ES TU HORA, PEPO

Pedro De La Vega volverá a ser titular en Lanús tras su paso por el Sudamericano de Chile con el Sub-20, este viernes a las 19 ante San Martín (SJ) en lugar de Lautaro Acosta (5 amarillas). Por Quignón, también suspendido por acumulación de tarjetas, ingresará Leandro Maciel. Serán dos cambios del equipo que ganó en Tucumán.

Con un tremendo envión de cinco triunfos en los seis partidos del año, dos de ellos de manera consecutiva, el plantel de Lanús se prepara con optimismo para el próximo compromiso ante San Martín de San Juan, el viernes a las 19 en La Fortaleza, dando comienzo a la fecha 22 de la Superliga (dirige Silvio Trucco).

Esta mañana, en la tercera práctica de la semana post victoria en Tucumán, Luis Zubeldía diagramó un ensayo táctico a puertas cerradas en el estadio, donde paró el probable equipo para recibir al elenco del Yagui Forestello.

A diferencia de las últimas cuatro fechas, el DT no podrá repetir el equipo por tener dos bajas obligadas, ambas por suspensión de cinco tarjetas amarillas: Facundo Quignón y el capitán Lautaro Acosta. En su lugar, el conductor del Grana probó con Leandro Maciel y Pedro De La Vega como sus reemplazantes. Serían los dos cambios con respecto al triunfo 2-1 frente al San Martín tucumano.

EL TANQUE GANA TERRENO. Según averiguó FG, Zubeldía probó en los últimos dos trabajos tácticos con Matías Donato como doble nueve junto al Pepe Sand y tendría muchas chances de ir al banco de suplentes. Puede ser una variante para el segundo tiempo.

Maciel ya sustituyó al ex volante de San Lorenzo y Newell’s cuando estaba lesionado y estuvo ausente de la agónica victoria sobre Colón; el Pepo, en tanto, regresa al once inicial tras su paso por el Sudamericano de Chile con el Sub-20 argentino. En caso de confirmarse, sería su sexta presencia como titular en la Primera de Lanús, desde el 1-1 en Victoria con Tigre (27 de octubre por la fecha 10). El domingo completó los 90′ en el 0-4 de la Reserva contra el Ciruja.

De esta manera, la formación para jugar contra el Verdinegro sanjuanino estaría conformada por Ibáñez; Carrasco, García Guerreño, Torsiglieri; Di Plácido, Belmonte, Maciel, Moreno, Pasquini; De La Vega y Sand.

MAXI VELÁZQUEZ, A FONDO

El jugador que tiene el récord histórico de presencias con la camiseta de Lanús con 421 partidos disputados, habló después de mucho tiempo sobre varios temas interesantes en Lanús Radio. El ex capitán del Granate se refirió en profundidad a su salida del club: “Yo tenía otros sueños para finalizar mi carrera que no se dio”. También contó que se está tomando con calma la transición antes de ser DT ya que “es difícil entrar en el circuito y es importante el primer paso”. 

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

– Su salida de Lanús y una deuda pendiente: despedirse en la Fortaleza.

– “Preferí alejarme un tiempo de lo que era el mundo de Lanús, que pase un poco de agua por debajo del puente… Yo tenía otros sueños para finalizar mi carrera que no se dio. Son momentos del fútbol que realmente no los entiendo aunque hubiese querido que sea de otra manera. Pero ya lo hemos hablado con Nicola (por Russo) de manera privada y quedó todo arreglado. Son decisiones futbolísticas que se toman y las respeto, las entendía por ese lado porque hace 20 años que estaba en el fútbol, pero que no me había gustado la manera, nada más. Me quería despedir de la gente adentro de la cancha”.

– Y el ganador es… Zapatazo inolvidable en cancha del Gasolero. Un grito sagrado.

– “El gol que le metí a Temperley fue el más lindo que hice en mi carrera. Justo nos habíamos juntado en la semana con el Negro (Matías Ibañez, arquero del Celeste en ese entonces) y le había dicho que le iba a convertir un gol. Por suerte pude cumplir. Fue una jugada preparada, que ya la habíamos hecho contra Deportivo Cali en el 2014 por la Copa Libertadores”.

