Y PARA COLMO DE MALES…

Salió la dura sanción de parte de la Conmebol para Lautaro Acosta, a quien le dieron cinco fechas de suspensión por haber sido expulsado ante Atlético Mineiro por la Recopa. Cumplida una de ellas en el encuentro por la Suruga, al Laucha recién se lo podría ver en la Sudamericana si Lanús accede a las semifinales. Ah, a Gustavo Barros Schelotto le otorgaron el mismo castigo. 

dsgdf

Si bien se veía venir, no era el día adecuado para que se de a conocer. Cualquiera se puede equivocar, claro está, pero un error así no puede volver a repetir. Pasó con Silva en la Libertadores, como así también con Marchesín en la misma competencia. En momentos claves, se les salió la cadena y después lo sufrieron desde afuera. La Conmebol no perdona, y esta es una prueba más. En la jornada de este triste miércoles post derrota con el Kashiwa, salió la sanción contra Lautaro Acosta luego de ser expulsado ante el Mineiro por la Final de la Recopa. ¿El saldo? Cinco fechas afuera, al igual que Gustavo Barros Schelotto a quien echaron por reiteradas expresiones en contra del árbitro uruguayo Silvera quien no tuvo piedad en el informe que presentó una vez finalizado el partido el último 24 de julio. Si bien todavía existe la remota chance de que los dirigentes apelen a este fallo, de no surgir ningún imprevisto, el Laucha recién podrá reaparecer en el hipotético caso de que el Granate pase los Octavos y Cuartos de Final de la Sudamericana (una de las cinco fechas la cumplió ante el Kashiwa).

EL INFORME DE LA CONMEBOL

conmebol

AHORA, EL TORNEO

Después de un arranque de semestre para el olvido, el Granate tiene revancha el próximo miércoles en el ámbito local. El debut será a las 18 ante Belgrano en la Fortaleza, con arbitraje de Silvio Trucco. Luego visitará el lunes 18 desde las 20.30 a Atlético Rafaela. La maratón de cinco fechas en apenas 18 días continúa con tres partidos en una semana: domingo 24 contra Estudiantes en Arias y Guidi, jueves 28 frente a Vélez en Liniers y domingo 31 ante Olimpo, otra vez de local.

silva gol a belgrano

Tras la derrota ante Kashiwa Reysol por la Suruga Bank, el plantel de Lanús ya emprendió el regreso desde Japón, nuevamente con escalas en Dubai y Río de Janeiro. El arribo a Ezeiza está previsto para el viernes a las 19:45.

FECHA 1

Viernes 8 de agosto
18.00– Godoy Cruz-Banfield, árbitro: Patricio Loustau.
20.30– Rosario Central-Quilmes, árbitro: Andrés Merlos.

Sábado 9 de agosto
20.30– Defensa y Justicia-Racing Club, árbitro: Diego Abal.

Domingo 10 de agosto
15.15– Independiente-Atlético de Rafaela, árbitro: Saúl Laverni.
18.30– Boca Juniors-Newell’s Old Boys, árbitro: Federico Beligoy.
21.30– Gimnasia y Esgrima La Plata-River Plate, árbitro: Néstor Pitana.

Lunes 11 de agosto
18.00– Arsenal-Estudiantes de La Plata, árbitro: Darío Herrera.
20.30– Tigre-Vélez Sarsfield, árbitro: Diego Ceballos.

Miércoles 13 de agosto
18.00– Lanús-Belgrano de Córdoba, árbitro: Silvio Trucco.

Postergado
San Lorenzo-Olimpo de Bahía Blanca, árbitro: Fernando Echenique.

rafaela 2 lanus 1 araujo

FECHA 2

Viernes 15 de agosto
20.30– Newell’s Old Boys-Gimnasia y Esgrima La Plata.

Sábado 16 de agosto
15.00– Olimpo de Bahía Blanca-Tigre.
16.15– Banfield-Defensa y Justicia.
17.15– Vélez Sarsfield-Arsenal.
20.30– Estudiantes de La Plata-Independiente.

Domingo 17 de agosto
15.15– Racing Club-San Lorenzo.
15.15– Quilmes-Godoy Cruz.
18.30– River Plate-Rosario Central.
21.30– Belgrano de Córdoba-Boca Juniors.

Lunes 18 de agosto
20.30– Atlético de Rafaela-Lanús.

estudiantes lanus

FECHA 3

Viernes 22 de agosto
Tigre-Racing Club.
Arsenal-Olimpo de Bahía Blanca.

