PASOS DE GIGANTE

Brown de Adrogué hizo historia con un juvenil de Lanús como figura principal: el defensor Enzo Ortíz (a préstamo) jugó un partidazo en la victoria por penales ante Independiente, luego del 1-1 en en tiempo reglamentario, para meterse por primera vez en los 8vos de final de la Copa Argentina. El gol del Rojo lo convirtió otro ex Granate, Silvio Romero, quien también marcó el suyo en la definición. De la mano del gran Pablo Vicó, al Tricolor lo espera Central Córdoba de Santiago del Estero.

 

No fue una noche más la noche del lunes en La Fortaleza para Brown de Adrogué. Tampoco la fue para Independiente, amplio favorito para quedarse con la serie en la 16avos de final de la Copa Argentina. Sin embargo, una vez más, un equipo de los denominados “chicos” volvió a poner de rodillas a un grande, en esta competencia que cada vez resulta más pareja en cuanto al nivel futbolístico.

Con el defensor Enzo Ortíz (que fue cedido a préstamo en el mercado anterior) en el once inicial y de gran rendimiento, el Tricolor volvió a derrotar al Rojo, esta vez 4 a 3 por penales, tras el 1-1 en los 90′, para seguir su camino histórico en la Copa Argentina: por primera vez se ubica entre los mejores 16 de la competencia. ¿Y cómo le fue al juvenil de Lanús? Le tocó bailar con la más fea: fue el encargado de marcar -de gran manera- al experimentado Emmanuel Gigliotti, quien muchas veces se mostró fastidioso por el seguimiento del defensa.

Mientras que en el otro bando, el ex Lanús Silvio Romero también tuvo un partido destacado. El Chino fue el encargado de convertir el penal que le dio la ventaja parcial a Independiente. Y luego, en la definición desde los 12 pasos, también marcó el suyo.