EL UNO POR UNO DE LANÚS

Con una excelente actuación de Facundo Quignón y el regreso al gol del Vikingo Ribas, Lanús logró remontar el partido frente a Talleres y finalizó el Semestre con cuatro partidos consecutivos sin derrotas. Sobre el final, aparecieron las atajadas de Ibañez para mantener el 2 a 1 en el marcador. 

12- M. Ibáñez (7): Destacado partido del guardameta Granate, el cual fue uno de los máximos responsables en la victoria obtenida por su equipo. A pesar de demostrar algunas dudas  al momento de intentar salir jugando desde el fondo, sus grandes atajadas sobre el final del partido lo colocan entre las principales figuras del encuentro. Sin responsabilidad en el gol, en el primer tiempo únicamente fue llamado a intervenir por medio de un remate de Arias, que logró despejar sin problemas. En el complemento, protagonizó una serie de increibles atajadas tras remates desde afuera del área por parte de los volantes rivales.

27- G. Carrasco (6): Regular durante todo el partido; siempre estuvo correcto en la marca. En la primera mitad se animó a subir en varias oportunidades al ataque. Con el resultado a favor en el complemento, sus corridas por la banda derecha fueron disminuyendo.

23- R. García Guerreño (5): Aceptable partido del central, el cual debió ser reemplazado por Thaller en el complemento como consecuencia de un golpe en la cara provocado por el delantero rival. Mal posicionado en el gol de Talleres, mejoró notablemente en la segunda mitad.

18- M. Torsiglieri (5): Al igual que su compañero de zaga, cometió un grosero error en el retroceso en la jugada que terminó en el gol de la T. A pesar de ello,  se lo notó firme y seguro en cada una de sus participaciones, siendo protagonista en el segundo gol de su equipo al ganar y peinar la pelota en el primer palo para asistir al goleador Granate.

21- N. Pasquini (6): Muy buena actuación del zurdo Granate, el cual volvió a ser protagonista por medio de su pegada. En esta ocasión, colocó el centro que derivó en el segundo gol de su equipo. Además, contuvo bien las embestidas del rival por su costado aunque, en esta ocasión, no profundizó demasiado en el ataque. Sobre el final asistió por medio de una volea sensacional al Laucha, el cual terminó definiendo desviado.

28- L. Di Placido (5): De mayor a menor. Activo en la etapa inicial, sus intervenciones fueron disminuyendo con el correr de los minutos. Asistió a Ribas en lo que terminaría siendo el primer gol de Lanús.

19- F. Quignón (8): Excelente partido del volante Granate, cerrando de esta forma un muy buen Semestre en el que se ganó el cariño de la gente. Fiel a su estilo, lucho y peleo cada una de las pelotas que pasaban por el mediocampo. Motor de juego de su equipo, por medio de la presión generada logró obtener numerosos quites que le permitieron al Granate apropiarse del mediocampo. Asimismo, siempre estuvo preciso con la pelota. Por poco convierte en la primera mitad a través de un potente remate desde afuera del área que terminó impactando en el costado de la red del arco defendido por Herrera.

16- G. Lodico (5): Buenos primeros 15 minutos del canterano, quien asumió el rol de conductor de su equipo. Sin embargo, su intervención en el juego fue disminuyendo terminando un primer tiempo con poco protagonismo. En el complemento, apareció en algunos intervalos pero no logró plasmar en la cancha todo lo que tiene para brindar.

25- M. Moreno (5): Movedizo en la primera etapa, volvió a demostrar su falta de eficacia al momento de terminar las jugadas. En un claro contraataque de su equipo con la defensa de Talleres completamente desarticulada, decide rematar desde afuera del área cuando tenía clara opción de pase. Sobre el final del primer tiempo, tuvo una clara situación de gol al rematar desde afuera del área, pero su disparo fue desviado al córner tras una grana tapada de Herrera. Ya en la segunda mitad, pudo convertir su primer gol en el Grana, pero su zurdazo se fue elevado por centímetros. Terminó siendo sustituido en el segundo tiempo por Leandro Maciel.

7- L. Acosta (6): Movedizo y activo durante todo el partido. Contó con un par de oportunidades para convertir. La primer de ellas llegó tras un error de calculo de Komar, en donde el Laucha definió desviado de zurda. Cuando el partido estaba a punto de terminar, tuvo un mano a mano pero su disparo a colocar se fue al lado del palo izquierdo del arco rival.