Sábado 23 de agosto
Newell’s Old Boys-Belgrano.
Gimnasia y Esgrima La Plata-Rosario Central.
Independiente-Vélez Sarsfield.

Domingo 24 de agosto
Boca Juniors-Atlético de Rafaela.
Godoy Cruz-River Plate.
Defensa y Justicia-Quilmes.
San Lorenzo-Banfield.
Lanús-Estudiantes de La Plata.

velez 0 lanus 0 benitez

FECHA 4

Martes 26 de agosto
Belgrano-Gimnasia y Esgrima La Plata.
Olimpo de Bahía Blanca-Independiente.
Racing Club-Arsenal.

Miércoles 27 de agosto
River Plate-Defensa y Justicia.
Rosario Central-Godoy Cruz.
Atlético de Rafaela-Newell’s Old Boys.
Estudiantes de La Plata-Boca Juniors.

Jueves 28 de agosto
Vélez Sarsfield-Lanús.
Banfield-Tigre.
Quilmes-San Lorenzo.

lanus 3 olimpo 0 silva

FECHA 5

Sábado 30 de agosto
Newell’s Old Boys-Estudiantes de La Plata.
Gimnasia y Esgrima La Plata-Godoy Cruz.
Independiente-Racing Club.

Domingo 31 de agosto
Boca Juniors-Vélez Sarsfield.
Defensa y Justicia-Rosario Central.
San Lorenzo-River Plate.
Lanús-Olimpo de Bahía Blanca.

Lunes 1 de septiembre
Belgrano de Córdoba-Atlético de Rafaela.
Tigre-Quilmes.
Arsenal-Banfield.

¿MALA SUERTE O INGENUIDAD?

La agónica derrota en Japón se puede mirar con distintos ojos según qué aspecto se intente analizar. ¿Faltó fortuna para concretar las ocasiones de gol o el Granate pecó otra vez de inmadurez en jugadas que resultaron decisivas? Párrafo aparte para la triste imagen del final, un punto a corregir hace rato.

suruga salida de equipos

Otra final perdida. Otra chance desperdiciada. Siempre está ahí, cerca, con papeles dignos y volando cada vez más alto a nivel internacional. Pero le cuesta dar ese pasito al éxito, tan pequeño y grande a la vez. En esta ocasión, a Lanús se le escapó la Suruga Bank, una copa de ínfima trascendencia y ante un rival de menor jerarquía, que parecía ideal para sumar una nueva estrella en vísperas al Centenario. Aunque claro, los errores groseros se pagan caro acá y en cualquier parte del mundo.

¿Por dónde empezar? Es la gran pregunta. Con el diario del lunes (o del miércoles, en este caso), parece todo más fácil. Es evidente que el Granate sigue sufriendo la ausencia de un goleador. Salvo la arremetida que sirvió para dar vuelta el partido en el Mineirao, Silva no logra amigarse con el arco. De buen trabajo para pivotear y arrastrar marcas, el Tanque erró dos cabezazos limpios en la primera etapa y no le creyó a Romero en un centro atrás que dio por perdido antes de tiempo. El resto está en la misma sintonía, ya que volantes con llegada al gol como Ortiz y González también fallaron las suyas. Es una realidad que la suerte tampoco acompaña, como en el cabezazo de Braghieri al travesaño que, pese a rebotar en la espalda de Sugeno, no cobró la fuerza necesaria para traspasar la línea.

Las rachas son así. No hay con qué darle. Cuando venís torcido, las pocas o muchas fallas que tengas, colectivas e individuales, te llevan a sacar del medio. Eso le pasó a Lanús en la noche japonesa: pecó de inmadurez en el final de cada tiempo. Primero por un error grosero de Somoza, eje y figura del equipo, quien adelantó demasiado la pelota en un sector inapropiado y le sirvió la apertura del marcador a Takayama. Y luego Braghieri fue doblemente ingenuo al pifiar un rechazo e ir al piso con vehemencia para frenar a Kudo dentro del área, en tierras niponas y con un árbitro asiático. Después, la decisión del coreano de pitar un penal inexistente no encuentra justificativos válidos a la vista.

suruga gonzalez

Esta serie de situaciones abren espacio para el debate y el análisis en muchos otros. ¿Fue acertado el planteo táctico con casi cuatro mediocampistas de marca ante un rival inferior? ¿Estaba Romero en condiciones físicas y futbolísticas de ser titular? ¿Por qué no ingresó Junior Benítez para aportar algo de desequilibrio en ataque? ¿Para qué viajó Bella si ni siquiera fue al banco? Otros temas son más de fondo. ¿Era el momento de despenderse de dos centrales irremplazables como Goltz e Izquierdoz justo antes del semestre más importante de la historia? ¿Hay alguna explicación a tantos fallos arbitrales en contra durante el último tiempo?

