos equipos, permitió a los dos elencos convertir algunos tantos más. Quien estuvo más fino fue Lanús, que consiguió cinco de seis puntos desde la línea.

En la última manga, los de Castiñeira consiguieron una falta antideportiva cometida por Crespo, dónde Pau canjeó 1/2 en libres y en la siguiente posesión Sevegnani marcó un doble para irse al último cuarto arriba por 55-50.

El último chico mantuvo alta tensión en el Templo de Barcala. En los primeros minutos, Lanús sacó a relucir la chapa de puntero y estiró la ventaja a ocho puntos. Primero Chahab con un doble y luego Stanic de tres puntos pusieron arriba a los del sur.

Pero Estudiantil Porteño no se dio por vencido, con dos dobles de Toledo y una buena penetración de Pires, se puso nuevamente en partido a falta de cinco minutos. El final del cotejo fue vibrante. Ambos equipos se mantuvieron punto a punto, pero Pau y Stanic de la visita consiguieron un triple y dos libres, respectivamente, fundamentales para sacar adelante el encuentro.

Fue final en Ramos y Lanús se llevó la victoria por 71-67 ante Estudiantil Porteño en condición de visitante. Los de Castiñeira mantienen la punta de la División Metropolitana, mientras que los de Piputto sumaron su segunda derrota al hilo.


FICHA DEL PARTIDO

Estudiantil Porteño (67): J. Dameli 11, I. Siniuk 7, A. Toledo 17, G. Crespo 9, G. Pires 4 (F.I). J Quercetti 12, I. Spagnuolo 4, D. Alonzo 3, T. Roca, M Damommio, J. Pagano y G. Arena. DT: D. Piputto.

Lanús (71): M. Marín 2, F. Funes 9, S. Sevegnani 2, M. Stanic 13, S. Chaine 14 (F.I) A. Pau 17, M. Franchino 8, J. Chahab 5, F. Sampaulise, L. Di Muccio, A. Zielinsky y A. Roveres. DT: A. Castiñeira.


Parciales:
15-19, 34-38 (19-19), 50-55 (16-17), 71-67 (17-16)

Árbitros: Grondona y Spanguero.

Estadio: Estudiantil Porteño.


Fuente:
Prensa Estudiantil Porteño.

VENTA DE ENTRADAS ANTE U. CATÓLICA (ECU)

A partir de este sábado de 9 a 17 comienza el expendio de tickets en el estadio de Lanús para el partido del próximo miércoles a las 19:15, en la ida de Primera Fase de la Copa Sudamericana. La venta anticipada sigue lunes y martes de 9 a 20. Los socios pagan un bono de $300 para la general y platea Chebel. No socios, un total de $850.

Durante el entretiempo del partido ante Argentinos por la Superliga, el Club Lanús anunció a través de sus redes oficiales la placa informativa con los días y horarios de la venta de entradas para el encuentro del próximo miércoles a las 19:15 ante la Universidad Católica de Ecuador, por la ida de la Primera Fase de Copa Sudamericana.

La misma comienza este sábado de 9 a 17, en las boleterías de La Fortaleza. Continuará lunes y martes en el horario de 9 a 20. Y el día del partido, por reglamento del certamen internacional, no se podrán vender tickets de manera anticipada en el estadio. Sí en la Sede Social y la boletería móvil que está ubicada en Madariaga y Las Piedras.

En cuanto a los valores, y por tratarse de un torneo Conmebol, los socios pagan un bono de $300 para ingresar al sector general y la platea Chebel, como así también los abonados y palquistas. El acceso a la Platea Oficial, en tanto, tiene un costo adicional de $600.

Para los no socios, la cosa es distinta. La entrada con el bono incluido para la popular asciende a $850, mientras que la Platea Oficial requiere una suma de $1.100. ¿Los visitantes? Abonan $1.000, el equivalente a 16 dólares, lo mismo que desembolsarán los Granates que viajen para la revancha del 28 de febrero en la altura de Quito.

“SACAMOS UN PUNTAZO”

Luis Zubeldía reconoció que Argentinos fue superior y por eso valoró el empate en La Paternal. “Un partido súper difícil en esta cancha, nos sentimos muy incómodos con el correr de los minutos y se hizo cada vez más fuerte la presión de ellos en campo nuestro. Nos apretaron bien, saben cómo hace valer su localía”, expresó el DT de Lanús, quien también habló sobre las chances de pelear el campeonato.


– ¿Qué balance haces del empate en líneas generales?

– Un partido super difícil en esta cancha, nos sentimos muy incomodos con el correr de los minutos y se hizo cada vez más fuerte la presión de ellos en campo nuestro y nos costó mucho salir, sobre todo en el segundo tiempo. Nos apretaron bien, saben cómo hace valer su localía.

– ¿Se valora o pensas que a esta altura del campeonato solo sirve ganar?

– Creo que es un puntazo, por cómo se dio el partido. Nosotros tuvimos que sacar a nuestro jugador con más claridad, Esquivel, porque estaba amonestado. Y eso empeoró el asunto, porque nos costó mucho más poder salir de esa presión.