37- S. Ribas (8): Cuando durante toda la semana se habló del inminente retorno de José Sand al Granate, el actual nueve tuvo su mejor partido desde que arribó al Club. A pesar de no intervenir demasiado en el juego, como todo goleador apareció en los momentos indicados. Primero, para estampar el empate transitorio en el marcador por medio de un gran cabezazo de sobrepique tras una exquisita asistencia de Di Placido. Luego, al ingresar por el segundo palo y empujar nuevamente de cabeza la pelota al gol.  Contundente y cien por ciento eficaz. Fue sustituido sobre el final del partido.

39- P. De La Vega (5): Ingresó promediando la mitad del complemento en lugar de Marcelino Moreno. Se lo notó activo, aunque en ocasiones abusó del traslado de la pelota. Sin lugar a dudas, un Semestre inolvidable para el joven jugador salido de las inferiores del Club.

29- N. Thaller (-): Sustituyó al lesionado García Guerreño cuando restaban 15 minutos de la segunda mitad.

5- L. Maciel: Reemplazó al goleador de la tardenoche faltando 11 minutos para la finalización del partido.

“AGRADECER A LA GENTE QUE VIENE A ALENTAR”

Zubeldía se fue feliz de la Fortaleza y destacó la buena predisposición de la gente Granate para colaborar en un momento delicado. “Estoy conociendo más a los jugadores; la paciencia de este club me jugó a favor para eso. De a poco vamos creando un equipo con más tranquilidad”, manifestó el entrenador, quien agregó: “Quiero felicitar a todos los que nos han dado buena energía. Lanús es barrio, es la gente que uno quiere”.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Luis Zubeldía terminó el año de la mejor manera, cumpliendo con el objetivo que se propuso en el momento que agarró el equipo en el peor momento de los últimos años. Ganando, mostrando una idea clara, un ordenamiento general del plantel tanto dentro como fuera de la cancha y sobre todo levantando anímicamente a un equipo que parecía liquidado. “Estoy conociendo más a los jugadores; la paciencia de este club me jugó a favor para eso. De a poco vamos creando un equipo con más tranquilidad”, afirmó el entrenador en conferencia de prensa.

A su vez, puso por sobre todas las cosas destacar la actitud de la gente que lo apoyó en todo momento desde su regreso. “Quiero felicitar a todos los que nos han dado buena energía. Lanús es barrio, es la gente que uno quiere. Quiero agradecer a toda la gente de Lanús por acercarse a alentar. Lanús es esto, estar en lo más alto del continente o el sufrimiento”.

LOS NÚMEROS DE LUIS. Desde su regresó al Grana, el DT sumó 11 partidos de los cuales ganó tres, empató cuatro y perdió otros cuatro. Tras un mal comienzo, con tres derrotas al hilo, logró una regularidad que le permitió encontrar su equipo ideal y también los resultados. De los últimos ocho, perdió uno, ganó tres y empató cuatro. Se hizo fuerte en La Fortaleza ganando 3/4 y logró solidez defensiva: apenas le marcaron cinco goles.

“UNA RECOMPENSA AL TRABAJO Y SACRIFICIO”

Así recibió Sebastián Ribas sus dos goles que le dieron un valioso triunfo 2-1 al Granate sobre Talleres, tras estar en desventaja, para cerrar un año difícil con una sonrisa. “Estoy muy contento y agradecido a toda la directiva de Lanús, al Kely (Carboni) que me trajo y también a Luis (Zubeldía), desde que llegó me dio mucha confianza”, retribuyó el Vikingo, que redondeó su primer semestre con cinco tantos en la Superliga.

En el último partido del semestre, Sebastián Ribas tuvo su noche soñada en Lanús. Muy criticado por su bajo rendimiento, el delantero uruguayo pagó con un doblete frente a Talleres para que el Grana pase del 0-1 al 2-1 en La Fortaleza.

“Nos vamos muy contentos con esta victoria, que queríamos mucho para cerrar un año difícil que tuvo Lanús. Esto no hace más que reafirmar el buen trabajo que venimos haciendo hace un tiempo”, destacó el Vikingo, elegido la figura del encuentro por la transmisión oficial de TNT Sports. “Ahora a descansar unos días para desconectar un poco y después seguir enfocados porque queda mucho y hay que dejar a Lanús donde tiene que estar”, agregó.

“De repente este momento ameritaba ir a la lucha y otro tipo de juego para mí. Que la recompensa a ese trabajo y sacrificio venga con dos goles, da gusto”.