La triste imagen del final, otra vez cargada de impotencia, merece un párrafo aparte. A nadie le gusta perder, está claro. Pero alguna vez hay que saber admitir la derrota. Ningún equipo termina con las manos vacías en cuatro partidos seguidos por culpas o errores ajenos. Un penal mal cobrado sobre la hora indigna, pero no es motivo suficiente para dañar el perfil de un club serio que no para de crecer. La actitud `patotera´ de González, el enojo de Silva, el poco profesionalismo de Araujo y Valdez Chamorro al empujar a un colega para que acelere su salida y otras conductas similares no suman. Por el contrario, restan seriedad y prestigio. Algo que Lanús se ganó en buena ley a través de los años.

ESA ESTRELLA ERA MI LUJO

Una nueva final, otra frustración. El Granate no pudo contra el Kashiwa y dejó pasar una chance inmejorable de poder agrandar sus vitrinas y sumar la cuarta estrella. Panorama complicado, comienzo para el olvido.

patrada

“¿Era todo?, pregunté”. Sí, lamentablemente fue el punto final de esta travesía en Japón. Distintos escenarios que inflan el pecho de orgullo. Que quizá eran difícil imaginar. Pero el mismo desenlace. Triste, con gusto a nada. Jugando bien, mal o peor. ¿Qué más da? Como dice la historia, muy pocos recordarán a los segundos. Los trenes pasan y la realidad muestra que en este 2014 nos están pasando por delante a toda máquina. Tres de tres, cero negativo. Ni Recopa, ni Copa Argentina… Ni mucho menos Suruga. Nos quedamos con las manos vacías. Tampoco hubo Clausura, ni  Libertadores. ¿Quedará resto anímico para el torneo local y retener el título Sudamericano? A este ritmo, con estos rendimientos y condimentos resulta muy complicado mostrar una mueca de optimismo.

“Mordí el anzuelo, una vez más… Siempre un iluso”. Volvemos a la raíces. Nos acostumbramos a no dar ese último saltito que nos puede hacer mucho más grandes de lo que somos. Seguimos siendo el famoso “casi” que no te lleva a nada a la larga. Tal cual pasó en el 97, como así también en el Mineirao hace pocas semanas. Tanto hablamos de sumar estrellas que al final terminamos estrellados. El sueño de que este segundo semestre quedé guardado en la historia grande se volvió una pesadilla. Será el momento adecuado de replantearse maneras, formas, estrategias, actitudes, ganas… Todavía queda tiempo. Y como dicen Los Piojos, “Todo Pasa”. Dale, no llores. Levantate. Acordate del escudo, Granate. “Mi único héroe en este lío”.

ESE MALDITO DESPERTADOR

Lanús perdió una nueva final, la segunda en el semestre luego de la sufrida en Belo Horizonte por la Recopa. Más allá de los merecimientos y las responsabilidades, hay situaciones que se repiten y sensaciones que no serán fáciles de olvidar.

53e224fd51097_565_319!

Algo anda mal, pero no me doy cuenta qué… Acabo de tener una pesadilla horrenda y cruel. Yo estaba de pie y en el comedor, tan pero tan cerca de la televisión que me reflejaba en la pantalla, polvorienta, con cara de preocupación. Veía cómo pasaban los minutos y cómo se esfumaban las posibilidades de sumar una nueva estrella. Era tan increíble que me da pudor narrarlo: Lanús perdía 2-1 contra el desconocido Kashiwa Reysol, campeón de la ignota J. League japonesa, en la final de la bizarra Suruga Bank. ¿Se imaginan qué papelón sería si le pasara eso a la Gran Bestia Sudamericana, al club de barrio más grande del mundo? Gracias a Dios, el despertador, ése que puse anoche por las dudas de que el cansancio me venciera, me va a salvar de este bochorno. Y no se lo voy a contar a nadie.

Pero la pesadilla continúa… Veo que a Melano le rebota una pelota y sale a centímetros del palo derecho del arquero nipón, a falta de nada para que el árbitro coreano (¿o japonés?) pite el final del partido. Era el empate heroico y a los penales. ¿Hasta en los sueños nos coquetea la mala suerte? Me doy la cabeza contra la pared y ahí empiezo a entender todo… me duele el testazo, se me pone la piel granate de la furia contenida. ¿Pero cómo? ¿No era que en los sueños no existía el dolor? ¡Patrañas! Me engañaron como a un nenito. ¿Qué es entonces esta pena que tengo clavada en el medio del pecho? Esto es dolor, sin dudas. Sigo de pie ante la TV, incrédulo. Me pellizco y le grito a mi vieja que me despierte. Tiene que ser eso: anoche me colgué escuchando música y el agobio me ganó. Ahora me vienen a llamar y me levanto para ver al Grana.

