MANOS A LA OBRA, KELY

Antes de ser presentado por la dirigencia, Ezequiel Carboni comenzó a trabajar este miércoles con el plantel de Lanús en las canchas 4 y 5 del Polideportivo. Tareas regenerativas para los que jugaron ante Vèlez y dos ejercicios de fútbol reducido para el resto. Román Martínez, García Guerreño, Herrera y Braghieri entrenaron diferenciado.

Fiel a la apuesta a los proyectos deportivos, el Club Lanús inició otro proceso con la asunción de Ezequiel Carboni al mando del plantel profesional.

Como puntapié inicial, el cuerpo técnico compuesto por profesionales de la cantera completó su primer entrenamiento el miércoles, a la mañana en el Polideportivo de Arias y Guidi.

La jornada se caracterizó por el trabajo en dos grupos, ya que los que actuaron como titulares ante Vélez Sarsfield llevaron a cabo tareas regenerativas, con trotes, flexibilidad y baños de contraste. Por otra parte, el resto de la plantilla comenzó la actividad con una entrada en calor general, que incluyó aeróbico y movilidad articular, a cargo de los preparadores físico Cristian López y Fabián Galucci.

En la continuidad de la práctica, Carboni dispuso de dos ejercicios de fútbol reducido, que se realizaron al unísono en dos sectores del campo. Por un lado se desarrolló un enfrentamiento de dos equipos de seis, con la implementación de un arco de medidas regulares y tres vallas pequeñas. Con distintas consignas se extendió durante tres bloques de seis minutos.

Asimismo, en la otra zona se ejecutó un duelo entre dos combinados de siete integrantes, en un terreno de tres cuartos de cancha, que persiguió como reglas convertir goles siempre al ras de piso, así como la consecución de diez pases seguidos valía una anotación. Y otro de los objetivos constó en la obligación de concretar un tanto con todo el equipo en campo ofensivo, para fomentar la suba de las líneas y la presión alta. Este ejercicio duró dieciocho minutos.

Respecto al parte médico, cuatro jugadores se movieron de manera diferenciada. El mediocampista Román Martínez presenta una distensión en el aductor izquierdo y se someterá a una ecografía para dilucidar el grado de la lesión. El zaguero Rolando García Guerreño arrastra una molestia en el isquiotibial derecho. El defensor Marcelo Herrera continúa con el esguince del tobillo izquierdo. Y por último, Diego Braghieri padece una sobrecarga muscular.

La tripulación de Ezequiel Carboni trabajará hasta el domingo, siempre en turno matutino, cuando después del entrenamiento quedará concentrado para el compromiso con Chacarita Juniors. En tanto que la plantilla dispondrá de licencia hasta el 3 de enero.

 

Fuente: Prensa Lanús