– La fiesta en el Monumental, la mejor muestra de fútbol de su carrera.

– “De la época que yo jugué, el mejor partido por lejos fue de la final contra San Lorenzo que salimos campeones en el Monumental. Hace poco lo volví a ver y fue tremendo. Hicimos un esfuerzo muy grande, fue un partido histórico como el que le dimos vuelta a River por la Copa”.

– Se termina un mito: Pepe tiene 112 goles. El del Taladro fue de Maxi.

“El gol de Banfield lo hice yo. Ese es el famoso gol que está en discusión con el tema de Sand, je. Pero que se quede tranquilo, Sand va a ser muchos más. Hay una linda anécdota, porque Pepe lo grita y el árbitro le pregunta después quién lo hizo y él se ríe y le dice: ‘Fue de Maxi’. Así que no hay dudas, je, fue mío”.

– Una herida abierta: Gremio, un justo vencedor.

– “Las series parejas las terminan definiendo los detalles y la atajada del arquero de Gremio contra Braghieri fue un gran detalle. Nosotros estábamos jugando muy bien… Pero la realidad es que ellos fueron superiores en los 180 minutos, no es que perdimos porque no ligamos o el árbitro nos perjudicó. Todavía me dura la bronca, fue complicado. En la previa de la revancha no pude dormir, estaba el Mundial de Clubes a los diez días, era todo maravilloso. Se te cruza todo por la cabeza. Lo disfrutamos mucho”.

– Lo que viene, lo que viene: un Maxi entrenador.

– “Estoy en un proceso de armado para mi futuro, hace dos meses que no entreno y la verdad es que ya no tengo ganas de jugar ni extraño… Voy a ser técnico, y me imagino que de Lanús lo voy a ser alguna vez. Me han llamado de algunos clubes, pero por decisión mía estoy tomando las cosas con calma. Es difícil entrar en el circuito, es importante el primer paso, por eso estoy tranquilo. También me llamaron para dirigir en Inferiores desde Lanús y otros equipos, pero estoy viendo qué hacer. Me gusta mucho el sistema actual de Zubeldía, 3-5-2 pero también el 4-3-3”.

– La tormenta queda atrás. Zubeldía, el capitán del barco que salió a flote.

– “Luis está haciendo un gran trabajo. Me pone contento el presente de Lanús. No se podía creer ver la tabla del Descenso tan cerca. Fue duro. Me hubiese gustado estar en ese momento. Necesita seguir sumando igual”.

LA NOTA COMPLETA CON MV3

TRUCCO PARA EL JUEGO ANTE SAN MARTÍN (SJ)

Fue designado por la Superliga para impartir justicia en el partido del viernes a las 19 en La Fortaleza, que abrirá la fecha 22. No dirige a Lanús hace casi un año, en el triunfo 2-1 sobre Colón en Santa Fe. ¿La curioridad? Fue cuarto árbitro en el último choque con el Verdinegro, cuando igualaron 1-1 en San Juan.

Un día después de lo habitual por el feriado de carnaval, la Superliga Argentina de Fútbol realizó el sorteo de árbitros que adminitrarán justicia en la fecha 22 del torneo.

La misma comienza el viernes a las 19 en La Fortaleza con el choque entre Lanús y San Martín de San Juan, que tendrá el arbitraje de Silvio Trucco, acompañado por Hernán Maidana y Javier Uziga como jueces asistentes.

El referí nacido en Rafaela mantiene un historial de 15 partidos con el Grana, que registra un saldo levemente favorable de cinco triunfos, seis empates y cuatro derrotas (13 goles a favor y 17 en contra). Además, repartió 45 tarjetas amarillas y cuatro rojas a jugadores del actual equipo de Luis Zubeldía.

Trucco fue cuarto árbitro la última vez que Lanús enfrentó a San Martín, en San Juan, cuando igualaron 1-1 con goles de Spinelli y Lodico, el 21 de abril de 2018 por la fecha 24.