¡Dios me salve! Esto no es una pesadilla… O en realidad lo es, sí, pero la vivo lúcido. Bien despabilado. Es terrible lo que veo… A Silva se le sale la cadena y al Pulpo González lo expulsan por hacerse el guapo. Otra vez. Como al Laucha en Brasil hace un par de semanas. Como al tucumano Díaz contra Universitario de Perú en alguna Copa Libertadores. Como a Ruggeri contra Atlético Mineiro en la Conmebol de 97. Como a… bah, como siempre que se sufre un resbalón inesperado. Estas imágenes ya las vi. Son escenas repetidas que van y vienen por la cabeza. ¡Ya sé! No es una pesadilla, entonces es un déjà vu… Uno más. Qué tristeza. Estoy en trance. Despierto, pero groggy. Al borde del nocaut técnico.

Da bronca por la chance desperdiciada, en lo que tendría que ser “el semestre más importante de la historia de la institución”. Aunque igualmente lo será, más allá de los resultados. Pero causa malestar. Y uno se pone a pensar en los amigos que se endeudaron hasta las muelas para viajar a Japón (no en esos personajes que se mueven con la plata ajena). Se acuerda, también, de la mejor dupla de marcadores centrales de la casi centenaria vida de Lanús: Paolo Goltz-Carlos Izquierdoz. Repito: Goltz-Izquierdoz. No los olviden. Es fácil hablar con el diario del lunes y hacer leña del árbol caído. Los millones de dólares en la caja valen mucho y otra final perdida no tapará todo lo bueno que se hizo hasta acá, pero las estrellas que se bordan arriba del escudo más lindo del planeta se lucen mucho más que cualquier billete. ¿O no?

A todo esto… ¿a qué hora sonará este maldito despertador? Algo anda mal. Y no sé qué.

OTRA VEZ LA MISMA HISTORIA

El Granate cayó en tierras niponas por 2 a 1 ante Kashiwa Reysol en la final de la Suruga Bank y de esta manera dejó pasar una nueva chance de sumar la tan dichosa cuarta estrella. Takayama adelantó al local, mientras que Somoza lo igualó después de un desvío en Masushima. A un minuto del cierre, el árbitro local dio un penal inexistente y el brasilero Leandro coronó al equipo japonés. Diego González fue expulsado en un final que estuvo al borde del bochorno. 

kashiwa camp

El comienzo del partido no fue el esperado para Lanús. En líneas generales, y por más de haber jugado los primeros quince de manera aceptable, de a poco fueron apareciendo los viejos fantasmas de este arranque para el olvido del segundo semestre del 2014. Salvo algunas cositas de Ortiz, sumado al aporte de Somoza y las subidas interesantes de Velázquez por su banda, el resto era historia conocida. Apenas un cabezazo de Silva desviado al inicio, y otro apenas afuera sobre el cierre de esa misma etapa, fueron las principales cartas del Granate en ataque. Muy poco, demasiado para las expectativas de tan mencionada final. El local, con sus armas más débiles pero valederas, fue exponiendo su material con buena dinámica para hacer circular la pelota. Cambios de frente, firmes en defensa y movedizos para conseguir espacios a espaldas de los defensores del equipo del Mellizo. Otani sorprendió con un pase milimétrico a espaldas de Gómez para que Leandro de volea avise que el Kashiwa también quería su premio. Promediando el primer capítulo, con un Lanús cada vez más lejos de la perfección deseada por todos, el dueño de casa seguía insinuando peligro el cual lo iba a convertir a los 44. Somoza se confió en la salida, la perdió y a raíz de eso el Reysol logró ponerse en ventaja. Leandro dominó, hizo la pausa y abrió para el ingreso de Takayama quien definió de zurda de primera para poner el 1 a 0. El esfuerzo de Braghieri solo sirvió para desviar el balón y dejar sin chances al bueno de Marchesín.

