“HAY QUE LEVANTAR CABEZA”

Tras el partido ante Huracán, José Luis Sinisterra contó las sensaciones que le dejó una nueva caida de su equipo y habló sobre la posibilidad de arrancar entre los titulares frente a Banfield: “Hay que estar tranquilos e ir aprendiendo poco a poco. Cada vez que me den la oportunidad de sumar minutos hay que tratar de aprovecharlos, ser contundente y eficaz para el equipo”, expresó el colombiano.

Una historia más que repetida se volvió a vivir este día lunes en el estadio de Lanús. El Granate hizo los méritos para conseguir los tres puntos frente al Globo pero nuevamente, tras un buen primer tiempo, el equipo sufrió un duro golpe producto del gol en contra convertido por el juvenil Thaller y a partir de ese momento no pudo ni supo cómo remontar el marcador.

Tras la derrota, la joyita colombiana José Luis Sinisterra habló con el Show de Lanús (AM 1570) y destacó la mala suerte que está teniendo el equipo, el cual terminó pagando caro la falta de contundencia en la parte ofensiva: “Fue una situación bastante complicada que nos sorprendieran con un gol que no se merecían. Desafortunadamente, así es el fútbol. Sin embargo, lo tratamos de levantar pero no se dió”.

A pesar de haberse convertido en el principal hombre de recambio para Luis Zubeldía, el colombiano lamenta que el equipo no haya podido hacerse de una valiosa victoria que le permita a Lanús alejar cualquier inquietud con relación a la tabla de promedios y llegar de la mejor forma al encuentro frente a Banfield: “La prioridad era que los tres puntos se queden en casa. Ahora hay que levantar cabeza. Hay que trabajar esta semana y mentalizarnos para el partido del domingo que es muy importante para nosotros”.

De a poco el volante ofensivo va ganando terreno en el plantel del Grana, ingresando en la segunda mitad en los últimos cuatro partidos por la Superliga y convirtiendo un importante gol sobre el final en la victoria ante Patronato.

Ante la proximidad del clásico del Sur el próximo fin de semana, Sinisterra se ilusiona con poder ser parte del once inicial que salga en búsqueda de la gloria frente al eterno rival. Sin embargo, el colombiano es cauteloso y sabe que para ocupar un lugar entre los titulares debe ganarse el puesto por medio de buenas actuaciones: “Hay que estar tranquilos e ir aprendiendo poco a poco. Cada vez que me den la oportunidad de sumar minutos hay que tratar de aprovecharlos, ser contundente y eficaz para el equipo”.

“EL GOL NOS MATÓ”

Para Facundo Quignon, fue letal el tanto que marcó Huracán y que terminó decretando la derrota por la mínima en la Fortaleza. “No lo esperábamos. Lamentablemente nos quedamos sin sumar puntos en un partido muy raro. Muy pocas veces me pasó esto, que un rival te gane sin generar situaciones de gol”, argumentó el volante de 25 años, quien además agregó: “Fue notorio que fuimos superiores. Tuvimos el control de la pelota todo el partido. Sacando la del gol de ellos, creo que no tuvieron ni siquiera una aproximación a nuestro arco”.

Facundo Quignón, uno de los jugadores más regulares en la derrota ante Huracán, sacó sus conclusiones luego del 1 a 0 en contra, la cual catalogó como injusta. “Fue notorio que fuimos superiores. Tuvimos el control de la pelota todo el partido. Sacando la del gol de ellos, creo que no tuvieron ni siquiera una aproximación a nuestro arco. Estuvimos siempre bien parados, ganamos la segunda pelota… Nos faltó profundidad, pero llegamos y tuvimos nuestras chances”, remarcó el volante central, quien al mismo tiempo agregó: “El gol nos mató, no lo esperábamos. En caliente, digo que tanto esfuerzo no sirvió de nada”.

Por otro lado, el futbolista de 25 años de buen presente con el Granate, se mostró preocupado por el hecho de haber sido protagonistas y al final haberse quedado con las manos vacías. “El rival mostró sus armas. Nosotros nos sentimos cómodos manejando la pelota y atacando. Pusieron dos líneas de cuatro y sus delanteros también defendían. No había espacios, por eso tratamos de aprovechar las bandas o meter algún pase filtrado”, manifestó. Y cerró, indignado: “Por momentos lo hicimos bien. Después, por mérito del rival, el juego se trabó un poco y se hizo lento. Eso nos perjudicó. Lamentablemente nos quedamos sin sumar puntos en un partido muy raro. Muy pocas veces me pasó esto, que un rival te gane sin generar situaciones de gol”.

“NOS FALTAN RECURSOS PARA HACER GOLES”

Luis Zubeldía no ocultó su desazón tras la injusta derrota sufrida anoche ante Huracán, en La Fortaleza. “Los pasamos por arriba en muchos aspectos del juego, pero en lo más importante quedamos expuestos. Esto es frustrante”, sentenció el DT de Lanús. Por otro lado, destacó el apoyo recibido del hincha hacia él y sus jugadores: “La gente está siendo la figura de cada partido”.

