“ME EMOCIONÉ POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA”

Lo dice Eduardo Salvio respecto del momento en el cual se enteró que estaría en la lista de jugadores que jugarían el Mundial. ” “Lo loco de estar acá es que a Brasil fui con mi mujer y amigos a ver el partido de Irán, cuando Leo metió el gol. Justo estábamos atrás del arco. Cuando dijeron a los 23 convocados fue un momento increíble”, afirmó el Toto, quien agregó: “Soy una de las personas más duras del mundo y no lloré ni cuando nacieron mis hijos, pero ahí sí…”.

Eduardo Salvio disfruta su momento. Sueña despierto en Rusia, junto al Seleccionado argentino a pocos días del debut mundialista ante Islandia del próximo sábado a las 10. “Lo loco de estar acá es que a Brasil fui con mi mujer y amigos a ver el partido de Irán, cuando Leo metió el gol. Justo estábamos atrás del arco. Era uno más porque cantaba como loco, me abrazaba con la gente. La mayoría no sabía ni quién era. Yo fui con todos los argentinos y había un ambiente increíble porque en cualquier bar te encontraban a la gente cantando. Ahora pienso que voy a estar ahí adentro y es muy loco”, contó el volante de 27 años en dialogo con TyC Sports. Además, el futbolista nacido futbolísticamente en Lanús – que aparece como una alternativa para ir desde el arranque en lugar de Gabriel Mercado – mencionó cómo fue el día que se enteró que jugaría el Mundial. “Cuando dijeron a los 23 convocados fue un momento increíble. Me emocioné por primera vez en mi vida. Soy una de las personas más duras del mundo y no lloré ni cuando nacieron mis hijos, pero ahí sí…”.Por otro lado, el Toto relató una historia muy particular de su infancia la cual hizo eco en todos lados. “Una vez mi madre se quedó durmiendo en una plaza con tal de verme al otro día, porque habíamos ido a jugar a Lobos con las inferiores de Lanús. Habíamos llegado a la final, pero era la semifinal un día y al otro día ya era la final. Mi madre no tenía para quedarse en un hotel, ella quería ir y yo le dije: ‘Directamente no vayas a la semifinal ni tampoco a la final’. Ella quiso ir, durmió en una plaza y encima había llovido”, recordó el hombre del Benfica de Portugal: “Son cosas que uno ahora se pone a pensar y dice: ‘qué loco todo”, y reconoce que “todo esto que estoy viviendo hoy es gracias al sacrificio que hizo mi madre, que hicimos toda mi familia y yo”.