UN CRUCE POCO COPADO

Bruno Russo

, NOTAS

El equipo colombiano de Teo Gutiérrez enfrentará a Lanús en la segunda fase de la Sudamericana. La ida, entre el 17 y el 19 de julio en la Fortaleza. La revancha, una semana más tarde en el calor infernal de Barranquilla, a 7.716 kilómetros de distancia. Si pasa, el equipo de Carboni irá con el ganador de San Pablo y Colón, también con definición de visitante.

Lanús ya conoce a su rival de la segunda fase de la Copa Sudamericana. Tras eliminar con un apretado global 5-4 a Sporting Cristal de Perú, el equipo de Carboni enfrentará a Atlético Junior de Colombia.

El equipo de Teófilo Gutiérrez, de breve paso por el Granate en la Libertadores 2012, viene de ser tercero en el grupo de Boca y es uno de los seis que se mudan de competencia internacional para el segundo semestre del año.

El partido de ida se jugará el 17, 18 o 19 de julio en la Fortaleza, mientras que el desquite será una semana más tarde (24, 25 o 26) con viaje largo de 7.716 kilómetros para Lanús en la calurosa ciudad de Barranquilla.

El ganador de esta llave (O13) se medirá luego con San Pablo de Brasil o Colón de Santa Fe (O4), por lo que también le tocará definir como visitante. Si se encadenan una serie de resultados, el Grana y Banfield podrían disputar el clásico del Sur recién en cuartos de final.

A TENER EN CUENTA

En el último Apertura colombiano (que tiene en la final al Atlético Nacional de Jorge Almirón y compañía), Junior terminó en el quinto puesto. Quedó afuera en Cuartos frente a Independiente Medellín. Con seis, Teo Gutiérrez acabó siendo su máximo goleador.

Desde 1986, Junior (así como la selección Colombia) hace las veces de local en el imponente estadio Metropolitano Roberto Meléndez, nombre que lleva en alusión a un histórico jugador del equipo y de la región. Tras las últimas reformas, su capacidad alcanza a 46.692 espectadores (datos de Martín Macchiavelo).