GUIDO, EL EMPERADOR

Situación insólita la de Guido Pizarro. De gran nivel en su primera temporada en el Sevilla, que lo adquirió en julio del 2017 por seis millones de dólares, pega la vuelta a Tigres, que paga casi 9 millones de euros para poder repatriarlo. De no creer… Lo cierto es que por dicha movida, el Grana suma U$S 500.000 por mecanismo de solidaridad. 

Guido Pizarro había conseguido alcanzar un sueño. Jugar nada menos que en la Liga Española, en uno de los equipos más importantes del país como es el Sevilla, que en julio del año pasado pagó los seis millones de dólares correspondientes a la clausula de salida para contar con sus servicios. Tuvo la posibilidad de jugar, y mucho. Fueron 44 partidos a lo largo de la temporada, incluyendo copas internacionales (15), copas locales (5) y encuentros de Liga (24). Además, se dio el lujo de marcar sus dos únicos goles ante rivales fuera de serie, como el Barcelona y el Liverpool. Por su alto rendimiento, tuvo su chance en la Selección Argentina y estuvo hasta último momento con posibilidades concretas de ir al Mundial. Sin embargo, algo le faltaba…

Un año más tarde de arribo al país europeo, ése algo se hizo realidad para el bueno del Conde. Tigres, el mismo equipo que lo había vendido en julio del 2017, realizó una maniobra insólita en el ámbito del fútbol y puso uno por uno los billetes arriba de la mesa para repatriarlo. Algo así como 8.4 millones de euros, ¿qué tal? Y colorín colorado, Guido vuelve a su segundo hogar, a pesar de ser pretendido por el Celta y Boca. Club al cual llegó procedente de Lanús en el 2013 y con el cual ahora firmó por cuatro años para iniciar su segunda etapa en el equipo; la primera la vivió del 2013 al 2017, lapso en el que ganó dos títulos de Liga MX, una Copa MX y un Campeón de Campeones.


“Es muy importante para mí, he aprendido mucho, me ha tocado jugar competencias importantes, personalmente no me he podido despegar de acá y me abrazo al sentimiento de querer volver y por eso estoy feliz de estar acá”, fueron las palabras del ídolo Felino, quien fue recibido con creces por la hinchada que incluso fue a recibirlo en gran número al Aeropuerto Mariano Escobedo de Monterrey. “Quería agradecer por el recibimiento que me dieron. Estoy feliz de estar acá con ustedes, esperemos juntos seguir logrando cosas”, resaltó el volante de 28 años. En total, con la camiseta de Tigres disputó 194 partidos y anotó 6 tantos.


Por dicha operación, uno que sale beneficiado nuevamente es Lanús ya que por el mecanismo de solidaridad (o más conocido como derechos de formación), cobrará una cifra cercana a los U$S 500.000.