Una de esas expulsiones tuvo lugar en el último antecedente, hace casi un año, el pasado 16 de marzo por la fecha 20 de la Superliga 2017/18 en Santa Fe, en el único triunfo como visitante del Granate de Carboni en todo el 2018. Echó a Rolando García Guerreño en el 2-1 a Colón, con goles de Lautaro Acosta y Bruno Vides, luego de que Alan Ruiz abriera la cuenta de penal para el Sabalaro, que dos minutos más tarde falló desde los doce pasos por intermedio de Javier Correa (¡sí, dos penales en dos minutos!). El Polaco Fritzler también vio la roja en el local, antes del final del primer tiempo.

Autoridades de Lanús – San Martín (SJ)

Árbitro: Silvio Trucco.
Asistente 1: Hernán Maidana.
Asistente 2: Javier Uziga.

“DISFRUTO TENER CONTINUIDAD EN UN CLUB MARAVILLOSO”

Gabriel Carrasco, figura silenciosa del equipo sensación de Zubeldía, habló largo y tendido con Lanús 2000 en un recorrido por toda su carrera: su llegada a los ocho años, la formación con mucho gol en inferiores, el apoyo de la familia, su paso por la Selección Argentina, el debut con Almirón en 2017, la continuidad con Carboni y finalmente la consolidación de la mano de Luis como stopper derecho, un puesto nuevo y a la vez cómodo para el defensor de 21 años.


SENSACIONES POR EL PRESENTE COMO TITULAR

“Estoy pasando por un momento muy bueno desde lo futbolístico, jugando en una posición donde me siento verdaderamente cómodo. Disfruto de estar en este maravilloso club y sobre todo de tener continuidad”.

EL APOYO DE LA FAMILIA

“El esfuerzo de los padres siempre está presente y es impresionante, algo que no se puede devolver. Hay muchas cosas que uno deja de lado en su crecimiento y adolescencia. La única manera de agradecer todo ese cariño es jugando, que ellos te vean feliz adentro de una cancha y sentir que valió la pena”.

SU LLEGADA AL CLUB

“Arranqué a los ocho años, en infantiles. Vine a jugar el Mundialito que se organiza cada año con mi club de barrio (Maipú) y en la semana me había llegado una carta para que venga a probarme. Después de eso empecé acá en Lanús y no paré desde ese momento”.

EL CRECIMIENTO INSTITUCIONAL, DESDE ADENTRO

“Con mi familia no conocíamos la institución cuando llegué; en realidad no conocíamos ninguna porque siempre jugué en el barrio hasta esa edad. Al poco tiempo me di cuenta que es un club tremendo. Tuve la posibilidad de disfrutar cada rincón desde chiquito y ver hoy el crecimiento que tuvo Lanús es impresionante”.

LOS TÉCNICOS QUE TUVO EN SU FORMACIÓN

“El primero fue el Turco Farsa, un fenómeno. Después cuando se armó Pre-AFA, estuve con Carlos Lodico. En Pre-Novena me dirigió el Beto Alonso y empecé en el fútbol amateur con Ricardo Carrizo (Novena). Le siguieron dos años seguidos con el Tino Ribonetto (Octava y Séptima), el Kely Carboni (Sexta), Gabi Medina (Quinta) y Gabi Ramón (Cuarta)”.

LA POSICIÓN EN LA CANCHA

“En infantiles jugaba de cuatro o de ocho, alternaba en los dos puestos. Era muy ofensivo, me gustaba llegar al área y por suerte me tocó hacer muchos goles. Con el correr de los años fui yendo cada vez un poco más atrás en la cancha. Con edad de Cuarta ya era lateral fijo y también lo hice en Reserva”.

LA ERA DE FÚTBOL AMATEUR

“Soy uno de los pocos afortunados de mi categoría que llegó a compartir el vestuario de Primera. El paso en inferiores es lindo y doloroso a la vez. Uno convive con muchos amigos y compañeros que no vuelve a ver cuando llega fin de año y se decide que no sigan. Hay un montón que los veías y decías ‘estos son cracks, van a triunfar’. Cuando vas creciendo, el embudo es cada vez más chico y hay que aprovechar las posibilidades en la cancha para demostrar de qué estás hecho”.