Al momento de hacer una evaluación de su primer semestre con la casaca granate, Ribas mencionó a todos aquellos que lo bancaron para salir adelante. “Estoy muy contento y agradecido a toda la directiva de Lanús, al Kely (Carboni) que me trajo y también a Luis (Zubeldía), desde que llegó me dio mucha confianza. Y a toda la gente por el cariño y el apoyo permanente”, concluyó.

BAUTISMO FELIZ

En un vestuario jocoso tras la victoria 2-1 sobre Talleres, al Laucha Acosta y Marcelo Herrera les tocó hacerles el corte de pelo de rigor a Pedro De La Vega, José Luis Sinisterra y Matías Donato, los nuevos que todavía no hicieron pretemporada y llegaron al primer equipo con el torneo empezado. ¡Mirá cómo quedaron!

Un divertido momento se vivió este sábado en un vestuario festivo de Lanús tras la victoria sobre Talleres por la Superliga, para cerrar el año con una sonrisa.

Pedro de la Vega y José Luis Sinisterra se sumaron al primer equipo a mediados del torneo y, como no hicieron la pretemporada, no tuvieron en su momento la bienvenida de rigor, algo que le fue encomendado a Lautaro Acosta, con complicidad de Marcelo Herrera. También arremetieron contra Matías Donato, juvenil de 19 años que tuvo su primera vez en el banco pero no le tocó ingresar.

Cortadora de pelo en mano, el Laucha hizo su trabajo… sin piedad. Y así lo transmitió en vivo en su cuenta de Instagram. Mirá cómo quedaron sus inocentes “víctimas”.

https://twitter.com/fortalezagrana/status/1071582838900838401?s=19

TE GANA DE ARIBAS

Lanús terminó el año con una sonrisa al darle vuelta el partido a Talleres en la Fortaleza. Dos cabezazos de Sebastián Ribas revirtieron la desventaja inicial por el gol de Nahuel Bustos. El Granate cierra un 2018 complicado con signos claros de mejoría y buenas expectativas para lo que viene.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

Apenas iban 12 minutos del primer tiempo cuando Ramírez filtró un pase entre los centrales y dejó mano a mano a Nahuel Bustos. El delantero no dudó, y tras una mejor definición, puso arriba a Talleres en el marcador. Sí, la mano arrancaba complicada porque Lanús no se despertaba, no cambiaba el chip y Luis Zubeldía se volvía loco dando indicaciones. Algunos remates de media distancia y malas decisiones en los últimos metros parecían las únicas armas disponibles para llegar al arco del conjunto cordobés.

Sin embargo, a los 26’ las cosas iban a empezar a mejorar. De un centro preciso desde la derecha de Di Plácido llegaba el empate. Sebastián Ribas, de cabeza, mandaba la pelota junto al palo izquierdo de Herrera y estampaba el 1 a 1. El equipo mostraba signos de recuperación en todo sentido, ya sea en la presión y también en la generación del juego de la mano de Lodico y sobre todo de Quignón. La más clara, entre otras, fue la de Lautaro Acosta, quien definió ancho de zurda ante la salida del arquero de la T.

Por su parte, la visita también contó con una para irse en ventaja nuevamente con una habilitación de Ramírez que Juárez culminó con un derechazo al medio que salvó Ibañez.

En el complemento, de entraba iba a llegar el segundo tanto para el Granate como para el uruguayo Ribas. De un tiro de esquina bien ejecutado de Pasquini desde la derecha, y un anticipo de Torsiglieri en el primer palo, el delantero entró en soledad por el medio para nuevamente de cabeza adelantar ahora al conjunto dueño de casa. Sin haber hecho mucho más que Talleres, Lanús había conseguido la eficacia que tanto le costó en el campeonato para poder dar vuelta la historia.

Con el correr de los minutos, los cordobés iban a tener un par de ocasiones para empatar, pero Matías Ibañez iba a ser el encargado en dos oportunidades claras para evitarlo. De contra, De La Vega y sobre todo Acosta en el final, pudieron haber estirado el resultado pero ninguno definió de forma certera como para conseguirlo.

Con esta victoria, el equipo de Zubeldía no sólo pudo salir del fondo de la tabla de posiciones definitivamente (saltó al puesto 19º), sino que logró terminar el año de la mejor manera. Algunos números lo dejan en claro: de los últimos ocho partidos, perdió apenas uno y sin merecerlo (ante Huracán). Además, le marcaron apenas cinco tantos (en tres de ellos mantuvo el arco en cero) y de los últimos cuatro encuentros en La Fortaleza pudo ganar tres. La deuda pendiente sigue siendo poder conseguir tres puntos fuera de casa, pero eso será tarea para cuando se reanude la Superliga en 2019.