somoza 1

El complemento fue distinto. Con un Lanús más parecido al de los últimos tiempos. Protagonista desde el primer minuto, con mayor ímpetu para salir a buscar el resultado, el conjunto de los Mellizos estuvo al pie del cañón. Ortiz comenzó a llegar con mayor frecuencia y tuvo dos oportunidades sin éxito. Silva aportó sacrificio para generar huecos, Romero parecía soltarse un poco más y los centrales eran claves en las pelotas paradas. De hecho, entre Gómez y Braghieri cerca estuvieron del empate de no ser por la buena intervención de Sugeno primero y la ayudita del travesaño al instante. Eso, hasta que a los 14 se dio lo que se veía venir. Somoza levantó la cabeza, vio espacio y se animó de muy lejos. El desvío en Masushima fue clave para cambiar el destino del balón y concretar el 1 a 1. Parecía, una vez más, que el panorama era más Granate que nunca. Las arremetidas del Chino antes de ser reemplazado por Melano, o la insistencia del Tanque eran indicios de que la victoria estaba cerca. Ojo, el Kashiwa no bajaba los brazos tampoco. De hecho, a los 31 tuvo la más clara tras un cabezazo de Kudo que Marchesín tapó abajo, a contrapierna, mostrando sus grandes cualidades. La igualdad persistía y la definición por penales era un hecho. Hasta que apareció una jugada clave para cambiar el destino del encuentro. Kudo ingresa al área por derecha luego de una pifia de Braghieri, y a la hora de definir se deja caer sobre la marca del propio defensor que en ningún momento cometió infracción. El árbitro ¡local! Pitó la falta, Leandro la transformó en gol y el Kashiwa pasó adelante 2 a 1. La desesperación final, la chance de Melano que no fue y la bronca reflejada en la expulsión de González no sirvieron para nada.

leandro penal

Síntesis del partido

Kashiwa Reysol (2): 21- Takanori Sugeno; 2- Masato Fujita, 4- Daisuke Suzuki, 5- Tatsuya Masushima, 22- Wataru Hashimoto; 17- Hiroki Akino, 28- Ryochi Kurizawa, 7- Hidekazu Otani (C), 13- Katoru Takayama; 11- Leandro y 9- Masato Kudo. DT: Nélson Baptista.

Suplentes:  1- Kazushige Kirihata, 3- Noaya Kondo, 23- Hirofumi Watanabe, 8- Kook-Young Han, 25- Yusuke Kobayashi, 26- Tetsuro Ota y 19- Ya Kimura.


Lanús (1):
 1- Agustín Marchesín; 4- Carlos Araujo, 14- Gustavo Gómez, 2- Diego Braghieri, 6- Maximiliano Velázquez (C); 5- Diego González, 15- Leandro Somoza, 22- Jorge Ortiz, 16- Víctor Ayala; 10- Silvio Romero y 9- Santiago Silva. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Suplentes: 12- Matías Ibáñez, 27- Matías Martínez, 3- Alejandro Silva, 21- Nicolás Pasquini, 11- Jorge Valdez Chamorro, 26- Lucas Melano y 23- Oscar Benítez.


Goles:
PT 44′ Takayama (KR); ST 14′ Somoza (L) y 44′ Leandro – p – (KR).

Amonestados: ST 37′ Araujo (L), 42′ Braghieri (L) y 49′ Leandro (KR).

Expulsado: ST 47′ Diego González (L).

Cambios: ST 11′ Jorge Valdez Chamorro por Víctor Ayala (L), 29′ Lucas Melano por Silvio Romero (L), 33′ Kobayashi por Otani (KR), 48′ Watanabe por Takayama (KR) y Nicolás Pasquini por Maximiliano Velázquez (L).

Árbitro: Kim Jong-Hyeok (Cor).
Asistente 1: Byoung Eun Yang (Cor).
Asistente 2: Kwangyeol Yoon (Cor).
Cuarto árbitro: Hiroyuki Kimura (Jap).

Estadio: Hitachi Kashiwa Stadium.

LA JUGADA POLÉMICA DEL FINAL

http://www.youtube.com/watch?v=orKz-gJaoqo

LA COPA QUE NO FUE

Lanús se quedó sin la Suruga Bank pese al interés que despertaba en sus hinchas, quienes le daban mucha importancia al título que otra vez permanece en Japón. Así lo reflejó el 80% de los votos en la encuesta que lanzó Fortaleza Granate en la previa al partido. Mirá los resultados.

suruga silva

-¿Qué importancia le das a la Suruga Bank?

Mucha (79%, 358 votos)
Poca (13%, 59 votos)
Es indiferente (8%, 35 votos)

Total: 452 votos


Responsables se buscan

¿A qué se debe el mal arranque de Lanús en el semestre? ¿Es por el planteo del cuerpo técnico, los errores individuales de algunos jugadores o los fallos arbitrales que una vez más perjudican al Granate? Votá en la nueva encuesta que aparece sobre el costado derecho de la pantalla.