LOS PÉREZ DEBUTANTES

Matías y Facundo, sin parentezco pero con el mismo apellido, tuvieron bautismo oficial como profesionales el mismo día en la Primera de Lanús. El defensor central fue titular junto a Burdisso en el triunfo 2-0 ante Godoy Cruz, mientras que Paloma ingresó a ocho minutos del final. ¡Puro Orgullo Granate!

Además de la alegría por el triunfo 2-0 ante Godoy Cruz, en Lanús hay otros motivos para celebrar. Dos juveniles de la cantera del Grana, que llegaron hace 11 años al fútbol infantil y tuvieron un paso completo por las inferiores, hicieron su debut oficial como profesionales ¡el mismo día y con el mismo apellido! Sí, son los Pérez debutantes.

Por un lado, Matías Pérez, el defensor central de 20 años oriundo de Florencio Varela, con 1,83 metros y 75 kilogramos, quien tuvo bautismo directamente como titular en una zaga nueva junto a Guillermo Burdisso. Completó los 90 minutos con la valla invicta y los tres puntos en casa. Nada mal.

“Muy contento y agradecido a la familia. Los chicos me alentaron en todo momento para sacarme los nervios. Estuve tenso en el hotel y hasta llegar a la cancha. Cuando entré, me aflojé y tenía muchas ganas de jugar”. Matías Pérez, en zona mixta.


Por el otro lado, Facundo Pérez, más conocido como Paloma, quien ingresó a los 37 minutos del segundo tiempo en lugar de la figura de la noche, Marcelino Moreno. Es un volante interno mixto nacido hace 20 años en Lanús, con apenas 170 centímetros de estatura y 65 kg. A continuación, el posteo en su red social Instagram con las sensaciones de su estreno en la Primera del Granate.

https://www.instagram.com/p/B8FyKjrnzVk/?utm_source=ig_web_copy_link

A su vez, Matías Esquivel jugó por primera vez como titular en reemplazo de Lucas Vera, como mediocampista por derecha, aunque a veces también se lo vio suelto por el frente de ataque en una interesante sociedad con Marcelino. El Chino, desde los ocho años en el club, había ingresado en el descuento ante Racing (1-0) en el último partido de 2019 y tuvo 31 minutos en cancha frente a Aldosivi (2-0). Contra el Tomba redondeó 67′ en buen nivel y luego fue sustituido por Diosito.

“Jugamos muy bien. Tuvimos la pelota y muchas situaciones. En el primer tiempo no pudimos convertir, pero movimos bien el balón de lado a lado y sabíamos que el gol iba a llegar en algún momento”. Matías Esquivel, feliz por su debut desde el arranque.

RECUPERÓ LA MEMORIA

Lanús sonríe. El equipo de Luis Zubeldía dejó atrás la derrota en Mar del Plata y se impuso con claridad en la Fortaleza por 2 a 0 ante Godoy Cruz. Marcelino Moreno y Sand, de penal, le dieron los tres puntos al Granate que se mantiene tercero a cuatro puntos de River en lo más alto de la Superliga. El viernes, visita a Argentinos en La Paternal.

El mal trago quedó atrás y la caída ante Aldosivi sin dudas que es parte del pasado. Es que Lanús jugó a lo Lanús, y como resultado tuvo su premio mayor que fue sumar de a tres y en la Fortaleza, donde sigue haciéndose cada vez más fuerte.

Godoy Cruz, último y cómodo en esta Superliga, no le hizo sombra en ningún momento al conjunto Granate e incluso pudo irse con una derrota más amplia. Pero el 2 a 0 alcanzó para que la esperanza vuelva a verse reflejada en jugadores e hinchas que sueñan con dar pelea hasta el final nada menos que a River y a Boca.

En el primer tiempo, los dirigidos por Luis Zubeldía fueron los que tomaron la iniciativa y con el correr de los minutos con más frecuencia se metieron en campo rival. Empezaron las aproximaciones, y con ellas las situaciones más claras para anotar. El Chino Esquivel apareció en escena con un zapatazo de media distancia que hizo revolcar al arquero rival, quien logró desviar la pelota por encima del travesaño. Las cosas siguieron de la misma manera y sobre el cierre fue Carlos Auzqui quien de manera increíble no pudo ante Rey definiendo sólo ante el arquero al medio. Clarísima, justo cuando terminaban los primeros 45 minutos.

En el complemento, tras dos llegadas consecutivas del Grana (Quignon de cabeza y anticipo de Auzqui), las cosas se iban a empezar a acomodar. A los 14 minutos, la figura de la cancha, Marcelino Moreno, no tuvo miedo de probar de media distancia. Y lo bien que le fue, que ya su remate rasante se metió junto al palo izquierdo, ante la estirada inútil de Rey. Justicia en el Sur, 1 a 0 arriba.

El Tomba se vio obligado a salir a buscar y Lanús lo pudo golear de contra, de no ser por la mala puntería. El propio Moreno estrelló un tiro en el palo que hubiese significado poder liquidar un encuentro en el cual nunca sufrió peligro en el arco de Rossi.

Recién a los 35, el Grana iba a poder sellar el triunfo. Herrera lo bajó a Auzqui y José Sand no dudó desde los doce pasos para cambiar la falta por el 2 a 0 final. Con cinco fechas por delante, el equipo de Luis trepó al tercer lugar del campeonato y espera que River y Boca pierdan puntos en la pelea por el título. La próxima parada será el viernes por la noche, ante Argentinos en La Paternal.