– Sobre el final, casi se llevan los tres puntos…

-El fútbol es muy anímico, y cuando terminó el primer tiempo teníamos la sensación de que si ajustábamos un poquito podíamos mejorar. Pero en el segundo, nos arrastraron. No podíamos salir. Fallamos en los pases en la salida y la pelota volvía rápido. Nos complicaron. Pero después del penal que tapó Rossi, encontramos los espacios, pusimos gente rápida y tuvimos nuestras dos o tres oportunidades muy claras. Lástima que no las aprovechamos.


– ¿Tienen esperanzas de pelear el título todavía?

– Está abierto. Quedamos igual que Boca y a un punto de Argentinos, y a tres de River. Está difícil, hay que ver, pero nada es imposible en nuestro fútbol.

– Ahora de lleno a pensar en la Copa.

– El torneo local sigue siendo la prioridad para nosotros. Debemos salir de una situación delicada que se originó en el 2017 y en el 2018, y hay que seguir saliendo. La vamos a jugar con toda la fe y la importancia que significa, pero queremos enfocarnos en el campeonato.

SAN AGUSTÍN

Rossi se lució en La Paternal y fue la gran figura de Lanús, con penal atajado a Torrén incluido, para sostener el empate 0-0 ante Argentinos. “El punto vale pero queríamos los tres. No hicimos un gran partido como equipo”, admitió el arquero que está a préstamo de Boca.

Si Lanús se llevó algo de su visita a Argentinos, fue pura y exclusivamente gracias a Agustín Rossi. El arquero la rompió y sus atajadas valieron un punto que sienta bien por el pobre desempeño colectivo del Grana en La Paternal.

“Sabemos que ellos se hacen fuertes de local y lo demostraron a lo largo del campeonato. Al menos no perdimos, eso es importante. Pero también dejamos dos puntos y lo lamentamos por no poder acercarnos a River”, sostuvo la gran figura de la noche en el estadio Diego Armando Maradona.

https://twitter.com/TNTSportsLA/status/1225962197416841218?s=19

Sobre el penal atajado a Torrén en el segundo tiempo, Rossi expresó: “Podés estudiarlo y mirar cómo patean, pero es más del momento e intuición del partido”. Y añadió: “Más allá del penal y las atajadas, no hicimos un gran partido como equipo. Tratamos de plasmar nuestro equipo en una cancha complicada y con la lluvia que hizo un juego más rápido, pero no pudimos. Esto sigue y quedan cuatro fechas más”.

LA SACÓ BARATA

Lanús sufrió en La Paternal y se trajo un valioso punto al empatar 0 a 0 con Argentinos. Los dirigidos por Zubeldía no tuvieron su mejor noche y de no ser por la figura de Agustín Rossi, que hasta le atajó un penal a Torrén, el desenlace hubiese sido distinto. A la espera de varios resultados, el Grana se ubica como escolta de River, junto a Boca, aunque en caso de que el Millonario gane le sacará seis puntos de diferencia.

Ambos sabían que se jugaban, quizá, la última chance de pelear enserio por el título. Sin embargo, no pudieron sacarse ventajas a lo largo de un entretenido partido en La Paternal y repartieron puntos. Fue 0 a 0 entre Argentinos y Lanús, aunque claro está que el local mereció muchísimo más de no ser por una nueva actuación destacada de Agustín Rossi, quien sacó literalmente todo lo que le tiraron. A la espera de lo que pase en el resto de la fecha, el Grana iguala la línea de Boca con 33 puntos y es escolta de River, que tiene 36.

En la primera parte, el Bicho fue al frente de entrada. Se plantó en campo rival con mucha gente y no dejó jugar al Granate. El equipo de Zubeldía nunca pudo superar la presión ejecutada por Argentinos y eso lo llevó no sólo a perder la pelota Sí no también a jugar cerca de Rossi. Los dirigidos por Dabove nunca sacaron el pie del acelerador, y de no ser por la mala puntería de Hauche, se hubiesen ido en ventaja. La más clara fue un mano a mano que Rossi tapó abajo junto a su palo derecho. ¿Lanús? Muy poco. Recién el último cuarto emparejó, e insinuó algo de peligro. Pero nada descomunal ni para destacar.


En el complemento, la pesadilla para Lanús no sólo continuó. Sino que empeoró. Argentinos lo encerró por completo y le generó situaciones que de no ser por Rossi seguramente otra hubiese sido su suerte. Hauche tuvo su cuarta oportunidad y nuevamente perdió con el arquero. Silva,de chilena y luego de cabeza, también pudo convetir. Miguel Torrén, de penal, tampoco tuvo suerte con Rossi que dominó en dos tiempos. Misma suerte que López y Florentín. El ex Boca estuvo intratable y fue merecedor de todos los elogios. Por él no sólo Lanús no perdió. Sí no que casi lo gana sobre el final.


En las últimas tres corridas de la noche, Sand fue protagonista. Pero sin final feliz. Ni para empujar el centro de De La Vega, ni para definir con rapidez cuando quedó frente al arco de Chávez ni para encontrar el envío de Orsini. No hubiese sido justo, pero sí importante para ganar. La otra del Grana la tuvo Orsini ni bien entró, pero su remate se desvío por una mano clara de Silva que era penal y no fue sancionada.