OTRA VUELTA DE TUERCA

Fortaleza Granate

, NOTAS

Zubeldía hará malabares para llegar de la mejor manera al partido del domingo ante Racing, el puntero del campeonato. Sin demasiado tiempo para conocer a sus jugadores, lo inmediato es sacar resultados positivos para recuperar confianza, cambien la cara de un plantel bajoneado anímicamente y luego si trata de imponer una idea clara de lo que pretende. Habría cambio de esquema para buscar más solidez en el medio y que le lleguen con menos claridad. Las urgencias mandan…


Por:
Nicolás Gómez Cortés

El tiempo no le alcanza a Luis Zubeldía para trabajar con sus nuevos jugadores y llegar a pleno para el partido del domingo ante el puntero Racing, en la Fortaleza. Magia no podrá hacer, y no le quedará otra opción que afinar bien el lápiz a la hora de elegir a los once jugadores que salgan al campo de juego para tratar de sacar al equipo del fondo del pozo que cayó en este último tiempo.

Una semana de trabajo, solamente, para comenzar a sacar conclusiones, conocer un poco mejor a los suyos y definir qué camino elegir, semana a semana y partido a partido, resulta injusto a la hora de evaluar. Nada sencillo, pero esperado cuando definió pegar el regreso al club que él mismo resaltó como su casa. Lo inmediato, está claro, sacar puntos que ayuden en lo anímico y sean el trampolín para recuperar la confianza perdida. A raíz de eso, obtener rendimientos.

Fueron días que sirvieron, entre otras cosas, para recuperar a varios soldados que venían averiados (como Acosta y Ribas, especialmente), algo sin dudas fundamental. También, para ver Juveniles y que comiencen a entrenar con la Primera (tales son los casos de Esquivel y el colombiano Sinisterra, quien viene de meter varios goles en Reserva). Y sobre todo, para buscar variantes tanto en la conformación del equipo ideal como así también para decidir con qué esquema recibir a la Academia.


De confirmaciones a esta altura es difícil poder hablar, pero todo indicaría que fiel a su costumbre, el pampeano de 37 años utilizaría su sistema favorito: 4-4-2. Más compacto, menos dinámico y mejor plantado. Fortalecer el medio, conseguir que le lleguen menos al equipo y la defensa no sufra tanto el golpe por golpe. Algunas de las prioridades principales de este nuevo Lanús como así también ser efectivo en el arco (otra deuda pendiente).

Pasar la tormenta y ver como poco a poco Luis le va poniendo su sello al equipo será cuestión de tiempo. Prueba y error, pero con necesidades urgentes. Ganar, con el cuchillo entre los dientes para tomar aire. Y luego sí, estampar una idea concreta. Un estilo que vuelva a poner al club donde se lo merece. Otra vuelta de tiempo… Pero tiempo al tiempo.

Un comentario

  • Javier 12 / 09 / 2018

    El problema es que el inutil de Carboni armo un plantel para jugar de otra manera. Sobran delanteros y faltan volantes, sobre todo externos. Tampoco se reemplazo adecuadamente a Marcone, que era un pilar en el equipo y Maciel claramente no esta a su altura. Fue el peor DT de Lanus en los ultimos 30 años, nos arruino en todos los sentidos. Nos dejo afuera de todo, con un plantel mal armado y sin haber consolidado a un solo juvenil como titular…Su paso por el club fue nefasto.

Los comentarios están cerrados.