EL PASO POR LA SELECCIÓN ARGENTINA

“Me llamaron del Sub-20 cuando clasificaron al Mundial con Ubeda, después del Sudamericano (2015 en Uruguay), que jugó Toto Belmonte en gran nivel. A la vuelta me citaron al preseleccionado y compartí plantel con un montón de chicos que hoy están jugando en Primera o afuera, como Lautaro Martínez y Ezequiel Ponce. Me sentía con confianza para ser parte de la lista mundialista, pero dos semanas antes tuve la desgracia de lesionarme el tobillo. Intenté no decaerme, un mes atrás había debutado y sabía que iba a tener la posibilidad de jugar otra vez en Lanús. Eso me dio ánimo para levantarme rápido”.

SU ÓPTIMA DEL SUBCAMPEÓN DE AMÉRICA

“Era un equipo impresionante. Me tocó vivir todo muy de golpe, con el debut, el paso por la Selección hasta que, en un abrir y cerrar de ojos, estábamos en la final de la Libertadores. Se vivió algo único, después de la noche de los penales con San Lorenzo y el partido épico contra River. Sentía que estaba viviendo un sueño y obviamente lo disfruté”.

LA NOCHE ÉPICA CON RIVER

“Lo vi desde la platea con mi familia. Me acuerdo que mis viejos me miraban y les daba ganas de llorar de la felicidad, porque su hijo era finalista de la Libertadores. Son cosas que no se olvidan más”.

EL DEBUT EN PRIMERA

“Para un chico siempre es soñado ese partido, pero no fue el mejor por el resultado. Me tocó debutar en cancha de Racing y perdimos 3 a 0 (en 2017, con Almirón de técnico). Si bien importan las circunstancias, cuando uno es pibe solamente quiere jugar. Siempre se busca dar lo mejor porque es una manera de crecer futbolísticamente”.

SUS MEJORES ACTUACIONES CON ALMIRÓN

“Los primeros partidos que siento que pude rendir al máximo fueron en Bolivia con The Strongest por la Copa y la última fecha de ese torneo en cancha de Independiente, que empatamos 1 a 1. Ahí pude soltarme un poco más en la cancha y lo hice bien”.

EL VESTUARIO, UN MUNDO APARTE

“Es un orgullo compartirlo con el Pepe (Sand), el Laucha (Acosta) y Mati (Ibáñez). Ni hablar cuando me tocó subir a mí y había ‘monstruos’ como Maxi (Velázquez) y Diego (Braghieri)”.

FUERTE EN LAS ALTURAS. “Mido 1,75 mts. pero me defiendo bastante bien en el juego aéreo, je. El gol de cabeza a Patronato es una jugada que nunca voy a olvidar por ser el primero”.

EL 2018 ADVERSO CON CARBONI

“Fue un año complicado porque no se dieron los resultados que esperábamos. Internamente sabíamos que merecíamos más. Por suerte hoy se dio vuelta todo y también estamos teniendo la suerte de nuestro lado”.

LA POSICIÓN DE STOPPER CON ZUBELDÍA

“Es un puesto que nunca lo había entrenado y en el cual hoy me siento muy cómodo. Eso tiene que ver con la confianza en uno mismo, si bien Luis también me la transmite. Competir cada fin de semana a este nivel está muy bueno”.


LOS ELOGIOS DEL DT POR LA INTENSIDAD

“Yo no lo noto adentro de la cancha, pero sí me lo han dicho y agradezco mucho esas palabras de Luis hacia mi. Los compañeros también me dicen que estoy muy bien o me felicitan por los partidos que juego”.

EL TÁNDEM CON DI PLÁCIDO

“Nos entendemos bastante bien con Leo por la banda derecha. Los dos somos laterales y sabemos hacer el cambio de marca, aprovechando nuestra velocidad. De vez en cuando, nos queda algún rival flotando y se nos complica, pero veo que estamos consolidados y nos arreglamos bien”.


LA NOTA COMPLETA CON CARRASCO