 

Por: Carlos González

Una vez más -y como en gran parte del año-, Lanús se queda con las manos vacías en un partido que, en el campo de juego, había sido dominador. Una vez más, la bronca por no haber podido sumar cuando el promedio aprieta se hace presente. Las caras pos partido hablan por sí solas. Pero esta derrota duele aún más teniendo en cuenta que el domingo se juega el clásico ante Banfield. Y no hay excusas.

“No pudimos sumar a pesar de que el equipo mereció mucho más. No sé si fue justo el resultado, pero se gana con goles y, a pesar de haber pateado una sola vez al arco -y en contra-, se llevan (por Huracán) un triunfo, y nosotros nos quedamos sin nada. Esto es frustrante”, fue el primer análisis de Luis Zubeldía en rueda de prensa. Asimismo, dejó en claro los puntos a mejorar para lo que viene: “Esta situación habla claramente de las limitaciones que tenemos para poder concretar ocasiones en el área rival y convertir. Hoy hicimos muchas cosas buenas, pero tampoco podemos echarle la culpa a la mala suerte”.

Continuando con el tópico, el DT del Granate remarcó las principales falencias de su equipo que derivaron en este resultado adverso: “Nos están faltando recursos para hacer goles. Los pasamos por arriba en muchos aspectos del juego, pero en lo más importante quedamos expuestos. Las veces que rematamos al arco, por una u otra cuestión no terminaron en gol. Tuvimos muchas pelotas paradas y eso tiene que ver con una consecuencia de haber dominado gran parte del partido”.

“La gente -los hinchas- están siendo la figura de cada partido”.

Por último, Zubeldía admitió que su cabeza ya está puesta en el próximo juego -en el que Lanús deberá visitar a Banfield-: “El clásico es un partido aparte. Hay que sostener lo bueno que viene haciendo el equipo y, también hacer una autocrítica porque no podemos hacer este partido y terminar con nada. No sólo de acá a diciembre sino que después hay que sumar muchos puntos”.

DESINFLADO

Lanús retrocedió varios casilleros y luego de tres partidos sin derrotas, cayó en la Fortaleza 1 a 0 ante un Huracán que no propuso nada. Para colmo, el gol del Globo lo metió Nicolás Thaller, en su propia puerta. Si bien el equipo de Zubeldía fue mucho más que su rival, pecó nuevamente a la hora de meterla desperdiciando varias chances de gol. De esta manera, sigue estancado en el fondo de la tabla de posiciones y lo peor de todo, llega caído anímicamente al clásico del domingo en Banfield frente al Taladro.

 

Por: Nicolás Gómez Cortés

No importan las buenas intenciones en el fútbol. Por más posesión del balón que tengas, o que llegues con o sin claridad al arco rival durante los 90 minutos, si te descuidas en una oportunidad la podes ir a buscar adentro. Y si no tenes ideas claras ni fuerza mental para evitar la presión por perder de nuevo, por más gente que metas en ofensiva, los caminos se van cerrando con el correr de los minutos. Y el resultado, lamentablemente, termina siendo el de siempre. Bah, el de ahora. Al que se acostumbró este Lanús, que hizo el desgaste pero se quedó con las manos vacías.

Más allá de haber hecho una buena primera parte, con actuaciones aceptables y meter en su propio campo a Huracán, el último pase le cuesta horrores al conjunto de Luis Zubeldía. Cuando llega al barde del área, se queda sin restos o sin ideas claras. El remate de media distancia no es su fuerte, por más que intentó en varias ocasiones (Acosta tuvo la más clara), el centro en la búsqueda de un Ribas que poco inquietó fue la opción uno, dos y tres en cada ataque o aproximación Granate.

El Globo entró perdido al campo de juego desde el vamos, estuvo impreciso y fuera de tiempo cada vez que quiso jugar. Se vio superado y su técnico -Gustavo Alfaro- muy nervioso por lo que proponían sus jugadores. Sin embargo, así y todo, se fue al descanso sin recibir goles en contra, toda una noticia por lo visto en esos 45 minutos en donde no tuvo siquiera una oportunidad para generar peligro en el arco de Matías Ibañez.

Pero todo se vino a pique y se complicó por demás cuando a los tres minutos de comenzada la segunda parte. Norberto Briasco realizó una buena maniobra personal por la banda derecha, desborde y centro atrás para que alguien solamente tenga que empujar la pelota al fondo del arco Granate. Lamentablemente, no fue ningún compañero suyo el que lo hizo, sino un defensor Granate: Nicolás Thaller. Por más esfuerzo de Ibañez, el balón se coló junto al palo y terminó en gol en contra.

El Globo, sin nada, se ponía en ventaja la cual iba a terminar siendo definitiva. Un tiempo entero no le alcanzó a Lanús para poder dar vuelta la historia. Ni Sinisterra ni De La Vega, ingresados en el último cuarto, pudieron levantar a un equipo hundido, o mejor dicho desinflado. Se viene el Clásico, y la gente pidió a los cuatro vientos ganar. No importa cómo. Sólo ganar sirve en este momento tan delicado.