PELOTAZO EN CONTRA

Lanús mostró su peor cara en Gualeguaychú y perdió feo 91-73 ante Central Entrerriano para quedar 2-1 abajo en la Semifinal del Torneo Federal. El equipo de Ezequiel Vallet necesita ganar sí o sí este sábado desde las 20 para forzar un quinto punto y soñar con el ascenso a la Liga Argentina.

Central volvió a mostrar la imagen de equipo sólido, con enormes condiciones en el funcionamiento y jugó un cotejo estupendo, partiendo desde la defensa, que bajó considerablemente el goleo de Lanús y lastimando en ofensiva, con Bernasconi de nuevo preponderante y con altos porcentajes.

El arranque fue una primera muestra de lo que sería el partido. Central salió concentrado en defensa, generó problemas a Jerez Pilotti en la conducción y también defendió con intensidad a Funes. En ataque, un triple de Madera, dos apariciones de Córdoba y dos bombazos de Bernasconi fueron el anuncio de una noche importante en ataque.

Tras un primer parcial 11-2 que ilusionó a todos, el Rojinegro manejó el trámite con sapiencia, siempre defendiendo con intensidad, complicando también a Chaine en la zona interior y neutralizando a Trímboli e Ibáñez Paz, que estuvieron sumamente contrariados. Con la defensa como mejor argumento y muy buenos pasajes de ataque, Central cerró el primer cuarto al frente 25-17 y mantuvo la intensidad defensiva, sabiendo que ahí estaría la clave.


El segundo capítulo fue trabado de ambos lados, los dos se equivocaron bastante en ofensiva y perdieron varios balones. Central encontró claridad con un par de buenas apariciones de Madera y un triple de Forastieri, además de la solidez que siempre mostró Nacho Fernández para conducir al equipo. Pero la clave continuó en la faceta defensiva, obligando a Lanús a tirar forzado, complicando enormemente a Jerez Pilotti y Pacciotti en la conducción. Solamente Chaine sacó la cara por su equipo, pero el pivote estuvo demasiado solo como para poder intentar una recuperación. Central se terminó despegando con un triple de Bernasconi y se retiró al descanso largo sacando 13 de luz (39-26) en un Bértora que explotaba.

El tercer episodio fue una ráfaga de Central, que metió tres triples seguidos y en un abrir y cerrar de ojos sacó 20 de diferencia, ante del delirio de la gente. El entrenador visitante pidió tiempo muerto, pero no pudo cambiar el rumbo del partido, su equipo siguió siendo víctima de la estupenda defensa de Central, que cuando se sintió cómodo en el partido, no perdió la intensidad para defender, neutralizó a piezas fundamentales del equipo visitante, como Jerez Pilotti que terminó sin puntos, Funes que hizo 6 e Ibáñez Paz que marcó 4.

Ofensivamente Central repartió el goleo, apareció Capponi con una bomba, Forastieri clavó otra y Bernasconi fue un león abajo del canasto, muy bien acompañado por Madera que también tuvo un altísimo rendimiento, para llegar al cierre del tercer parcial con ventaja de 65-47 y la sensación de historia liquidada.

En el último cuarto, Central no dio lugar a sorpresas, mantuvo la concentración defensiva y continuó lastimando a distancia, ya con Capponi encendido, con Ledesma peleando abajo y con el enorme trabajo de Gastón Córdoba, que hizo de todo un poco (10 puntos, 10 rebotes y 6 tapas). Lanús sintió el esfuerzo y su entrenador mandó a cancha a los juveniles para cerrar, sabiendo que no habría forma de torcer la historia.

Central se mantuvo firme, permitió algunos goles cómodos de su rival, aunque sabiendo que el triunfo estaba abrochado y que nada torcería el rumbo del partido. El Granate no puede dejar escapar su última posibilidad, este sábado a las 20, nuevamente en el estadio José María Bértola, para seguir prendido a la ilusión de ascenso.


SÍNTESIS:

Central Entrerriano (91): Fernández 6, Forastieri 12, Madera 18, Córdoba 12, Bernasconi 21 (Fi); Capponi 9, Ledesma 8, Ludueña 7, Caire 0, Borrajo 0. DT: Mariano Panizza.

Lanús (73): Jerez Pilotti 0, Funes 8, Ibáñez Paz 4, Trímboli 2, Chaine 20 (Fi); Paciotti 10, Franchino 13, Marín Lucero 8, Quercetti 5, Sampaulise 3. DT: Ezequeil Vallet.


Parciales:
25-17, 39-26, 65-47.

Árbitros: Zweilf, Soldano y Páez.

Estadio: José María Bértora.


Fotos:
Tatiana Fantoma.

Fuente: Prensa Central Entrerriano.

FIN DEL SUEÑO MUNDIALISTA

El Sub-20 de Batista quedó eliminado en Octavos de Final en manos de Mali del Mundial de Polonia y Pedro De La Vega no pudo brillar como se esperaba. Sumó 151 minutos en cancha, fue titular solamente en el debut con Sudáfrica y no marcó goles. Zubeldía sueña con poder retenerlo y que pueda hacer su primera pretemporada con el plantel, mientras que por otro lado la dirigencia sabe que es su as de espada para este mercado de pases. ¿Cuál será su destino?

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

El sueño duró poco para Fernando Batista y sus dirigidos en el Mundial Sub-20 que se disputa en Polonia. Es que luego de un gran arranque, con dos victorias al hilo, la derrota con Corea en el cierre del Grupo F arrastró una imagen no tan afortunada en un cruce clave ya en Octavos ante la humilde Selección de Mali, que tras empatarle 2 a 2 en el último suspiro, le terminó ganando por penales. Sí, sorpresiva eliminación para los pibes que contaban con un plantel más que interesante con nombres que seguramente en un futuro no muy lejano van a dar que hablar en sus respectivos equipos. Tal es el caso de Pedro De La Vega, una de las joyitas del equipo del Bocha que al igual que sus compañeros se quedó a mitad de camino.

Si bien la joven promesa de Lanús sumó minutos en tres de los cuatro partidos que disputó la Selección, apenas fue titular en el debut con Sudáfrica y luego acumuló ráfagas de juego en los cruces con Corea y el definitivo ante Mali. No metió goles aunque sí fue determinante en ofensiva por momentos. Más allá de la experiencia grata de haber disputado una competencia tan importante y a su corta edad, el saldo a nivel personal no termina siendo el más positivo.

Puertas adentro, los dirigentes del club Granate aspiraban a que el Pepo tenga un gran despegue en Polonia para así garantizarse de cierto modo una pronta transferencia. El Inter ya había puesto sus ojos en él semanas atrás y hasta se habló de cifras millonarias que alcanzaban los U$S 16.000.000. Ahora habrá que esperar. De La Vega recién suma un puñado de partidos en la Primera de Lanús (13 encuentros, con un solo gol), con notables y prometedoras condiciones a explotar en el corto plazo.

Del otro lado, Luis Zubeldía lo espera con los brazos abiertos para por fin contar con él y que realice su primera pretemporada completa con el resto del equipo, aunque la idea es darle algunos días más de descanso antes de reincorporarse. Su destino, sigue en veremos.